Buscar

El caso Pablo

"La gente de esas ciudades, están dormidos. Todo el día en el trabajo, en casa, sonámbulos. Nosotros les despertamos"

Etiqueta

Opinión

Animanómada de nuevo

Ya os había contado hace un par de años que era un animanómada, ese que se hace un montón de kilómetros para trabajar, o que no tiene un puesto fijo.

Bueno, pues he vuelto a eso.

Hace unos días finalizaba por voluntad propia mi relación laboral con el proyecto en el que llevaba 15 meses (primer contrato de más de un año de mi vida) y me ha tocado volver a la carretera.

 

smartcapture
Haciendo camino…

 

No voy a negar que da miedo dejar la cierta estabilidad que me daba este proyecto, pero más miedo da quedarse en un trabajo en el que aunque te encante el proyecto, te condicione toda tu vida por un horario. Así que sabiendo como soy, antes de “quemarme” en un trabajo, creo que es mejor dar paso a otra persona y apartarse.

Así que con miedo pero convicción he apostado por estar contento. Obviamente no soy imbécil o inconsciente, y me he preocupado de tener cubiertas mis necesidades económicas. La felicidad está bien, pero hay que comer y pagar facturas.

Cuento esto porque me parece interesante visibilizar la realidad laboral de un animador sociocultural. Hay pocas opciones de tener un trabajo estable, es jodido mantenerse activo de continuo, pero si estás dispuesto a hacer kilómetros y estar de alta y baja varias veces en un mes, pues se puede.

Ahora… me toca impartir varias formaciones, redactar contenidos, formarme y a finales de mes espero empezar a trabajar en unas colonias que me mantendrán empleado el verano.

Después… pues seguir reivindicando que los animadores no son solo para el verano, y hacer camino…

Animanómada de nuevo ;O)

Anuncios

Utopía para este animador

“La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces para qué sirve la utopía? Para eso, sirve para avanzar”

Galeano

 

Esta frase, la leí en un material del curso online que estoy haciendo “Cuidar a quienes cuidan en las entidades de voluntariado” de la Plataforma del Voluntariado de España. Y me ha dado por pensar por cual es mi utopía como animador.

Como estuve de santa semana de desconexión me puse a escribir, pero se me pasó publicarlo (es lo que tiene cuando estás a gusto y sin trabajar)

Aquí os dejo mi utopía como animador ;O)

 

utopia

 

Transformación social

Respuesta adecuada a la necesidad

Reivindicación política

Sistematización

Cercanía

Ideario definido

Presupuesto para llevar a cabo

Red de entidades / contactos afines

Flexibilidad horaria

Saber, saber hacer, saber ser, sabor (pasión)

Trabajar por objetivos

Libertad creativa para desarrollar la actividad / proyecto

Sueldo acorde al trabajo y la vida

Equipos de trabajo que te complementen profesionalmente

Espacios para compartir experiencias

“Hacer calle”, estar en la realidad

Equilibrio entre planificación / acción

Evaluaciones (de resultados, de desempeño, de todo…)

 

Seguro que se me queda alguna en el tintero, pero ahora mismo no me sale, asía que pondría como última: Desaparecer, no ser necesario.

 

Y para ti qué estás leyendo esto, ¿cual es tu utopía como animador/a?

Nunca he pedido el voto, pero esta vez…

Todo el mundo con la temporada final de Juego de Tronos en la boca (eso que no la sigo y me entero) y yo más preocupado del juego de sillas de los próximos comicios.

 

voto
¡A votar!

 

Llevamos ya semanas con una precampaña de todos los partidos brutal. No hay día que no salga alguna “perla” del político/a de turno ultra compartida por miles de medios. Y miedo me da. A parte de cabrearme por vivir en el época del titular (donde poca gente lee más allá del mismo) y las noticias falsas, que denota la falta de espíritu crítico que tenemos, lo que siento es pena y miedo.

¿Por qué? pues por lo retrógrado que se escucha estos días, a la gente de la política y a la gente de la calle. Mete miedo de verdad. Y lo siento, no todas las opiniones son válidas. Cualquiera que atente contra los derechos adquiridos, es deleznable.

Puedo discutir sobre diferentes enfoques y modelos de economía, de servicios sociales, de leyes de educación. Pero sobre. ¿violencia de género?, ¿sexualidad?, ¿inmigración?, ¿aborto?, pues no me parece que haya nada que hablar, son derechos, y yo eso no lo discuto. ¿No los quieres utilizar?, no jodas con (o contra) ellos. 

Si has aguantado hasta aquí, pensando que vas a encontrar a quien votar, siento decirte que no, porque ni yo mismo lo tengo claro, y es que si me pongo a pensar, me apetece irme como “el pobre Miguel, que hace mucho tiempo que no sale”. Pero tengo claro que si que voy a votar. Y aunque nunca he pedido el voto (ni en mi breve militancia en un partido político), esta vez di que lo pido, que al menos vayas, porque la resaca que nos puede durar 4 años es de las malas.

 

Por cierto, yo ya he solicitado que me excluyan del envío de propaganda electoral. Si a ti también te da la vara que te envíen un montón de papel y te parece que es malgastar recursos, puedes solicitar que te excluyan aquí.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑