Buscar

El caso Pablo

"La gente de esas ciudades, están dormidos. Todo el día en el trabajo, en casa, sonámbulos. Nosotros les despertamos"

Etiqueta

Animación Sociocultural

Evaluemos el proceso

“Es más importante CÓMO lo hacemos, que lo QUÉ hacemos”. Quien se haya hecho una formación conmigo creo que me habrá escuchado decir esta frase más de mil veces (debe estar a la par de “hacemos círculo”) y es que para mi es un criterio fundamental de nuestro trabajo en “lo social”. Me la sopla qué actividad salga con el grupo con el que trabaje, siempre que cumpla con los objetivos perseguidos.

Y la evaluación como uno de los puntos más importantes de cualquier proyecto y un ejercicio que se realiza poco, pero que es tan sano y necesario; debiera incluir este criterio.

Está muy bien tener números (buenos), sobre todo de cara a la financiación, pero para mi no es muy útil centrarse solo en resultados, creo que deberíamos centrarnos en el proceso.

 

20160409_171110
De archivo propio. En un proyecto de Participación Juvenil en 2016.

 

Aquí os dejo algunas preguntas, que al menos yo me hago siempre me hago en cuanto a la ejecución del proyecto, el nivel de participación, el grado de satisfacción, las mejoras…

 

PROYECTO

  • ¿Se ejecuta como se pretendía?
  • Puntos fuertes y débiles
  • ¿Se puede mejorar con las mismas condiciones y recursos?
  • ¿Cuáles son los ajustes necesarios?
  • ¿Qué factores confluyen para que el desarrollo sea así?

 

PARTICIPANTES

  • ¿Cómo llegan al proyecto?
  • ¿Se llega al grupo de personas previsto?
  • ¿Cómo evoluciona el grupo?
  • ¿Se benefician todos de igual manera?
  • ¿Qué grado de participación se consigue?
  • ¿Qué grado de satisfacción se da?

 

CONTENIDO / METODOLOGÍA

  • ¿La importancia concedida a cada actividad es la apropiada?
  • ¿Los métodos elegidos son empleados con la máxima eficacia?

 

RECURSOS

  • ¿Tenemos los recursos necesarios?
  • ¿Se utilizan de forma adecuada?
  • ¿Se pueden explota/optimizar mejor?

 

EQUIPO

  • ¿Funciona adecuadamente?
  • ¿Cómo se funciona en las reuniones?
  • ¿Son productivas?
  • ¿Están bien organizadas y distribuidas las tareas?
  • ¿Asume cada uno su responsabilidad?
  • ¿Existen conflictos? ¿Se resuelven de manera constructiva?
  • ¿Cómo se interacciona con los y las participantes?
Anuncios

Roles y grupos, ASC…

Los individuos que forman parte de un grupo (formal o informal) desarrollan unas funciones, comportamientos o tareas que lo caracterizan y que es lo que se denomina rol.

Estos papeles o roles, levantan unas expectativas en los demás miembros del grupo y es por esto, por lo que resultan esenciales para la comprensión de la dinámica de los grupos.

El “rol” o papel que asume un individuo en un grupo, tiene una doble vertiente:

  • El conjunto de conductas esperadas en base la posición ocupada en el grupo.
  • Las expectativas compartidas acerca de cómo esa persona debiera actuar en las distintas situaciones.

Al estudiar este elemento de los grupos se suele distinguir entre los roles que son propios o de las estructuras formales (dirección, coordinación de área, monitor/a, etc.) y los que tienen la condición de informales (el o la “recién llegada”, “soplón/a”, “informador/a”, etc.).

 

Los roles podemos clasificarlos en:

  • Roles relativos a la tarea grupal: Son aquellos que tienen el efecto de coordinar, impulsar y facilitar el trabajo propio del grupo con relación a las metas grupales. Algunas conductas de este tipo de roles serían: tomar iniciativas, informar y contrastar información, opinar y recabar información…

 

  • Roles relativos al mantenimiento del grupo: Son aquellos que hacen posible la evolución del grupo como grupo. Algunos de ellos: animar, facilitar, velar por las reglas, reducir tensiones…

 

  • Roles individuales: Son aquellos que tienen como referencia el propio sujeto y sus necesidades. Algunas conductas serían: agredir, obstruir, dominar, inhibirse, distraerse…

roles

 

El Rol al que debe aspirar un Animador/a Sociocultural es aquel que tiene que ver con las características sociales dominantes: democrático, crítico… y deberían acercarse a las siguientes características:

  • Promover las iniciativas.
  • Impulsar la responsabilidad.
  • Enseñar a tomar decisiones y a ser congruentes con ellas.
  • Fomentar la comunicación intragrupal.
  • Recoger las demandas del grupo y reconducirlas.
  • Planificar con el grupo la organización y el funcionamiento del grupo.
  • Huir del protagonismo y el lucimiento.
  • No olvidar su papel de líder impuesto.

Lo que no debe ser la Animación Sociocultural

Aquí os dejo una serie de elementos que indican lo que no debe ser la animación sociocultural (Sánchez Sánchez – 1991, 29)

 

shield-98378_1280

 

No es una educación mecanicista y culturalista.

Referido a que el animador y animado tienen papeles definidos, donde el animador va Introduciendo y haciendo, y el animado es el recipiente.

No es popularización.

No se trata de popularizar los valores dominantes sin que la población pueda articular sus propios medios para generar expresiones propias de acción cultural.

No es entretenimiento.

Es decir, no es ocupar el tiempo por ocuparlo. Debe avanzar en la sensibilización, Participación y responsabilidad en la vida cotidiana.

No es la utilización de unas técnicas asépticas.

Las técnicas son todos instrumentos, por sí mismas no son válidas, si no están proyectadas a unas metas definidas.

No es solo acción generosa.

La sociedad exige la suma de recursos humanos, técnicos y económicos, no puede quedar sujeta a ilusiones y disponibilidades.

No es una suma de acciones inconexas, ni un calendario de actividades a programar.

No es una política institucional asfixiante.

No deben las instituciones públicas dificultar o evitar la iniciativa de las asociaciones culturales por exceso de asumir competencia o protagonismo.

No es una mercantilización.

No se pretende comerciar, ni obtener un fin lucrativo.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑