La práctica de la Animación Sociocultural

Hoy lo que da la tónica cultura en nuestras sociedades, se deriva de la producción en masa de mensajes y símbolos que se elaboran desde un alto nivel y con medios incontrolables para la gente.

20211230_095313

Este hecho, por demás decisivo en la forma de configurar el modo de vivir, hemos querido ilustrarlo con el dibujo de Labus que tienes en la página anterior (bueno, en esta publicación)

Frente al consumismo cultural uniformizante y masificado,

  • que produce una cultura unidimensional y alienante;
  • que embota la conciencia apelando a los estímulos menos nobles de la estructura psicológica general;
  • que amodorra a los grupos sociales dominados, a quienes la sensación de vivir en una sociedad de masas les hace perder conciencia de vivir en una sociedad de clases.

La PRÁCTICA de la ANIMACIÓN SOCIOCULTURAL es una forma de lucha contra la pasividad y la homogenización producida por las industrias culturales;

  • contra el conformismo que afirman y reafirman;
  • contra el poder trivializador de los medios que disponen algunas de las expresiones de las industrias culturales;
  • contra la psicología de la cursilería que crean y desarrollan…

Amiga/o, que has leído este libro, si eres un animador (o quieres serlo) debes saber que lo que puedes hacer desde la práctica de la animación, es una respuesta pequeña y parcial…

  • pequeña y parcial respuesta de quienes no se resignan a pensar que nada puede cambiar
  • pequeña y parcial respuesta de quienes creen que algo se puede transformar y se juegan para que así suceda…

Que tú y yo seamos capaces de ese compromiso.

Final del libro Metodología y práctica de la Animación Sociocultural de Ezequiel Ander-Egg.

Tendencias de la Animación Sociocultural

No voy a hablar de los modelitos que llevamos las personas que hacemos ASC, ni las dinámicas de moda de cara a 2022; si no de las ideas, orientaciones o corrientes que surgen en la animación y dentro de las cuales encaja nuestra acción. No son excluyentes unas de otras, de hecho, las veo complementarias. 

Supongo que cada persona habrá desarrollado su acción más en una que en otras, bien sea por el trabajo en el que se ha desarrollado, o por sus gustos personales.

 

t-shirt-gecf5442b0_640

Imagen de analogicus en Pixabay 

 

Para hablar de ello, he recogido información de unos apuntes donde Ander-Egg y Sánchez Sánchez, A., recogen la clasificación de Mary Salas en relación a las tendencias de la animación sociocultural, y estas son:

 

La animación como extensión cultural

Objetivo: hacer llegar la cultura al mayor número posible de personas, movilizándolas a ellas y a grupos con el deseo de ofrecerles el acceso, uso y disfrute, al patrimonio cultural, herencia común de un pueblo.

El papel del animador o animadora va dirigido a despertar la sensibilidad y el gusto por la cultura, partiendo de las realidades cercanas al la persona. La importancia de intentar que estas participen activamente en su propia cultura, y en el disfrute de la misma, recae en conocer y comprender el por qué y el cómo ha de realizarse cada acto y qué fin se persigue.

 

La animación como promoción social y económica asociada a desarrollo comunitario.

Objetivo: dinamizar a un grupo o a una comunidad, provocar la toma de conciencia de ciertas necesidades básicas, no sólo de conocimiento, sino también de habilidades y destrezas con una dimensión práctica y utilitaria.

Esta animación se dirige por tanto, a la promoción social y económica estimulando a la adquisición de instrumentos útiles para desenvolverse en la sociedad en la que viven.

 

La animación como potenciación de actividades de expresión creadora

Muchas veces se confunde la animación con este tipo de actividades (teatro, pintura, música, danza, cerámica, marionetas, etc.). Es una de las tendencias más desarrolladas y las capas juveniles están más sensibilizadas con ésta.

Estas actividades favorecen:

  • las relaciones entre las personas
  • la creación de lugares de encuentro
  • el conocimiento mutuo
  • la manifestación libre de expansión creadora

 

La animación para el cambio social

Objetivo: la mejora de la sociedad y, por tanto, de un cambio en profundidad del modelo social, en el que todos tengan unos cauces de participación, incidiendo más en el cambio de las relaciones humanas primarias (la familia, el barrio, la empresa, las asociaciones).

Esta forma de animación se mueve entre:

  • la reflexión crítica, el desarrollo de la actitud y espíritu crítico, a través del conocimiento de la realidad.
  • la acción transformadora, con soluciones concretas, que se ve retrasada por la atención que exige el desarrollo del espíritu crítico.

La animación por tanto, se identifica aquí como la actuación crítica, libre y transformadora de la sociedad.

 

La animación para el cambio político y estructural

Referido a un cambio más global y profundo. Sin olvidar la reflexión crítica, aquí se trata de producir el cambio eficaz de las estructuras, prevaleciendo el compromiso para la acción, es decir, lo inmediato da paso a la construcción de un futuro diferente.

 

 

Yo tengo una predilección por una de estas tendencias, aunque creo que en mi desarrollo profesional, he pasado por todas… ¿y tú? ¿Cuál es tu tendencia? ;O)

Animación Sociocultural y emprendimiento («montar algo tuyo»)

Hacía tiempo que me apetecía escribir esta entrada, sobre «montar algo tuyo», currar de forma autónoma o emprender. Pero como suelo escribir de lo que experimento o controlo, me apetecía darme tiempo para tener una visión más amplia.

Ahora con un año y cuatro meses desde que «he montado algo» (bueno, hemos, ya que ha sido junto a mi hermano) y El Taller Animación Sociocultural es una realidad, aunque seguro que nos queda mucho por aprender, ya tengo algo que contar con vivencias propias.

Así que utilizando los pasos para elaborar un proyecto, voy a contaros como ha sido emprender, y montar una empresa en el ámbito de la ASC.

 

IMG_7515

¡Vamos a jugar(nosla)!

 

Previo a «montar algo», el análisis de la realidad

El ver (observar) – juzgar (reflexionar) –  actuar (ponerse a ello) es una estructura que utilizamos casi de manera automática mi hermano y yo. Así que de cara a arrancar una aventura propia, que menos que pasar ese filtro:

Ver:

  • Muchas empresas de ASC (o que dicen ser de)  / gestión educativa enormes que trabajan los proyectos como una cadena de montaje.
  • Por el contrario, empresas muy chulas de gente que conocemos, que mola lo que hacen y trabajan de lo suyo (por ejemplo: Blinca / Meca y eso)
  • Dos hermanos, con varios años de experiencia con ganas de trabajar de lo suyo y con ganas de aportar su visión de la ASC

Juzgar

  • Hay hueco para trabajar desde nuestra visión de la ASC (la transformación social) 
  • Momento personal – profesional para arriesgar y tratar de hacer realidad nuestra idea de empresa

Actuar:

  • Elaborar paso a paso («proyecto») y arrancar con ello.

Y después de analizar… El Proyecto con el que vas a «montar algo» (emprender)

Qué – Descripción

«Montar algo», la empresa. Toca definir estructura que vamos a utilizar. En nuestro caso una SLL. Para esto obviamente buscar orientación sobre formas jurídicas, asesoría y demás papeleo que hace falta para ponerse en marcha.

De paso también buscarle un nombre, para hacerlo más real… aquí llegó El Taller ASC.

 

Por qué -Fundamentación

Aquí es donde suele echarse la literatura, pero no voy a hacerlo. Por resumir, como se describe en la web del taller, es la mejor fundamentación que podemos presentar: Dos hermanos, de herencia industrial y obrera, con experiencia en el ámbito de la animación sociocultural con muchas ganas de currar de lo suyo, generando un espacio de trabajo agradable.

 

Para qué – Objetivos

  • Trabajar de lo nuestro y cómo creemos que es correcto
  • Fomentar nuestra visión de la animación sociocultural
  • Pagar facturas y comer (manías que tenemos)

Qué y cómo – Actividades (servicios) y metodología

Al «qué» servicios ofrecíamos llegamos a través de una lluvia de ideas de todo lo que sabíamos y podíamos hacer. Luego lo encajamos en las tres áreas de trabajo que actualmente tenemos en El Taller: Consultoría, formación – facilitación y ocio – tiempo libre.

Para la metodología, no nos complicamos mucho. La misma que se promueve desde la ASC. Nos sentimos cómodos con ella.

 

A quién – Colectivo al que nos dirigimos

Una vez definidos nuestros servicios, quedó claro que nuestro colectivo principal eran las Instituciones públicas y privadas. Por el momento, a las personas de manera particular, salvo acciones puntuales como algún curso, no teníamos servicios que ofrecer.

 

Dónde – Localización

Alla dónde se nos llame. Aunque el campamento base sería en Gijón, en nuestro barrio (La Calzada) dónde comenzamos en el pasado otras historias y además conocemos bien el entorno.

 

Cuándo – Temporalización

Arrancar en agosto de 2020 (si, en plena pandemia) con esperanza de prolongarlo muuuucho en el tiempo.

  • Cabe mencionar que teníamos 6 meses en base a nuestros recursos (ver adelante) para hacerlo funcionar.

Con qué – Recursos

Humanos:

  • Flick y Flack, Pinky y Cerebro o mi hermano Monchu y un servidor principalmente.
  • Agenda. Gente a la que hemos ido conociendo en estos años que sabemos cómo trabajan para que nos echaran una mano en lo que necesitásemos.
  • CV’s Welcome. Siempre dispuestos a conocer a otras personas que pudieran sumarse según nos salen los proyectos.

Materiales:

  • Dos portátiles y dos móviles (los nuestros) para comenzar
  • Un oficina pequeña en el centro de empresa de Gijón Impulsa en el Edificio Cristasa (cerca, económica y el tamaño justo para trabajar)

Económicos:

  • Lo que ambos teníamos de haber capitalizado nuestro paro (prestación por desempleo), menos los gastos de notaría, asesoría, seguro… por eso lo que teníamos 6 meses para hacerlo arrancar.
  • La posibilidad de generar ingresos en base a nuestro saber hacer, ganas, tiempo y capacidad de trabajo.

Resultados – Evaluación

Nos hemos servido de un indicador muy sencillo: Añadir meses de más a ese tiempo que teníamos «para hacerlo funcionar». 

En realidad es mentira, ese ha sido el indicador principal de «montar algo», pero en cada proyecto, servicio, actividad; hemos evaluador, aprendido y mejorado. Siempre hay espacio para valorar lo realizado.

 

Valoración de «montar algo» (emprender) en el ámbito de la Animación Sociocultural

Para mi, la valoración es claramente positiva. Trabajo de lo que me gusta, cómo me gusta y con alguien que me gusta jajajaja.

Eso si, hay que tener en cuenta (en mi opinión) los aspectos que he ido desgranando en «el proyecto»:

  • Conocimiento del ámbito. Si es posible, si crees que puedes ofrecer algo de interés.
  • Ideario. Tener claro cómo quieres hacer las cosas. Un básico para no perderte por el camino.
  • Oferta de servicios definida. No al exceso ya que trabajamos en un ámbito abstracto
  • Ganas de arriesgarte. En nuestro caso apostamos lo que teníamos: la pasta del paro y el nuestro tiempo de trabajo. 
  • Paciencia. No es fácil, no es rápido. Así que valora si te compensa ponerte a ello ;O)

La ASC es un ámbito abstracto, emprender es duro (no hay que romantizarlo), así que si decides dar el paso, analiza y prepara tu proyecto. vas a tener que «estar con ello» durante mucho tiempo.

 

Esta entrada resume «el viaje» de «montar algo» (emprender) desde mi visión, no se si puede ser útil a otras personas que intenten emprender en el ámbito de la ASC, pero oye, por contar que no quede.