Buscar

El caso Pablo

"La gente de esas ciudades, están dormidos. Todo el día en el trabajo, en casa, sonámbulos. Nosotros les despertamos"

Etiqueta

Opinión

Son jóvenes, no imbéciles

Algo que me reventaba cuando era adolescente o joven, era ver a personas adultas opinar sobre “lo que debíamos hacer”, “cómo nos debíamos comportar”, “qué era mejor” o “qué era lo normal” (esta última ya me encendía de más)

 

20191125_093847
“La juventud es el presente pero también cambiará el futuro”

 

Profesionalmente muchas veces he estado (y sigo) en contacto con personas jóvenes. He ido creciendo, ya no entro dentro del colectivo de juventud y siempre he procurado no volverme una de esas personas que pontifica a quienes vienen por detrás sobre cómo han de hacer.

Por supuesto que hay opiniones que no comparto o aspectos que no entiendo de la juventud actual, normal, no soy joven. Es más, no soy joven en esta época. La manera de expresarse, los espacios de relación, los derechos, el modelo de ocio y un sin fin de cosas más han cambiado de cuando podía hacerme el carné joven.

Y aunque no comparta o entienda, si respeto. 

La juventud es una época de búsqueda de identidad, de experimentar, de equivocarse, de tener emociones exaltadas, de dejar de conocer solo lo que te muestra tú familia y comenzar a conocer por tu cuenta. Es la época de los “tú qué sabrás”, “solo me entienden mis colegas” y las cosas son “la puta hostia” o “una puta mierda”. Y si vemos cosas absurdas o incomprensibles, es que ya nos pilla de lejos. Pero no hay que dramatizar, es su momento vital para ser joven, no el tuyo (nuestro).

Me ha apetecido escribir esta entrada ya que en esta época donde escuchamos tanto discurso de odio (ya hablé de ello), donde se debate la propiedad de las personas y la posibilidad de que las familias ejerzan un veto educativo; es importante que escuchemos a la juventud. 

Estos días ando impartiendo formación con un par de proyectos por diferentes centros educativos de mi ciudad.

En las sesiones que imparto en 1º de bachiller, en algunos ejercicios les pido temas para debatir y trabajar comunicación… ¿Sabéis de qué quieren hablar?

Cito textualmente las propuestas de la última semana: del “pin parental”, feminismo, tauromaquia, inmigración, legalización de la marihuana, aborto, prostitución, “los deberes”, dieta vegetariana, independencia de Cataluña y violencia de género.

Tienen sus opiniones (más o menos documentadas), tienen influencias (en positivo y en negativo), pero lo que tengo muy claro, y es el resumen de esta entrada es:

Tiene voz, son jóvenes, no imbéciles.

 

¿Y si escuchamos lo que tienen que decir?

De los discursos de odio

Cansado estoy de ver cada vez más discursos de odio en la prensa, en redes sociales, en la calle… Existen muchas situaciones de rechazo hacia todo lo que se considera diferente y que ponen en peligro la convivencia.

Ese rechazo puede dar lugar en muchas ocasiones a conductas extremas de violencia y agresividad hacia las personas que por el hecho de ser uno u otro son tomadas como ciudadanía de “segunda categoría”.

La población asume, en muchas ocasiones, esos valores que ve en la sociedad que les rodea y se convierten en agresores de otras personas con diferentes características a ellos.

 

no-hate-2019922_960_720

 

¿Y por qué cala este discurso de odio?

Se me ocurren varias ideas:

  • Necesidad de integración en el grupo de referencia: se posee una mayor seguridad si se comparte con un grupo actitudes y conductas diferenciándose así de otros.
  • Defensa de la propia identidad, clasismo: se intenta clasificar la sociedad mediante categorías simples diferenciando a unos grupos y otros de forma categórica.
  • Búsqueda de experiencias de poder y protagonismo social siguiendo el modelo de las conductas violentas que otros han realizado y han sido mostradas en los medios de comunicación.

 

Ya que todavía estamos con el subidón del año nuevo, ¿qué tal si nos cogemos como propósito luchar contra este odio?

Animanómada y cambio… adiós 2019

Como el año pasado por estar fechas, publico mi balance profesional de 2019. y si lo tengo que resumir en una palabra es… animanómada (lo que siempre he sido, soy y seré)

 

Comencé el año continuando como Animador Sociocultural del Programa de Acogida e Integración a Personas Solicitantes y Beneficiarias de Protección Internacional de Cruz Roja Asturiasy aunque es uno de los trabajos con los que más he disfrutado, de cara al verano opté por dejarlo y buscar nuevos frentes…

 

Así que me he pasado el período estival como monitor / coordinador en las Colonias de Infancia VeraGIM de Mar De Niebla. Dos meses fantásticos currando en un proyecto puro de educación en el tiempo libre.

 

Como siempre, animanómada ya os dije, antes de dejar mi empleo, durante y después he tenido varias colaboraciones:

 

La comunicación está claro que forma parte de mi vida profesional, y este 2019 ha habido mucha, colaborando con Habla Gijón en:

 

 

Siempre hay tiempo para echar una mano de forma voluntaria, y este año he colaborado en “casa” osea en Mar De Niebla, con las siguientes acciones:

 

 

  • Charla Habilidades de comunicación para participantes del Programa de Acompañamiento al Empleo.
  • Sesión risoterapia para el Joven Ocúpate.
  • Sesión de Tuppergame.

 

También he seguido colaborando con la Bolsa de Formación (BdF) del Consejo de la Juventud de España y la gente estupenda que la conforma.

 

  • Curso de oratoria y portavocía para AFS Intercultura.
  • Seminario de Gestión de la Participación en el ámbito socioeducativo en los Encuentros Internacionales de la Juventud de Cabueñes.
  • Facilitación de los Grupos de Trabajo.

 

 

¿Y para el año que viene? Pues estoy arrancando un nuevo proyecto, del que creo que tiene tanta importancia, que bien merece un entrada solo para él ;O)

 

En la parte personal ha habido muchos viajes, fiestas, remembers y risas, todas dignas de recuerdo y de privacidad…

 

IMG_20190609_181851

 

 

¡ ¡ ¡ FELIZ 2020 ! ! !

Objetivos desde la ASC para infancia y adolescencia

Ayer leía la siguiente noticia: “Permite que tu hijo se aburra. Deja de ser su animador sociocultural”.

Me gusta lo que dice en el artículo, pero cambiaría el perfil al que alude (el mío). Un animador/a de verdad empodera, da herramientas para que las personas (o comunidades) se autogestionen y tiende a desaparecer.

 

20190714_125704
Trabajando en el VeraGIM 2019

 

Comparto lo que dice en el artículo sobre la hiperpartenidad o hipermaternidad, lo de estar “muy encima” de la infancia. Hay que dejar espacio a los y las menores para que experimenten, tomen responsabilidades, crezcan, etc. Pero…

No comparto para nada que se asocie a esas familias helicóptero (sobrevolando sobre sus vástagos todo el rato) que eso se considere ser animador/a sociocultural.

 

Como creo que no debe haber queja sin propuesta, os dejo algunos objetivos de lo que un Animador/a Sociocultural persigue (por aquello de divulgar el perfil)

 

Objetivos dirigidos a la infancia y adolescencia

  • Promover la socialización de la infancia y adolescencia dentro de un contexto lúdico y creativo.
  • Iniciar la participación activa en la sociedad por medio de un ambiente democrático y lúdico
  • Potenciar la creatividad y la imaginación dentro de un entorno libre y democrático
  • Transmitir de forma implícita los valores humanos mediante actividades educativas y culturales llevadas a cabo en el centro de tiempo libre.
  • Promover las habilidades necesarias para una relación positiva
  • Crear un clima donde el niño/a se sienta aceptado, valorado e integrado.
  • Favorecer la autonomía personal desde la convivencia grupal
  • Detectar y atender problemáticas individuales o de grupo.
  • Observar y analizar comportamientos anómalos de los y las menores.
  • Derivar las problemáticas más graves a los profesionales pertinentes.
  • Intervenir atendiendo las pautas y orientaciones marcadas por los servicios y profesionales especializados.

 

Objetivos dirigidos a la familia

  • Sensibilizar a las familias de la importancia del tiempo libre en la educación de sus hijos e hijas y en su desarrollo evolutivos, psicológico y social.
  • Sensibilizar a las familias de la importancia de respetar la decisión de sus hijos/as a la hora de disfrutar de su ocio y tiempo libre.

 

Objetivos dirigidos a la comunidad

  • Ser un elemento dinamizador integrado en la vida del barrio.
  • Participar de forma activa en actividades que se realicen dentro del barrio, así como en la ciudad.
  • Dar a conocer la oferta de ocio y tiempo libre del barrio / comunidad.

Aprendizaje asociativo

No os esperéis una entrada con recetas mágicas que solucionen cualquier problema, o grandes lecciones basadas en teorías y con citas académicas… Tan solo opiniones de este animador.

Llevo desde los 17 años vinculado de una u otra manera a alguna asociación. Y quienes estamos metidos en el mundo asociativo sabemos que esto nos reporta muchas preocupaciones, horas dedicadas de más y enfrentarnos a grandes barreras. Aún así compensa (al menos a mi) y nos reporta grandes aprendizajes.

El otro día hablando con mi hermano (quien por cierto lleva en este mundo mucho más que yo) le comentaba las dos grandes lecciones que yo me he quedado de todos estos años.

Como me ha parecido un buen tema, me he decido a publicarlas en esta entrada.

 

20191204_111826

 

Proyectos que no salen todo lo bien que quieras, financiaciones que se retrasan o se caen, gestiones deficientes, personas que no aportan o que se van, acuerdos que no se dan, colaboraciones que no llegan, falta de respuesta por parte de la administración…

Seguro que algunas estas situaciones o similares os suenan. Bien, yo he pasado por ellas, y por alguna más de una vez. Y aunque en el momento no les veía el lado positivo, a lo largo de los años, os cuento lo que me he llevado.

 

1ª –  Todo tiene solución (aunque en ese momento no la conozcas)

El disgusto en el momento, la mala noticia que nos llega (muchas veces en carta certificada…) nos bloquea y provoca que empecemos a girar sobre nosotros mismos. Esto hace que pensemos que ya no hay ninguna manera de arreglarlo, que todo se va a la mierda y… todo en negativo.

Vale, que las situaciones pueden ser complicadas, pero seguimos con vida ¿no?, pues podemos seguir hacia delante. En mi vida personal también aplico que la muerte es lo único es irreversible, pues en lo asociativo más.

 

Segunda lección derivada de la primera…

 

2ª – Siempre alguien sabe / conoce / puede más que nosotros mismo (busquemos ayuda)

Es nuestro problema, nuestro proyecto o entidad, y quienes estamos es quienes tenemos que arreglarlo, pero hay mundo más allá de la puerta de “nuestra casa” y además siempre llevamos a gala el trabajo en red, las sinergias, la colaboración…

Si vemos que no llegamos, alguien habrá que pueda orientarnos. Ninguno estamos inventando la pólvora, así que podemos aprovechar la experiencia de otras personas o entidades que hayan pasado por situaciones similares.

 

No se si servirán de mucha ayuda a quien me lea, pero a mi, tenerlas presentes, me ha ahorrado quebraderos de cabeza ;O)

 

“El primer paso no te lleva adonde quieres ir pero te saca de donde estás”

Estrategias de empoderamiento comunitario

Vamos a unos nuevos comicios, de los que habrá que ver como salimos, y parece que el único objetivo es gobernar, da igual cómo y con quién. Al menos esa es la lamentable imagen que me dan nuestros representantes.

Aunque quejarme me gusta, me gusta más proponer. Y creo que la solución a esta desidia social que nos intoxica, pasa por empoderarnos como comunidad. Por eso he rescatado apuntes y anotaciones sobre el tema.

 

Aquí os las dejo, y ¡a ponernos en faena! ;O)

 

empoderamiento

 

Las estrategias que permiten poner en marcha el proceso de empoderamiento comunitario pueden consistir en:

  • Fortalecimiento de las capacidades individuales
  • Mejora de la organización y de la estructura comunitaria
  • Eliminación de barreras a la participación
  • Mejora de los recursos ambientales.

Siguiendo estas cuatro categorías, una serie de ejemplos de estrategias específicas para poner en marcha procesos de empoderamiento comunitario (Fawcett et al., 1995):

 

Aumentar la experiencia y la competencia

1. Estimular sesiones de escucha para identificar temas, recursos, barreras y alternativas locales.

2. Llevar a cabo encuestas para identificar problemas, intereses necesidades comunitarias.

3. Crear un inventario de recursos y servicios comunitarios.

4. Usar fichas y encuestas para determinar la incidencia y prevalencia de los problemas.

5. Identificar objetivos potenciales y agentes de cambio.

6. Proporcionar información sobre el paternariado como catalizador del cambio y el impacto.

7. Promulgar guías para seleccionar líderes y miembros.

8. Proporcionar entrenamiento en habilidades de liderazgo.

9. Proporcionar asistencia técnica en la creación de planes de acción.

10. Aconsejar en la selección, diseño e implementación de primeros proyectos.

 

Mejorar la estructura y la capacidad de los grupos

11. Proporcionar asistencia técnica en la planificación estratégica.

12. Ayudar a desarrollar una estructura organizativa que facilite el cambio comunitario.

13. Estimular la implicación de personas o instituciones clave de sectores importantes.

14. Fomentar la inclusión de personas afectadas por el problema.

15. Proporcionar asistencia técnica en el reclutamiento y el desarrollo de miembros y voluntarios.

16. Proporcionar asistencia técnica para elaborar planes de viabilidad financiera.

17. Mediar el acceso a otros recursos financieros.

18. Proporcionar ayuda técnica en garantizar recursos financieros.

 

Eliminar barreras ambientales y sociales 

19. Conducir grupos focales para valorar los intereses de los miembros comunitarios.

20. Usar técnicas de marketing que promuevan la adopción de nuevos programas/prácticas.

21. Ubicar encuentros y actividades en diversas comunidades.

22. Promover la coordinación y los acuerdos de cooperación.

23. Proporcionar entrenamiento en la resolución de conflictos.

24. Estimular la implicación de oponentes potenciales, así como aliados.

25. Desarrollar campañas de comunicación contra los argumentos de los oponentes.

 

Mejorar los recursos y el apoyo ambiental

26. Dar valoraciones sobre el cambio comunitario, la satisfacción y resultados de nivel comunitario.

27. Ayudar a desarrollar lazos con sectores, grupos y organizaciones existentes en la comunidad.

28. Adaptar innovaciones que se ajusten a las necesidades, recursos y tradiciones locales.

29. Generar oportunidades para el trabajo en red entre aquellos con conocimiento experiencial.

30. Proporcionar accesos a expertos externos en temas de interés para la comunidad.

31. Establecer programas de microcréditos, para apoyar esfuerzos de base comunitaria.

32. Promover la celebración y el reconocimiento del cambio y el logro comunitario.

33. Defender las políticas y distribución de recursos consistentes con las metas del partenariado.

Animanómada de nuevo

Ya os había contado hace un par de años que era un animanómada, ese que se hace un montón de kilómetros para trabajar, o que no tiene un puesto fijo.

Bueno, pues he vuelto a eso.

Hace unos días finalizaba por voluntad propia mi relación laboral con el proyecto en el que llevaba 15 meses (primer contrato de más de un año de mi vida) y me ha tocado volver a la carretera.

 

smartcapture
Haciendo camino…

 

No voy a negar que da miedo dejar la cierta estabilidad que me daba este proyecto, pero más miedo da quedarse en un trabajo en el que aunque te encante el proyecto, te condicione toda tu vida por un horario. Así que sabiendo como soy, antes de “quemarme” en un trabajo, creo que es mejor dar paso a otra persona y apartarse.

Así que con miedo pero convicción he apostado por estar contento. Obviamente no soy imbécil o inconsciente, y me he preocupado de tener cubiertas mis necesidades económicas. La felicidad está bien, pero hay que comer y pagar facturas.

Cuento esto porque me parece interesante visibilizar la realidad laboral de un animador sociocultural. Hay pocas opciones de tener un trabajo estable, es jodido mantenerse activo de continuo, pero si estás dispuesto a hacer kilómetros y estar de alta y baja varias veces en un mes, pues se puede.

Ahora… me toca impartir varias formaciones, redactar contenidos, formarme y a finales de mes espero empezar a trabajar en unas colonias que me mantendrán empleado el verano.

Después… pues seguir reivindicando que los animadores no son solo para el verano, y hacer camino…

Animanómada de nuevo ;O)

Utopía para este animador

“La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces para qué sirve la utopía? Para eso, sirve para avanzar”

Galeano

 

Esta frase, la leí en un material del curso online que estoy haciendo “Cuidar a quienes cuidan en las entidades de voluntariado” de la Plataforma del Voluntariado de España. Y me ha dado por pensar por cual es mi utopía como animador.

Como estuve de santa semana de desconexión me puse a escribir, pero se me pasó publicarlo (es lo que tiene cuando estás a gusto y sin trabajar)

Aquí os dejo mi utopía como animador ;O)

 

utopia

 

Transformación social

Respuesta adecuada a la necesidad

Reivindicación política

Sistematización

Cercanía

Ideario definido

Presupuesto para llevar a cabo

Red de entidades / contactos afines

Flexibilidad horaria

Saber, saber hacer, saber ser, sabor (pasión)

Trabajar por objetivos

Libertad creativa para desarrollar la actividad / proyecto

Sueldo acorde al trabajo y la vida

Equipos de trabajo que te complementen profesionalmente

Espacios para compartir experiencias

“Hacer calle”, estar en la realidad

Equilibrio entre planificación / acción

Evaluaciones (de resultados, de desempeño, de todo…)

 

Seguro que se me queda alguna en el tintero, pero ahora mismo no me sale, asía que pondría como última: Desaparecer, no ser necesario.

 

Y para ti qué estás leyendo esto, ¿cual es tu utopía como animador/a?

Nunca he pedido el voto, pero esta vez…

Todo el mundo con la temporada final de Juego de Tronos en la boca (eso que no la sigo y me entero) y yo más preocupado del juego de sillas de los próximos comicios.

 

voto
¡A votar!

 

Llevamos ya semanas con una precampaña de todos los partidos brutal. No hay día que no salga alguna “perla” del político/a de turno ultra compartida por miles de medios. Y miedo me da. A parte de cabrearme por vivir en el época del titular (donde poca gente lee más allá del mismo) y las noticias falsas, que denota la falta de espíritu crítico que tenemos, lo que siento es pena y miedo.

¿Por qué? pues por lo retrógrado que se escucha estos días, a la gente de la política y a la gente de la calle. Mete miedo de verdad. Y lo siento, no todas las opiniones son válidas. Cualquiera que atente contra los derechos adquiridos, es deleznable.

Puedo discutir sobre diferentes enfoques y modelos de economía, de servicios sociales, de leyes de educación. Pero sobre. ¿violencia de género?, ¿sexualidad?, ¿inmigración?, ¿aborto?, pues no me parece que haya nada que hablar, son derechos, y yo eso no lo discuto. ¿No los quieres utilizar?, no jodas con (o contra) ellos. 

Si has aguantado hasta aquí, pensando que vas a encontrar a quien votar, siento decirte que no, porque ni yo mismo lo tengo claro, y es que si me pongo a pensar, me apetece irme como “el pobre Miguel, que hace mucho tiempo que no sale”. Pero tengo claro que si que voy a votar. Y aunque nunca he pedido el voto (ni en mi breve militancia en un partido político), esta vez di que lo pido, que al menos vayas, porque la resaca que nos puede durar 4 años es de las malas.

 

Por cierto, yo ya he solicitado que me excluyan del envío de propaganda electoral. Si a ti también te da la vara que te envíen un montón de papel y te parece que es malgastar recursos, puedes solicitar que te excluyan aquí.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑