Hacía tiempo que no me tocaba trabajar directamente con infancia, casi tanto como trabajar unas colonias o campamento de verano. Este año me he quitado esas dos espinitas.

Desde que el pasado mayo decidiera dejar mi trabajo, mi verano tornó en volver al ocio y al tiempo libre, y volver a la que ha sido “casa” durante mucho tiempo, Mar De Niebla, y ahora, como hijo emancipado, vuelvo a pasar algunos días de vez en cuando.

En esta ocasión he vuelto al área de programas educativos, con infancia, y en concreto a las Colonias de verano “VeraGIM” para niños y niñas de entre 3 y 14 años.

20190714_124419
No hay verano, sin guerra de agua…

¿El centro de interés? Una escuela de talentos, para que cada participante pudiera descubrir el suyo. Podría contaros las maravillosas actividades que hemos hecho, las salidas y visitas, la cantidad de colaboraciones que han venido a sumar calidad a estas colonias…

Pero quiero resumir.

Lo más importante de estas colonias, lo puedo decir en frases cortas:

  • “Lo importante es el proceso educativo, adaptad la programación al grupo”

 

  • “Tratar de generar experiencias positivas y momentos felices que los niños y las niñas puedan recordar”

 

  • Hemos tenido material más que suficiente.

 

  • Se han respetado los ratios participante – monitor/a.

 

  • Ha habido monitorado y coordinación.

 

Como profesional y ferviente creyente de lo que hago, con esos pocos datos, ya ha sido uno de los mejores espacios para trabajar con infancia en los que haya participado.

Y aquí os dejo una foto de los y las culpables de haber estado tan contento, el pedazo de equipo educativo del VeraGIM (falta alguna persona que estaba de merecidas vacaciones)

69387658_10219615631357969_47960005713854464_n
Gran parte del equipo de monitorado del VeraGIM 2019

 

Ahora toca dar algunas formaciones sueltas y descansar, que “mi vuelta al cole” (allá para octubre) se presenta muy interesante, ya iré contando ;O)

Anuncios