Buscar

El caso Pablo

"La gente de esas ciudades, están dormidos. Todo el día en el trabajo, en casa, sonámbulos. Nosotros les despertamos"

Etiqueta

Risoterapia

Predisposición a la risa

– ¿Qué nos vas a hacer reír?

– A ver qué haces para que me ría, que no me río nunca

 

Estas dos son algunas de las preguntas que me han hecho antes de comenzar una sesión de risoterapia. Sobretodo en ocasiones donde la gente que va a disfrutar la sesión no sabía que iba a haber esa actividad.

Yo siempre contesto que si, que se trata de reír, de disfrutar y que ni cuento chistes ni hago monólogos (aunque sea graciosete)

Creo que muchas veces no es que tengan curiosidad por como voy a hacer mi sesión, sino que tienen una “vergüenza al futuro”. Vamos que piensan en el ridículo que pueden hacer en la sesión. Por suerte, esto suelen superarlo enseguida.

Pero volviendo al tema… Para que surja la risa, hay una clave: Predisposición.

20171115_200108

Como pasa con todo en la vida, nadie puede forzarnos a hacer cosas que no estamos predispuestos a hacer, que sean totalmente opuestos a nuestra naturaleza.

Esto quiere decir que, si vamos a una sesión de risoterapia, debemos ir mentalizados, con la mente abierta y predispuestos para reírnos, ya que de cualquier otra forma que vayamos estaremos totalmente condenados al fracaso.

La voluntad de reírnos o de pasar un buen rato es lo más importante que podemos llevar a una de estas sesiones. Sin ella, no hay forma de que nadie en el mundo nos haga reír, ni siquiera la persona más graciosa ni la situación más ridícula. La risa es voluntaria en las sesiones, pero solo si estamos realmente dispuestos a entregarnos a ella podremos sacarles beneficios.

En ocasiones , también se da el caso opuesto. Si nadie puede forzarnos a reírnos cuando no queremos hacerlo, me gustaría ver a alguien tratar de detenernos cuando estamos con el ánimo predispuesto y ya hemos estallado en carcajadas. Es totalmente imposible. A todos nos ha pasado alguna vez tentarnos, empezar a reírnos, y luego darnos cuenta de que, en realidad, aunque queramos, ya no tenemos forma de parar. Esto es porque la situación nos ha predispuesto a la risa y todo lo que de allí en más sucede, en relación con esta situación que nos pareció tan graciosa, solo aumenta la hilaridad. Y llega un momento en que ya no hay un motivo real para reírse, en que ya nos reímos más de la risa misma que de la situación que la generó. Este es el tipo de ánimo que es ideal conseguir durante una sesión.

La risa en la sesiones de risoterapia es autoinducida. Esta es una gran ventaja, ya que no necesitamos esperar que se conjuguen determinados factores que nos hagan reír, sino que se puede generar en cualquier momento, cuando lo deseemos.

Por otro lado, además tiene otra ventaja muy importante: las sesiones son en grupo. Y la risa, cuando estamos con otras personas que también se ríen, es una de las cosas más contagiosas que existen. El cambio que produce, el pasar de esas risitas inducidas y bastante tímidas a una risa verdadera, pura y realmente sentida es muy rápido cuando estamos con otras personas. Además, muy pronto dejamos de sentirnos extraños y hasta ridículos, ya que estamos con gente que esta en la misma situación que nosotros. La sensación de pertenencia a un grupo, de nos ser los únicos en estar haciendo algo es una de las mejores formas de hacer avanzar el trabajo que estamos haciendo.

Además que quienes damos talleres de risoterapia, ya tenemos experiencia trabajando el tema, y conocemos técnicas para hacer que la gente se ría, técnicas que ayudan a la risa espontáneamente.

 

Así que si en algún momento vais a una sesión o taller de risoterapia… relajaos  disfrutad, que va a ser bueno ;O)

 

“Reírse de todo es propio de tontos, pero no reírse de nada lo es de estúpidos”

Erasmo de Rotterdam

Anuncios

Sentido del humor

Estoy leyendo un libro de Saul Alinsky, un escritor y sociólogo estadounidense, considerado como el fundador de la agrupación de organizadores de comunidad (community organizing), lo que para mi suena a animadores/as socioculturales. Pero del autor y su obra os hablaré en otro momento.

Dentro del libro hace apuntes sobre algunas definiciones, aquí os dejo una de mis favoritas…

20170927_183513

 

Sentido del humor

Si abrimos de nuevo el Webster [diccionario], encontramos la siguiente definición del humor: «Es el poder que tiene el espíritu de descubrir, de expresar o de apreciar, en la ideas, las situaciones, los acontecimientos o las acciones, los elementos cómicos, extravagantes o grotescos», o también «un estado de ánimo inestable e indeterminado».

El organizador que busca con espíritu libre y abierto, que no conoce la certeza, que odia el dogma, encuentra, en la risa, no sólo una manera de mantener el buen ánimo sino también una llave para comprender la vida. En esencia, la vida es una tragedia y, lo contrario de la tragedia, es la comedia. Modificando algunas líneas de cualquier tragedia griega, se puede hacer una auténtica comedia, y viceversa. Sabiendo que las contradicciones jalonan el camino del progreso, el organizador las acecha. El sentido del humor le permite identificarlas y darles una significación.

Para un táctico, el humor es un elemento esencial para el éxitos porque las armas más poderosas del mundo son la sátira y el ridículo.

El sentido del humor le permite guardar una justa perspectiva de las cosas y de tomar la realidad como es, una mota de polvo que se consume en un segundo. El sentido del humor es incompatible con la aceptación de un catecismo o de cualquier otra fórmula de salvación, ya sea religiosa, política o económica. El sentido del humor se funde con la curiosidad y la imaginación en un todo homogéneo. El organizador tiene una identidad personal propia. Rechaza dejarse absorber o manejar por ningún reglamento u organización. Es ahora cuando empiezo a comprender lo que mi intuición me decía, hace veinte años, cuando escribí en Reveille for Radicals: «Para ser parte activa de todo aquello que hace, el organizador no debe ser parte activa de nada en concreto».

 

Fuente: Alinsky, S. Manual del animador social

[Éditions du Seuil, 1976]

Depende de cómo lo mires

Os dejo con este texto que me llegó en una imagen de whatsapp hace tiempo, y que aunque no os lo creáis, me parece inspirador.

Leedlo entero.

20171013_232924 - copia

Hoy ha sido el peor día de mi vida

Y no trates de convencerme de que

Hay algo positivo en cada día que vivimos

Porque, si te fijas,

Este mundo es un lugar lleno de maldad.

Incluso cuando

Algo bueno sale a la luz de vez en cuando,

La felicidad y la satisfacción no duran

Y no es cierto que

Todo está en la mente y en el corazón

Porque

La verdadera felicidad puede alcanzarse

Únicamente si lo que te rodea es bueno

No es ciero que lo bueno existe

Seguro que estarás de acuerdo conmigo en que

La realidad

Crea

Mi actitud

No hay nada que yo pueda controlar

Y jamás me escucharás decir que

Hoy ha sido un buen día

20171013_232924

 

Ahora léelo de abajo hacia arriba

 

¿La cosa cambia no? Tú decides como quieres mirar tus días ;O)

Blog de WordPress.com.

Subir ↑