¿Y por qué no? Todo proceso indica un cambio de situación, ya que aunque no te lleve a tu meta, al menos te mueve de donde has estado.

img00052-20110103-1748

Un proceso de coaching hace más que eso. Fija un punto de partida, fija una meta, y ayuda a identificar TUS fortalezas para llegar a ella.

Vamos, que un proceso de coaching sirve para…

Tener una idea más exacta de qué tengo que hacer para conseguir tus objetivos.

Orientarse, dirigirte hacia la meta, manteniendo el rumbo y el ritmo.

Dar pequeños pasos en busca de la mejora continua.

Comprender que debemos aprender y adoptar nuevas estrategias para tener más dónde elegir.

Asumir el cambio, vivirlo y disfrutarlo.

Anuncios