Buscar

El caso Pablo

"La gente de esas ciudades, están dormidos. Todo el día en el trabajo, en casa, sonámbulos. Nosotros les despertamos"

Categoría

El Caso Pablo

Combatir conductas individuales nocivas

Esto de estar siempre metido en preparar formaciones, y últimamente en redactar contenidos me hace leer (y releer) un montón de libros que tengo por casa. La pena es que todo lo que leo es de “curro” (las vacaciones vendrán con cargadas de novela y cómic)

 

books-2596809_1280
Fuente: Pixabay

 

Y en uno de esos libros, en un capítulo sobre animar o dinamizar reuniones me he encontrado con esta fantástica tabla sobre conductas individuales nocivas. 

Aquí os la copio tal cual, por si tenéis que utilizarla en alguna reunión ;O)

 

Conductas a combatir

Esquema básico de actuación

Charlatanería excesiva, que se escapa del tema o lo desenfoca.

Actitud autosuficiente.

Limitar sus turnos, sin victimizar.

Hacer participar a otros.

No entrar en discusión.

Evasión ante conflictos o problemas

Señalar los inconvenientes de esta actitud.

Mostrarse comprensivo ante el temor.

Desdramatizar los riesgos del conflicto.

No participación: debido a intimidación, hostilidad, falta de motivación o falta de fe en las propias aportaciones.

Valorar las ideas.

Hacer subgrupos breves.

Tranquilizar, estimular.

Oposición sistemática, aunque se plantee con buena intención.

No atacar de frente.

Dejar que el discurso acabe enredándose y apoyarse en el grupo para aislarlo.

Ataques: agresión verbal dirigida contra persona  presentes o ausentes.

Ironía, chantaje emocional, amenazas, etc.

No atacar de frente si no es inevitable.

Defender a los agredidos con firmeza.

Mostrar serenidad.

Quitar miedos.

Boicotear aspectos formales (Orden del día, replantear lo ya aprobado, etc.)

Buscar la alianza del grupo, mostrando las ventajas del método.

No transigir.

Distraer al grupo con chistes y bromas continuas que dificultan la labor.

Extraer el lado positivo.

Usar también el humor.

Llegado el caso, aislar la conducta.

 

FuenteProgramas de Animación Sociocultural. Sarrate Capdevila, M.ª Luisa; Editorial: UNED.

Anuncios

Animador/a: Funciones y tareas

El trabajo del animador/a sociocultural ha sido estudiado por muy variados autores desde diferentes aspectos y puede hacer referencia, tanto a estudios de situación, de gestión o de asistencia técnica, como a la formación de las personas implicadas en este proceso o la acción comunitaria que desarrollan.

Los resultados de las investigaciones realizadas en Francia sobre el trabajo que desempeñan los animadores coinciden básicamente con las investigaciones realizadas en nuestro país.

Una de las más recientes es la llevada a cabo en la UNED por la doctora P. Lalana (1999) y que recoge de forma general las funciones y tareas que actualmente realizan los animadores en España.

 

20190519_103111
Aquí en función motivar y estimular

 

A continuación se describen las funciones y las principales tareas a realizar en cada una de ellas:

Función: Investigación social y cultural (hace referencia a estudios de situación, de población, y de contexto). 

  • Determinar los sectores existentes.
  • Analizar y formular las nuevas expectativas, motivos e inquietudes .
  • Descubrir y satisfacer necesidades.

 

Función: Estimular y motivar. (procesos dinámicos, socioculturales, personales y grupales).

  • Fomentar iniciativas socioculturales.
  • Motivar la confianza en la acción social.
  • Repartir liderazgo.
  • Ofrecer a todos igualdad de oportunidades.

 

Función: Catalizar procesos de dinamización.

  • Desarrollar la creatividad.
  • Proporcionar medios e instrumentos para la planificación y promoción de actividades.

 

Función: Relaciones intragrupo.

  • Favorecer intercambio de ideas.
  • Tomar conciencia de las unidades de grupo.
  • Potenciar la participación / acción.

 

Función: Relaciones extragrupo e intergrupos.

  • Decidir colectivamente, colegiadamente.
  • Hacer que cada grupo asuma su responsabilidad.
  • Confiar en la capacidad del grupo.

 

Función: Programación.

  • Presentar proyectos.
  • Priorizar objetivos a partir de las necesidades.
  • Integrar los recursos del medio en la programación.

 

Función: Organización.

  • Prever recursos.
  • Definir las áreas de intervención y el cambio de actuación.
  • Tomar decisiones.

 

Función: Gestión y administración.

  • Hablar con instituciones: Escuela. Universidad.
  • Conocer y solicitar información: legal, cultural, deportiva, lúdica, formativa.
  • Gestionar ayudas y subvenciones.

 

Función: Orientación y asistencia técnica.

  • Explicar las características y posibilidades de temas de trabajo.
  • Procesos de aprendizaje y autoaprendizaje.
  • Improvisar soluciones.
  • Facilitar intercambios asociaciones / administración.

 

Función: Expresión e información.

  • Estimular la comunicación y el dialogo.
  • Lograr la libre expresión de todo el grupo – Entrevistar.
  • Respetar ideas y criterios del grupo.

 

Función: Provisión de Servicios.

  • Inventariar recursos necesarios y disponibles.
  • Participar en centros culturales.
  • Determinar y conseguir infraestructura técnica para actividades.
  • Determinar la propaganda.

 

Función: Educación.

  • Convivencia.
  • Ocio y tiempo libre.
  • Apreciar la colaboración del otro.
  • Autoestima, autonomía personal.

 

Función: Coordinar.

  • Hacer seguimiento de lo dispuesto.
  • Articular los recursos.
  • Coordinar animadores /as.

 

Función: Promoción, producción.

  • Apoyar nuevas iniciativas.
  • Relacionarse con las autoridades en la materia.
  • Celebrar entrevistas.

Para trabajar en equipo

Aquí te dejo mis ideas de los factores necesarios para un buen trabajo en equipo:

 

20190426_122347

 

No hay que “usarlo” para todo

Obtener buenos resultados con el equipo de trabajo significa emplearlo para todo, según la necesidad o desempeño a realizar. No se necesitan 15 personas para organizar una compra, o una actividad.

Dosifiquemos dónde es necesario trabajar en equipo.

 

Entender que es un proceso

Empezar a trabajar como equipo es procurar que las personas entiendan la causa y proyección por la que está conformado el equipo, lo que implica estudiar, reflexionar, pensar, comentar sobre su labor y el objetivo del mismo. Esto llevará su tiempo y debemos respetar los tiempos de cada integrante.

Debemos tener paciencia

 

Comunicación

Comunicar es tener en cuenta la información que cualquier persona del equipo genera, la que en lo posible debe estar argumentada. La información importante no siempre es teórica; también lo son sentimientos, vivencias y emociones. Si no sabemos qué pasa a nuestro equipo, este puede desmoronarse.

Hablemos, compartamos momentos de café…

 

Confianza

Confiar es una situación delicada en las relaciones, dónde los hechos pesan más que las palabras. Si no tenemos confianza esto nos hará guardarnos opiniones, no fiarnos, y poco a poco iremos levantando muros entre las personas que conforman parte del equipo.

Poco a poco, con seguridad, pero confía

 

Apoyo 

El trabajo cuesta sacarlo, y toda ayuda se suele agradecer.

Echa una mano, joder

 

Diversidad

Valorar las diferencias entre las personas constituye una fortaleza dentro de las actividades del equipo de trabajo. La mayoría de innovaciones, soluciones y avances, se basan en las diferencias humanas al encontrar perspectivas diferentes y por lo tanto que pueden ser innovadoras. Claro está que algunas diferencias si no se controlan pueden perjudicar al equipo.

Respeta

 

En resumen, Fuenteovejuna, todos a una. La eficiencia del equipo está relacionada con el desarrollo de las actividades por el equipo y no por una persona en particular. Somos un “nos” no un “yo”

 

“-¿Quién mató al Comendador?

-Fuenteovejuna, Señor.

-¿Quién es Fuenteovejuna?

-Todo el pueblo, a una.”

Fuenteovejuna. Lope de Vega

 

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑