Buscar

El caso Pablo

"La gente de esas ciudades, están dormidos. Todo el día en el trabajo, en casa, sonámbulos. Nosotros les despertamos"

Etiqueta

Opinión

Capacidades de la ASC que no vienen con el título

En esta semana temática del “lo que no debe ser” (véase esta entrada, o esta otra) que he hecho en el blog, quiero hablar de las cualidades y  capacidades del/la animador/a sociocultural.

Según Ander-Egg las cualidades más importantes para que un/a animador/a pueda desarrollar su práctica sociocultural son las humanas (lo dice un gran teórico en la materia, no yo. Aunque lo suscribo totalmente)

Estas hacen referencia a su temperamento y  a su carácter, el cual debe ir formándose a lo largo de toda su vida e en una continua búsqueda de la mejora.

 

IMG_20180508_234722
Animando….

 

Y esas cualidades que vamos a ir aprendiendo a lo largo de nuestra vida profesional, pero no vienen en los libros son…

 

Capacidad para infundir vida

El/la animador/a debe transmitir entusiasmo, animación a las personas para luchar por las cosas que les interesan. Motiva pero sin dirigir ni manipular, su propósito principal es la participación de la comunidad en el propio cambio de la realidad.

Debe estar bien dotado de imaginación e inteligencia para crear proyectos y actividades interesantes.

Debe ser capaz de dinamizar la vida personal, grupal y social, ya que esto despierta en los individuos, y en él mismo, los deseos de actuar como un catalizador de las inquietudes personales de los colectivos.

 

Capacidad para relacionarse y comunicarse con la gente

El ámbito de trabajo de la animación exige un trato directo con la gente por lo cual es necesario que el/la profesional tenga un talante de amabilidad, respeto, espontaneidad, empatía, en definitiva “don de gentes”.

Es importante que aprenda escuchar a las personas y hacerse comprender utilizando un lenguaje comprensible y adaptado a las personas a las que se dirige, cuidando tanto su lenguaje verbal como no verbal.

Otra cosa imprescindible seria extrapolar esta capacidad de relación no solo con el grupo sino con el resto de profesioaneles de la ASC  como con personas relacionadas con el trabajo que ha de desempeñar.

 

Convicción y confianza en que la gente puede desarrollar sus potencialidades para realizarse como persona

El/la profesional debe confiar en la capacidad del grupo para así conseguir los objetivos marcados, obteniendo de este modo una superación de cada individuo en particular.

Debe confiar en la persona y trabajar con y para la gente, haciéndolos capaces de tomar sus propias decisiones, consiguiendo de este modo fomentar la autoestima de cada miembro del grupo de trabajo y de los profesionales que han participado en el proyecto.

 

Madurez humana

Esto supone aceptarse, quererse, conocerse; haciéndose responsable de sus propios actos y de lo compromisos que adquiera. De este modo se consigue una capacidad de juzgar no solo nuestras actuaciones sino las de los demás, siempre de manera objetiva y constructiva.

El desarrollo de esta capacidad nos faculta para poseer una madurez emocional capacitándonos de un espíritu sereno y sin crispaciones, ayudándonos a actuar de una manera equilibrada.

 

Fortaleza y tenacidad para enfrentar las dificultades

En cualquier actividad a realizar nos encontramos con posibles obstáculos que tendremos que salvar, por lo que tendremos que tener disposición a enfrentarnos con los problemas para así solucionarlos. Gracias a esto adquirimos cualidades como fortaleza, tenacidad, perseverancia, capacidad de esfuerzo, etc.

 

Mística y vocación de servicio

Debe poseer una vocación de servicio, tener una sensibilidad ante las necesidades de otros/as, de sus problemas, intereses, sufrimientos, alegrías, etc. Para llegar así a empatizar con los problemas más profundos de estas personas y ayudarlas a sentir que sus vidas interesan a alguien y existen profesionales que pueden asesorarte para buscar posibles soluciones.

 

Y tú, ¿qué piensas? ¿alguna otra capacidad qué nos haga falta? ;O)

Anuncios

Animador/a evita esto

El perfil de un/a animador/a, amén de lo que digan los teóricos, está definido por su temperamento, carácter y personalidad, lo que hará que su estilo vaya tomando forma con la experiencia (yo tengo claro que no soy el mismo animador que hace 13 años)

Siempre que hablamos de perfiles, hablamos del “ideal”, pues hoy quiero centrarme en aspecto que debemos evitar,  si no queremos que nuestra figura se desvirtúe.

 

Este artículo va dirigido a animadores/as profesionales (a quienes vivimos de esto)

hand-stop

Algunas cosas a evitar…

 

La improvisación como metodología.

Debemos tener capacidad de reacción, pero no podemos tenerla como leitmotiv de nuestro trabajo. Nuestras intervenciones deben ser planificadas, en respuesta a los objetivos de los proyectos en los que estemos.

 

El buenismo

Yo soy gran defensor del buen rollo, me parece básico para trabajar con personas. Pero en ocasiones debemos marcar límites, “llamar la atención”. Y aunque seamos personas cercanas no somos colegas…

 

La tecnocratización

La convicción de que el conocimiento y utilización de unas técnicas suponen, por sí mismas, el desarrollo social. A este respecto Hicter indica que: si nos convertimos en tecnócratas de las  relaciones, podemos caer en una manipulación, contraria a la democracia cultural.

 

La burocratización

Condenarnos a espacios cerrados, horas de visita, plazos, etc. La burocratización hace del /la animador/a un funcionario/a de despacho, nada más lejos de la creatividad de libertad exigidas por la animación.

 

El paternalismo

Lo negamos fervientemente pero a la par lo encubrimos en las más variadas formas de generosidad, ayuda y trabajo por los y las demás, en “aconsejar”…. cuidado, no es nuestro papel

 

No diferenciar trabajo de ocio

Vale que nuestra profesión tiene una carga social, vocacional y lúdica importante, pero ni es nuestro momento de ocio; ni en nuestro tiempo libre estamos trabajando. Hay momentos para todo

Oferta económica más ventajosa

A raíz de leer la campaña que han lanzado los y las compis de la Asociación Galega do Monitorado en la que piden por una MEJORA DE LA CALIDAD en los campamentos de verano de la Xunta de Galicia, me ha llevado a pensar varias cosas:

  • Un artículo de Victor Ventosa sobre si las actividades de tiempo libre son ocio o negocio que leí y compartí hace tiempo.

 

  • Pensar que como son actividades con infancia (por ejemplo) vale que las haga cualquier persona.

 

  • El poco valor que le da la administración pública, además de escaso control o supervisión a los contratos que adjudica.

 

  • Que me alegra que otras profesionales piensen como yo y me apena que vean las mismas carencias en nuestro sector.

 

Y muchas cosas más, la verdad.

 

la conclusión que llego es a que somos muy hipócritas.

39_tienda_monos_01
Imagen by Dirty Harry

Se nos llena la boca de compartir publicaciones buenrolleras sobre la educación, la atención a las personas, la coherencia, los derechos laborales y mil polladas más, pero…

¿Respetamos el trabajo del monitorado? ¿lo tenemos en cuenta? O simplemente pensamos que son esa persona que “entretiene” a mi hijo/a en la colonia de verano… Exigimos profesionalidad, pero ¿sabemos el precio que las empresas pagan al personal?, con el conocimiento y consentimiento de las administraciones.

Por mi experiencia en el ámbito os digo que las respuestas a las cuestiones que planteo, solo las saben las personas profesionales que tienen que vivir con ellas, por eso todo mi apoyo a su petición, y ojalá se sumen compis de todo el territorio y haga reflexionar a las familias, estas ejerzan presión y cambie la situación.

 

¿Y dónde empieza el problema? Pues en la contratación pública y en la frase que da título a esta entrada, una de las que más miedo me da en el mundo: Oferta económica más ventajosa; siendo el criterio que más pesa.

Luego se leen noticias de negligencias, hay problemas, y claro nos echamos las manos a la cabeza…. así que para quienes ponen ese criterio les dedico una frase, la de la ilustración que os dejo:

Si pagas con cacahuetes solo puedes aspirar a contratar monos

 

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑