Lo mínimo para que “funcione”

¿Por qué hay proyectos que lo petan y otros no? ¿Qué determina que una iniciativa salga adelante?

Pues esto me estaba preguntando yo esta mañana de sábado mientras me tomaba un segundo café y repasaba mentalmente las últimas semanas. En concreto, pensaba en lo bien que nos ha salido el I Sunset Candás que desde El Taller ASC organizamos para el Ayuntamiento de Carreño.

Pero no solo por este último proyecto surge esta entrada. En estos años pasando por diversos proyectos, actividades e iniciativas, he observado varios aspectos que si se dan, la “historia” funciona.

Cabe mencionar, que esto es una opinión propia, basada en mis experiencias como animador, no una verdad absoluta. Quizá puede hacerse funcionar ideas sin que se den todos estos aspectos o con otros diferentes.

 

20210903_172505

 

Esos aspectos que considero lo mínimo para que “funcione” cualquier iniciativa son:

Primero: Las personas, siempre. Un grupo promotor, gente con ganas que se une para “hacer cosas”, agentes clave de la comunidad, personas que ya están haciendo algo. Tiene que haber personas (y con ganas) para que surjan las iniciativas.

Segundo: Se ha tenido en cuenta la historia de la zona (proyectos similares, tradiciones culturales de la comunidad, su idioma o jerga, sus formas de expresión, etc.)

Tercero: Se ha contado con un espacio o punto de encuentro para desarrollar la idea.

Cuarto: Se ha contado un mínimo de recursos para empezar (cedidos, alquilados, subvencionados…

Quinto: La iniciativa ha surgido a raíz de las necesidades de la gente.

Sexto: Se ha comenzado por hacer un diagnóstico de la situación de la situación o análisis de la realidad (si no sabemos de qué punto partimos, cómo sabremos dónde queremos llegar)

Séptimo: Objetivos realistas. Después de ese análisis inicial, fijar prioridades.

Octavo: Apoyo comunitario. Para eso, por supuesto, hay que dárselo a conocer  a vecinos y vecinas.

Noveno: Apoyo institucional. Coordinación y comunicación con quien gobierne la zona. Tener

Décimo: Se fomenta la autonomía, la participación de cada persona. Se recuerda que el proyecto o iniciativa es un MEDIO, no un fin.

Decimoprimero: Se evalúa todo. La pertinencia, la eficiencia, la eficacia, las personas, los procesos. Todo (¿de qué otra manera podrá mejorarse si no?)

Habla...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s