Buscar

El caso Pablo

"La gente de esas ciudades, están dormidos. Todo el día en el trabajo, en casa, sonámbulos. Nosotros les despertamos"

Etiqueta

Animación Sociocultural

La Animación Sociocultural NO es neutra

Hoy quiero hablar de una parte crucial en nuestro quehacer como animadores/as. Más allá del proyecto que estemos desarrollando, hay un transfondo detrás de él. La ideología.

En concreto la dimensión ideológica. Esa que parece se pretende olvidar o invisibilizar, quizá porque sea de los más importantes de la ASC.

En otra entrada ya había hablado y dado referencias sobre las implicaciones políticas de la animación sociocultural.

 

20200709_215321

 

He estado releyendo apuntes y libros sobre este tema, que podría resumirse en los siguientes párrafos:

Un componente esencial de la Animación Sociocultural es la ideología (junto con sus otras dimensiones social, popular, participativa, técnica, transformadora)

Toda acción de Animación hay una opción ideológica, normalmente expresa o, muchas veces, tácita. Generalmente es una opción progresista, en el sentido de que la ASC ha surgido como un movimiento reivindicativo frente a pretendidos abusos inspirados en una ideología liberal o neoliberal.

En todo caso no tiene sentido una ASC neutra. Y cuando lo sea, será por constituir especialidades de Animación bastante lejanas de lo que hemos llamado ASC en un sentido propio y tradicional, es decir, socialmente comprometida.

Dice H. Ingberg (1979, p. 132) que «de hecho la ideología y los valores que subyacen a la formación se hallan estrechamente imbricados en las concepciones que se tiene de la Animación Sociocultural. Si ésta no es un concepto instrumental neutro, tampoco las iniciativas de formación de animadores podrán refugiarse en la neutralidad»

 

“La humanidad podrá desarrollarse a plenitud, cuando la sociedad logre su emancipación definitiva y permanezca armada con conciencia (ideología) para defenderse.”

Alex Pimentel

Reflexiones históricas sobre el Ocio

Algunas reflexiones de gente estudiosa e importante sobre el concepto del Ocio.

 

library-425730_1920
Imagen de Mystic Art Design en Pixabay 

 

“La felicidad perfecta consiste igualmente en el ocio. No nos privamos de los ocios más que para conseguirlos, y es para vivir en paz para lo que hacemos la guerra”

Aristóteles, Etica a Nicomaco, X,7, 1177b 4-6

 

“El hombre que trabaja se ocupa de si mismo con la mira puesta en algún fin que no está en su posesión, mientras que la felicidad, a la que se llega por el ocio, es un fin perfecto, que todos los hombres creen está acompañado de placer y no de dolor”

Aristóteles, Política, VIII, 3, 1338a 1-6

 

“Considerando la demanda a la cual responden estas artes mecánicas inferiores, el tiempo de los que a ellas se dedican no les deja ningún momento de ocio que puedan consagrar a la amistad o al estado”

Jenofonte, Económica, IV, 2

 

“El público no se divertirá mientras no esté en plena libertad de divertirse; porque entre rondas y patrullas, entre corchetes y soldados, entre varas y bayonetas, la libertad se amedrenta, y la tímida e inocente alegría huye y desaparece”

Jovellanos,1790, Memoria para el arreglo de la policía de los espectáculos y diversiones públicas, y sobre su origen en España

 

“Toda persona tiene derecho al descanso, al disfrute del tiempo libre, a una limitación razonable de la duración del trabajo y a vacaciones periódicas pagadas”

Art.24 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, de 10 de diciembre de 1948

 

“El tiempo libre es esencial para la civilización, y, en épocas pasadas, sólo el trabajo de los más hacia posible el tiempo libre de los menos. Y con la técnica moderna sería posible distribuir el ocio sin menoscabo para la civilización… En un mundo sensato, todos los implicados en la fabricación de alfileres pasarían a trabajar cuatro horas en lugar de ocho, y todo lo demás continuaría como antes. Pero en el mundo real esto se juzgaría desmoralizador. Los hombres aún trabajan ocho horas; hay demasiados alfileres; algunos patronos quiebran y, la mitad de los hombres anteriormente empleados son despedidos. Al final hay tanto tiempo libre como en el otro plan, pero la mitad de los hombres están absolutamente ociosos, mientras la otra mitad sigue trabajando demasiado. De este modo queda asegurado que el inevitable tiempo libre produzca miseria por todas partes, en lugar de ser una fuente de felicidad universal. ¿Puede imaginarse algo más insensato?”

Bertrand Russell,1935, Elogio de la ociosidad, Edhasa, Barcelona, 1989, p.14-15

 

“La ociosidad no consiste en no hacer nada, sino en hacer muchas de la cosas que no resultan aceptadas en los formularios dogmáticos de la clase dominante”

Stevenson, R.L. Apología de los ociosos y otras ociosidades, Laertes, Barcelona, pp.23

 

“(El ocio es) el conjunto de operaciones a las que el individuo puede dedicarse voluntariamente; sea para descansar o para divertirse, o para desarrollar su información o formación desinteresada, su voluntaria participación social o su libre capacidad creadora, cuando se ha liberado de su obligación profesionales, familiares y sociales”

Dumazedier, 1966

 

“Es la primera vez dentro de la historia de las sociedades tecnológicas que la duración media semanal de tiempo libre ha sobrepasándola del tiempo de trabajo, para la población masculina y femenina de más de 18 años”

Dumazedier, J., 1988, Revolution culturelle du temps libre, Meridiens Klincksieck

 

“El ocio, independientemente de la actividad concreta de que se trate, es una forma de utilizar el tiempo libre mediante una ocupación libremente elegida y realizada cuyo mismo desarrollo resulta satisfactorio o placentero para el individuo”

Jaume Trilla,1989, “Tiempo libre y educación infantil”, Enciclopedia práctica de la pedagogía, Planeta, Madrid

Acordarse de Santa Bárbara cuando truena y del Tiempo Libre cuando hay pandemia

Por fin hemos podido tener “encuentros en la tercera fase” y ahí me he podido tomar una caña con colegas, y de la profesión también.

Así que entre los “¿qué tal el confinamiento?” “¿cómo estás?” y demás preguntas de tiempo sin verte, nos pusimos a hablar del verano* y el curro en el ámbito del tiempo libre.

*Vale que vamos rumbo al verano, y todo el mundo se preocupa ahora por “los campamentos” (cómo si fuera lo único que sea hace en la educación en el tiempo libre. Que si, que molan, pero hay más vida después de las colonias o campas y por supuesto más allá del verano)

 

20190802_114155
Excursión en una colonia urbana. Verano 2019

 

Es verdad que los y las profesionales del ámbito nos preocupa cómo se podrá ejercer en esa “nueva normalidad” (concepto que por cierto mete miedo. ¿qué es normal?), de hecho yo mismo ya escribí sobre ello. Y bueno también de lo que nos va a hacer falta la animación sociocultural.

 

Pero os voy a contar un secreto, a quienes nos dedicamos a esto…

LA EDUCACIÓN EN EL TIEMPO LIBRE NOS PREOCUPA DE ANTES, AHORA Y SIEMPRE.

 

De las anécdotas que compartimos, y alguna reflexión posterior, he sacado el Top 10 de nuestras preocupaciones permanentes:

  1. No tener espacios apropiados para el desarrollo de la actividad
  2. Familias que lo ven como un aparcamiento para menores y se la pela el trasfondo educativo, o como un servicio en el que exigir pero no aportar
  3. No querer invertir en materiales adecuados para poder hacer nuestra labor
  4. LAS RATIOS (así en mayúsculas, esas que se suelen pasar por el forro)
  5. Programaciones incompletas o poco ajustadas a la realidad.
  6. Falta de información sobre participantes.
  7. Escasa o nula formación en materia de diversidad.
  8. Derivada de la anterior, falta de espacios inclusivos DE VERDAD, no guetos especializados
  9. Ser animador/a TASOC y no poder currar por no tener el título de monitor/a o director/a de tiempo libre.
  10. Legislación en materia de tiempo libre, infancia o juventud desfasada o que no recoge todo lo que se precisa del ámbito.

 

Hay algunas más, y ahora le sumamos el factor coronavirus…

Pero por favor, no hagamos lo que dice el título: Acordarse de Santa Bárbara cuando truena y del Tiempo Libre cuando hay pandemia.

El “taller” como recurso educativo

“Tengo que preparar un taller” “Hoy hay taller de…” “Aprendí a…. en un taller que hice en…”

 

Puede que “el taller” se uno de los recursos más manidos junto con las “dinámicas” que tenemos en el ámbito sociocultural. Es verdad que la palabra se utiliza mucho, pero no sé si siempre sabemos el trasfondo que tiene un “taller”.

No es un clase, esa diferencia ya la comenté hace años. Así que me he puesto a releer libros, y os traigo una aproximación a este recurso educativo.

 

20180530_091647
Taller de dinamización grupal realizado dentro de una formación de Tiempo Libre. 2018

 

Taller, en el lenguaje corriente, es el lugar donde se hace, se construye o se repara algo. Así, se habla de taller de mecánica, taller de carpintería (aunque la de mi abuelo era llamada “la chabola”), taller de reparación de electrodomésticos, etc.

Desde hace algunos años la práctica ha perfeccionado el concepto de taller extendiéndolo a la educación, y la idea de ser “un lugar donde varias personas trabajan cooperativamente para hacer o reparar algo, lugar donde se aprende haciendo junto con otros” esto dio motivo a la realización de experiencias innovadoras en la búsqueda de métodos activos en la enseñanza.

Mediante el taller, quien lo imparta y el grupo desafían en conjunto problemas específicos buscando también que el aprender a ser, el aprender a aprender y el aprender a hacer se den de manera integrada, como corresponde a una autentica educación o formación integral.

Saber – Saber Hacer: no es otra cosa que Acción fundamentada en el por qué, en la comprensión del mecanismo estructural productivo del objeto de conocimiento.

A través del taller el grupo, en un proceso gradual o por aproximaciones, van alcanzando la realidad y descubriendo los problemas que en ella se encuentran a través de la acción – reflexión inmediata o acción diferida.

El taller es una realidad compleja que si bien privilegia el aspecto del trabajo en terreno, complementando así los cursos teóricos, debe integrar en un solo esfuerzo tres instancias básicas:

  • Un servicio de terreno. Implica una respuesta profesional a las necesidades y demandas que surgen de la realidad en la cual se va a trabajar.
  • Un proceso pedagógico. Se centra en el desarrollo de la persona y se da como resultado de la vivencia que este tiene de su acción en terreno, formando parte de un equipo de trabajo, y de la implementación teórica de esta acción.
  • Una instancia teórico – práctica. Es la dimensión del taller que intenta superar la antigua separación entre la teoría y la práctica al interaccionar el conocimiento y la acción y así aproximarse al campo de la tecnología y de la acción fundamentada. Estas instancias requieren de la reflexión, del análisis de la acción, de la teoría y de la sistematización.

 

El taller es una modalidad pedagógica de “aprender haciendo” en este sentido el taller se apoya en principio de aprendizaje formulado por Frooebel en 1826: “Aprender una cosa viéndola y haciéndola es algo mucho más formador, cultivador, vigorizante que aprenderla simplemente por comunicación verbal de las ideas”.

El taller se organiza con un enfoque interdisciplinario y globalizador, donde quien lo imparte ya no enseña en el sentido tradicional; sino que es un asistente técnico que ayuda a aprender (que bonito esto último…).

El grupo aprende haciendo y sus respuestas o soluciones podrían ser en algunos casos, más válidas que las de la persona docente.

 

Para acabar, os dejo con los…

Objetivos generales de los talleres

  1. Promover y facilitar una educación integral e integrar simultáneamente en el proceso de aprendizaje el Aprender a aprender, el Hacer y el Ser.
  2. Realizar una tarea educativa y pedagógica integrada y concertada entre docentes, alumnos, instituciones y comunidad.
  3. Superar en la acción la dicotomía entre la formación teórica y la experiencia práctica.
  4. Superar el concepto de educación tradicional en el cual la persona ha sido un receptor pasivo, bancario, del conocimiento.
  5. Facilitar que las personas participantes en los talleres sean creadoras de su propio proceso de aprendizaje.
  6. Producir un proceso de transferencia de tecnología social.
  7. Hacer un acercamiento de contraste, validación y cooperación entre el saber científico y el saber popular.
  8. Aproximar comunidad – estudiante y comunidad – profesional.
  9. Desmitificar la ciencia y el científico, buscando la democratización de ambos.
  10. Desmitificar y desalienar la concienciación.
  11. Posibilitar la integración interdisciplinaria.
  12. Crear y orientar situaciones que impliquen ofrecer al alumno y a otros participantes la posibilidad de desarrollar actitudes reflexivas, objetivas, críticas y autocríticas.
  13. Promover la creación de espacios reales de comunicación, participación y autogestión en las entidades educativas y en la comunidad.

 

Bibliografía relacionada: Ander Egg. (1999). El taller: una alternativa de renovación pedagógica. Buenos Aires: Editorial Magisterio del Río de la Plata

¿Y del ocio y tiempo libre qué?

¿Podré llevar a mi hijo este verano al campamento? es el titular de una noticia que publica hoy el diario El País, que me han pasado en el grupo de whatsapp del Nodo Ibérico de la Red Iberoamericana de Animación Sociocultural del que formo parte.

La noticia (recomendable leer) habla sobre empresas que se verán afectadas por al incertidumbre de cara a la campaña de verano (colonias, campamentos, actividades al aire libre…) Y entiendo su preocupación. Formo parte de una entidad que promueve una Empresa de Inserción Social y que desarrolla proyectos comunitarios, y también nos preocupa nuestra supervivencia.

Pero creo que en el contexto actual regalo de este puto virus (si, es una mierda) nos ha regalado, hemos visto que podemos vivir sin un patrón de consumo como el que teníamos, lo que abre un nuevo panorama hacia esa “nueva normalidad”  de la que habla el gobierno. Esto incluye obviamente también al sector del ocio y tiempo libre educativo.

 

20190802_115734
Agosto 2019: Actividad de TL al aire libre

 

¿Ocio o negocio?

No veo mal que sea una actividad profesional y remunerada. Pero no a toda costa.

Que es un sector del que muchas empresas de servicios han hecho su negocio sin tener en cuenta los criterios culturales, sociales y educativos que marcan el ámbito de la educación en el tiempo libre, es algo que ya se habla desde hace tiempo. En este punto, os recomiendo leer el artículo de Victor Ventosa El auge de las actividades de tiempo libre: ¿ocio o negocio? que compartí hace 9 años.

 

¿Y hacia dónde vamos?

Más allá de si este verano se podrán hacer actividades de ocio y tiempo libre creo que debemos pensar CÓMO queremos que sean (siempre repito en mis formaciones de TL que no es tan importan “qué” si no “cómo”, ya es manía)

La educación en el tiempo libre del futuro, debe ceñirse a su pasado. Al menos a sus orígenes metodológicos y principios. En la entrada Qué es y qué no es Educación en el Tiempo Libre expongo lo que creo que debería ser la manera de desarrollarla (por cierto, en estos días está siendo muy comentada por un grupo de futuros monitores y monitoras os recomiendo leer los comentarios al final de la misma)

Al final de la misma lanzo una pregunta, que ahora mismo contesto. NO, no es educación en el tiempo libre todo lo que reluce.

Aprovechemos que nos toca reinventar cómo poder desarrollar nuestra acción para hacerlo bien. Intencionalidad educativa, gestión, adaptabilidad, que sea acorde a las necesidades sociales, y no solo a las de ahora, a las de cada momento.

Tenemos trabajo que hacer. Mucho.

Supongo que darles vueltas es deformación profesional y personal. Pero es que soy un friki de lo mío ;O)

 

* Ahhh y si al final se pueden desarrollar actividades de tiempo libre, a la hora de escoger un campamento aquí te dejo unos criterios para escoger hechos por mi. No porque tenga la verdad absoluta, pero si experiencia en el ámbito como monitor – animador.

Animación Sociocultural, nos va a hacer falta

Antes de entrar en materia, un poco de contexto.

Charles Delorme dice que la Animación Sociocultural ha existido siempre, vinculando sus orígenes al momento en que las personas se agrupan se produce  animación, pues organizan y desarrollan estrategias de intercambio y comunicación, al tiempo que determinados individuos se convierten en agentes facilitadores de las mismas.

 

chinatown-2262230_1920
Imagen de Adrian Malec en Pixabay 

 

Algo muy a tener en cuenta a la hora de identificar los factores que impulsan la aparición y posterior desarrollo de la Animación Sociocultural (como más o menos la conocemos hoy en día) son las características de la sociedad en la que surgió, la  postindustrial:

  • Transformación constante.
  • Surgen nuevas necesidades que requieren nuevas soluciones.
  • Los cambios son rápidos, frecuentes y amplios.

 

Distintos autores han recogido y analizado los elementos que configuran la sociedad moderna. En el siguiente cuadro se proporcionan algunos de los considerados especialmente significativos:

factoresorigenasc
FuenteProgramas de animación sociocultural. Sarrate Capdevila, María Luisa. UNED

 

Resumiendo un poco lo que he expuesto hasta ahora, la ASC surge cuando se unen las personas, y se afianza y se desarrolla en un momento histórico con unos indicadores socioculturales y económicos muy concretos…

 

Vale, soy el COVID19 y he llamado a tu puerta.

 

Ya había hablado en otra entrada que me preocupa e intriga cómo será el mundo después del COVID19. También he hablado mucho a mis amigos sobre las restricciones después de que se levante el Estado de Alarma y termine el confinamiento.

Se me agolpan muchas ideas en la cabeza (esta tendencia mía a divagar…)  pero no quiero dividirlas en tres factores, ya que todas tienen dimensión social, cultural o económica. Aquí van:

A nivel demográfico poco que decir, un alto número de muertes a nivel mundial. De nacimientos lo veremos en unos meses después del confinamiento.

La (para mi, mal llamada) distancia social, la física. Cómo se volverá a retomar la presencia en las calles, playas, parques. ¿Se pondrá aforo máximo?

Y respecto a la migración. Desde la escogida hasta la forzosa. ¿Vamos a dar un paso al frente y regularizar como nuestro vecino luso, o vamos a dejar a las personas en un limbo?

Hemos visto que el planeta se sana bastante con la reducción de vehículos, las paradas de las fábricas. ¿Encontraremos la manera de volver sin volver a joder el medioambiente?

Durante esta situación excepcional, todo lo que puede hacerse por vía telemática se está resolviendo. Pero, ¿y la gente que no puede / sabe qué? La brecha social existía, la brecha digital también, pero ahora es como la Fosa de las Marianas.

Se ha visto en este confinamiento que nuestro modelo de consumo (y nuestra paranoia, papel higiénico y levadura mediante) era, pues eso de consumo. Y mucho, más de lo necesario. ¿Adaptaremos nuestro patrón hacia la sostenibilidad o seguiremos comprando a tope?

Sistema Educativo. Da para una entrada completa. Pero va a tener que cambiar.

El empleo. Ese melón del que desde que tengo uso de razón ha sido un problema. Poco, mal pagado, inestable… ¿le sumamos ahora más escasez? puede que esto también afecte a lo del consumo…  habrá que priorizar en qué gastamos lo que tenemos.

Inversiones. En Sanidad, seguridad, productividad. Son muchos los frentes que debemos cubrir para desarrollar una vida lo más cotidiana post pandemia.

¿Vamos a tener que tender a un consumo o participación de cultura más individualista?

Respecto al tiempo libre y el ocio. ¿Será necesario readaptar las actividades? ¿menos personas participantes? ¿Espacios más amplios?

Formación. Una de mis pasiones. Ha salido un BOE, en el que la FPE tenderá a la teleformación. Y la conexión con otras personas, la de socializar, no la de enchufar un USB o la WIFI… Me cuesta pensar en hacer mi trabajo a través de una pantalla.

¿Le daremos valor a la cultura? Siguen apareciendo detractores de ella, incluso en el confinamiento. Supongo que esas personas que la critican se lo pasarán sin ver una peli o leer un libro.

 

Podría seguir, por cada una me salen tres preguntas más. Respuestas me salen más bien pocas. Alguna idea, mucha opinión pero ninguna certeza.

Lo poco que saco en claro de todas mis “pajas mentales” tiene que ver con el contexto que os daba al principio…

Estamos en un momento histórico de cambio, con muchos factores, vamos a necesitar unirnos y facilitar la transformación social.

 

En definitiva, que la Animación Sociocultural, nos va hacer falta ;O)

 

 

 

Formación en Animación Sociocultural en otros países

Mediante la formación en Animación Sociocultural, se garantiza la interiorización de los proyectos colectivos e individuales, y se asegura la cualificación de las iniciativas emprendidas.

Los y las profesionales actuales en ejercicio no presentan una homogeneidad en su formación inicial, su situación social y sus funciones. Por eso, su formación, es uno de los problemas más controvertidos

La ASC nació de acciones voluntarias e incluso militantes, que realizaban los individuos durante su tiempo libre y de forma económicamente desinteresada.

 

mundo
Imagen de Michael Gaida en Pixabay 

 

Formación en otros países

Francia

Es uno de los primeros países que institucionaliza la formación de animadores. En 1964, se abrió la primera Escuela de Animadores de Tiempo libre, posteriormente se institucionalizó en 1971 la formación profesional afianzándose así la formación de los animadores.

 

Reino Unido

La formación en ASC está dividida según se dirija a animadores de tiempo completo o de tiempo parcial. La formación de los animadores a tiempo completo es de nivel universitario.

 

Alemania

Los Centros de formación de animadores en la República Federal Alemana se encuentran regidos por un Pedagogo Social que sería el equivalente a nuestros animadores socioculturales. Para obtener el título de Pedagogo Social hace falta estudiar durante tres años en la Escuela Superior de Pedagogía. Son requisitos para entrar en estas Escuelas: tener el equivalente al COU en España, y realizar prácticas de pedagogía durante 6 meses en un Centro Juvenil o Centro de Reeducación.

 

Suiza

El desarrollo para la formación en ASC, se ha realizado de manera independiente en Suiza Romance y en Suiza Alemana. En Suiza Romande: La profesionalización del animador se consolida en la segunda mitad de los años 60.

En 1987 nace la “Coordinación de Escuelas Suizas de Animación Sociocultural” (CESASC).

 

Estados Unidos

Según Rothman, la ASC es el proceso por el que, aquellos miembros de una comunidad llegan a las decisiones de grupo y a tomar opciones para mejorar su status de vida, los animadores son los profesionales que ayudan a que estos cambios se produzcan. El éxito depende de una actitud cooperativa entre la ASC y el profesional, compartiendo información y trabajando juntos para el bien de la comunidad. También son llamados agentes de cambio, planificadores, personal de recursos, educadores, consejeros, especialistas en desarrollo comunitario, analistas, etc.

Uno de los primeros esfuerzos para establecer la enseñanza formal y organizada en ASD fue el Programa de estudios Comunitarios y Dinámicos de la Universidad de Eoham-Indiana.

Existen aproximadamente 48 instituciones y organizaciones que ofrecen 55 programas diferentes en los distintos Estados.

 

Formación en España

Según Viché, M. la formación de animadores en España tiene su origen en la escuela francesa.

La experiencia de la formación de animadores desarrollada en Francia por las corrientes católicas, laicas o por los movimientos de juventud, es recogida en España durante los años 70 por las Escuelas de Aire Libre (creadas por orden ministerial en el 76), dando origen a la formación de animadores socioculturales.

Las Instituciones Internacionales que más han influido también en el desarrollo de la formación de animadores ha sido la UNESCO, el Consejo de Europa, que a través del C.C.C. (Consejo de Cooperación Cultural) en los años 70-76, llevó a cabo un proyecto centrado en la ASC, contribuyendo a su conocimiento y difusión.

El Ministerio de Cultura ya habla de formación de animadores en 1978.

Entre los hechos destacables de la formación de animadores destacamos:

  • La aparición de IMAE en Barcelona y la Escuela ABAST en Cataluña.
  • Las actividades de formación desarrolladas por el colectivo EDEX en el País Vasco.
  • Las actividades del Centro de Cultura Popular o el CIAC en Madrid así como la creación de la Escuela de Animación y Educación Juvenil de la Comunidad de Madrid.
  • La creación de la Escuela de Animación Juvenil de la Comunidad de Murcia.
  • Iniciativas como las de las Diputaciones de Cádiz, Valladolid y Sevilla.
  • El Instituto de la Juventud.
  • La actividad del Grup Dissabte, y la creación de la Escuela de Animadores Juveniles de la Generalitat en Valencia.
  • La Subdirección General de Cooperación Cultural del Ministerio de Cultura, desarrollando programas en Centros Penitenciarios, Cuarteles, Centros de Enseñanza Media, etc.
  • Las actuaciones del Ministerio de Asuntos Sociales.
  • La UNED, con sus cuatro cursos de Matricula Abierta, que desde el año 1987, ha formado a miles de animadores. Y actualmente con sus cursos de Especialista Universitario en Animación Sociocultural y Experto Universitario en Animación Sociocultural.
  • Los estudios reglados de Técnicos/as Superiores en Animación Sociocultural de Actividades Socioculturales (TASOC), modificado el título en el año 2011 a Técnicos/as Superiores en Animación Sociocultural y Turística (TASOCT)
  • La Diplomatura, hoy en día Grado en Educación Social.

Todas estas acciones así como el trabajo de las Escuelas de Aire libre, reconvertidas en su mayoría como Escuelas de Animadores han propiciado la consolidación actual en la formación de animadores a la vez que plantea aquello que configurarán los programas de formación en los próximos años. Igualmente han contribuido a perfilar la figura del animador profesional, su capacitación y su función social.

La ASC en España admite diversos niveles técnicos de cualificación y formación: Universitario, popular y voluntariado.

 

Estudio Comparado de los Objetivos en la Formación del Animador

Los programas de los diversos países anteriormente descritos muestran una serie de líneas generales comunes en la mayor parte de ellos.

formasccomp

De todo lo expuesto anteriormente, podemos deducir, que el animador debe ser una persona cualificada, especializada, con conocimientos, experiencia y práctica contrastada.

 

Fuente: Programas de animación sociocultural. Sarrate Capdevila, María Luisa. UNED

Animanómada y cambio… adiós 2019

Como el año pasado por estar fechas, publico mi balance profesional de 2019. y si lo tengo que resumir en una palabra es… animanómada (lo que siempre he sido, soy y seré)

 

Comencé el año continuando como Animador Sociocultural del Programa de Acogida e Integración a Personas Solicitantes y Beneficiarias de Protección Internacional de Cruz Roja Asturiasy aunque es uno de los trabajos con los que más he disfrutado, de cara al verano opté por dejarlo y buscar nuevos frentes…

 

Así que me he pasado el período estival como monitor / coordinador en las Colonias de Infancia VeraGIM de Mar De Niebla. Dos meses fantásticos currando en un proyecto puro de educación en el tiempo libre.

 

Como siempre, animanómada ya os dije, antes de dejar mi empleo, durante y después he tenido varias colaboraciones:

 

La comunicación está claro que forma parte de mi vida profesional, y este 2019 ha habido mucha, colaborando con Habla Gijón en:

 

 

Siempre hay tiempo para echar una mano de forma voluntaria, y este año he colaborado en “casa” osea en Mar De Niebla, con las siguientes acciones:

 

 

  • Charla Habilidades de comunicación para participantes del Programa de Acompañamiento al Empleo.
  • Sesión risoterapia para el Joven Ocúpate.
  • Sesión de Tuppergame.

 

También he seguido colaborando con la Bolsa de Formación (BdF) del Consejo de la Juventud de España y la gente estupenda que la conforma.

 

  • Curso de oratoria y portavocía para AFS Intercultura.
  • Seminario de Gestión de la Participación en el ámbito socioeducativo en los Encuentros Internacionales de la Juventud de Cabueñes.
  • Facilitación de los Grupos de Trabajo.

 

 

¿Y para el año que viene? Pues estoy arrancando un nuevo proyecto, del que creo que tiene tanta importancia, que bien merece un entrada solo para él ;O)

 

En la parte personal ha habido muchos viajes, fiestas, remembers y risas, todas dignas de recuerdo y de privacidad…

 

IMG_20190609_181851

 

 

¡ ¡ ¡ FELIZ 2020 ! ! !

Objetivos desde la ASC para infancia y adolescencia

Ayer leía la siguiente noticia: “Permite que tu hijo se aburra. Deja de ser su animador sociocultural”.

Me gusta lo que dice en el artículo, pero cambiaría el perfil al que alude (el mío). Un animador/a de verdad empodera, da herramientas para que las personas (o comunidades) se autogestionen y tiende a desaparecer.

 

20190714_125704
Trabajando en el VeraGIM 2019

 

Comparto lo que dice en el artículo sobre la hiperpartenidad o hipermaternidad, lo de estar “muy encima” de la infancia. Hay que dejar espacio a los y las menores para que experimenten, tomen responsabilidades, crezcan, etc. Pero…

No comparto para nada que se asocie a esas familias helicóptero (sobrevolando sobre sus vástagos todo el rato) que eso se considere ser animador/a sociocultural.

 

Como creo que no debe haber queja sin propuesta, os dejo algunos objetivos de lo que un Animador/a Sociocultural persigue (por aquello de divulgar el perfil)

 

Objetivos dirigidos a la infancia y adolescencia

  • Promover la socialización de la infancia y adolescencia dentro de un contexto lúdico y creativo.
  • Iniciar la participación activa en la sociedad por medio de un ambiente democrático y lúdico
  • Potenciar la creatividad y la imaginación dentro de un entorno libre y democrático
  • Transmitir de forma implícita los valores humanos mediante actividades educativas y culturales llevadas a cabo en el centro de tiempo libre.
  • Promover las habilidades necesarias para una relación positiva
  • Crear un clima donde el niño/a se sienta aceptado, valorado e integrado.
  • Favorecer la autonomía personal desde la convivencia grupal
  • Detectar y atender problemáticas individuales o de grupo.
  • Observar y analizar comportamientos anómalos de los y las menores.
  • Derivar las problemáticas más graves a los profesionales pertinentes.
  • Intervenir atendiendo las pautas y orientaciones marcadas por los servicios y profesionales especializados.

 

Objetivos dirigidos a la familia

  • Sensibilizar a las familias de la importancia del tiempo libre en la educación de sus hijos e hijas y en su desarrollo evolutivos, psicológico y social.
  • Sensibilizar a las familias de la importancia de respetar la decisión de sus hijos/as a la hora de disfrutar de su ocio y tiempo libre.

 

Objetivos dirigidos a la comunidad

  • Ser un elemento dinamizador integrado en la vida del barrio.
  • Participar de forma activa en actividades que se realicen dentro del barrio, así como en la ciudad.
  • Dar a conocer la oferta de ocio y tiempo libre del barrio / comunidad.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑