Buscar

El caso Pablo

"La gente de esas ciudades, están dormidos. Todo el día en el trabajo, en casa, sonámbulos. Nosotros les despertamos"

Etiqueta

Educación y Formación

Formación en Animación Sociocultural en otros países

Mediante la formación en Animación Sociocultural, se garantiza la interiorización de los proyectos colectivos e individuales, y se asegura la cualificación de las iniciativas emprendidas.

Los y las profesionales actuales en ejercicio no presentan una homogeneidad en su formación inicial, su situación social y sus funciones. Por eso, su formación, es uno de los problemas más controvertidos

La ASC nació de acciones voluntarias e incluso militantes, que realizaban los individuos durante su tiempo libre y de forma económicamente desinteresada.

 

mundo
Imagen de Michael Gaida en Pixabay 

 

Formación en otros países

Francia

Es uno de los primeros países que institucionaliza la formación de animadores. En 1964, se abrió la primera Escuela de Animadores de Tiempo libre, posteriormente se institucionalizó en 1971 la formación profesional afianzándose así la formación de los animadores.

 

Reino Unido

La formación en ASC está dividida según se dirija a animadores de tiempo completo o de tiempo parcial. La formación de los animadores a tiempo completo es de nivel universitario.

 

Alemania

Los Centros de formación de animadores en la República Federal Alemana se encuentran regidos por un Pedagogo Social que sería el equivalente a nuestros animadores socioculturales. Para obtener el título de Pedagogo Social hace falta estudiar durante tres años en la Escuela Superior de Pedagogía. Son requisitos para entrar en estas Escuelas: tener el equivalente al COU en España, y realizar prácticas de pedagogía durante 6 meses en un Centro Juvenil o Centro de Reeducación.

 

Suiza

El desarrollo para la formación en ASC, se ha realizado de manera independiente en Suiza Romance y en Suiza Alemana. En Suiza Romande: La profesionalización del animador se consolida en la segunda mitad de los años 60.

En 1987 nace la “Coordinación de Escuelas Suizas de Animación Sociocultural” (CESASC).

 

Estados Unidos

Según Rothman, la ASC es el proceso por el que, aquellos miembros de una comunidad llegan a las decisiones de grupo y a tomar opciones para mejorar su status de vida, los animadores son los profesionales que ayudan a que estos cambios se produzcan. El éxito depende de una actitud cooperativa entre la ASC y el profesional, compartiendo información y trabajando juntos para el bien de la comunidad. También son llamados agentes de cambio, planificadores, personal de recursos, educadores, consejeros, especialistas en desarrollo comunitario, analistas, etc.

Uno de los primeros esfuerzos para establecer la enseñanza formal y organizada en ASD fue el Programa de estudios Comunitarios y Dinámicos de la Universidad de Eoham-Indiana.

Existen aproximadamente 48 instituciones y organizaciones que ofrecen 55 programas diferentes en los distintos Estados.

 

Formación en España

Según Viché, M. la formación de animadores en España tiene su origen en la escuela francesa.

La experiencia de la formación de animadores desarrollada en Francia por las corrientes católicas, laicas o por los movimientos de juventud, es recogida en España durante los años 70 por las Escuelas de Aire Libre (creadas por orden ministerial en el 76), dando origen a la formación de animadores socioculturales.

Las Instituciones Internacionales que más han influido también en el desarrollo de la formación de animadores ha sido la UNESCO, el Consejo de Europa, que a través del C.C.C. (Consejo de Cooperación Cultural) en los años 70-76, llevó a cabo un proyecto centrado en la ASC, contribuyendo a su conocimiento y difusión.

El Ministerio de Cultura ya habla de formación de animadores en 1978.

Entre los hechos destacables de la formación de animadores destacamos:

  • La aparición de IMAE en Barcelona y la Escuela ABAST en Cataluña.
  • Las actividades de formación desarrolladas por el colectivo EDEX en el País Vasco.
  • Las actividades del Centro de Cultura Popular o el CIAC en Madrid así como la creación de la Escuela de Animación y Educación Juvenil de la Comunidad de Madrid.
  • La creación de la Escuela de Animación Juvenil de la Comunidad de Murcia.
  • Iniciativas como las de las Diputaciones de Cádiz, Valladolid y Sevilla.
  • El Instituto de la Juventud.
  • La actividad del Grup Dissabte, y la creación de la Escuela de Animadores Juveniles de la Generalitat en Valencia.
  • La Subdirección General de Cooperación Cultural del Ministerio de Cultura, desarrollando programas en Centros Penitenciarios, Cuarteles, Centros de Enseñanza Media, etc.
  • Las actuaciones del Ministerio de Asuntos Sociales.
  • La UNED, con sus cuatro cursos de Matricula Abierta, que desde el año 1987, ha formado a miles de animadores. Y actualmente con sus cursos de Especialista Universitario en Animación Sociocultural y Experto Universitario en Animación Sociocultural.
  • Los estudios reglados de Técnicos/as Superiores en Animación Sociocultural de Actividades Socioculturales (TASOC), modificado el título en el año 2011 a Técnicos/as Superiores en Animación Sociocultural y Turística (TASOCT)
  • La Diplomatura, hoy en día Grado en Educación Social.

Todas estas acciones así como el trabajo de las Escuelas de Aire libre, reconvertidas en su mayoría como Escuelas de Animadores han propiciado la consolidación actual en la formación de animadores a la vez que plantea aquello que configurarán los programas de formación en los próximos años. Igualmente han contribuido a perfilar la figura del animador profesional, su capacitación y su función social.

La ASC en España admite diversos niveles técnicos de cualificación y formación: Universitario, popular y voluntariado.

 

Estudio Comparado de los Objetivos en la Formación del Animador

Los programas de los diversos países anteriormente descritos muestran una serie de líneas generales comunes en la mayor parte de ellos.

formasccomp

De todo lo expuesto anteriormente, podemos deducir, que el animador debe ser una persona cualificada, especializada, con conocimientos, experiencia y práctica contrastada.

 

Fuente: Programas de animación sociocultural. Sarrate Capdevila, María Luisa. UNED

Disposición del espacio para formación

Ya había hablado en otras entradas sobre aspectos a la hora de realizar formación. Incluso compartí mi receta para mi sesión ideal (sin pontificar, solo cuento cómo yo me organizo), y por supuesto mi fijación por trabajar en círculo (y porque le doy tanta importancia).

 

Cuando voy a dar formación de lo primero que voy a preguntar es cómo es el espacio. Casi me interesa más esto que los materiales que voy a tener (gasto poco, bueno post it muchos) o cómo va a ser el grupo (mejor no ir con ideas preconcebidas). Pero saber que vamos a poder estar a gusto en el espacio es muy importante, y parte de poder trabajar cómodamente es tener la posibilidad de “mover” el grupo.

Como anécdota, contaré que para realizar una vez un certificado de profesionalidad pregunté a quien me contrataba si podrían desatornillarse unas mesas fijas para dejar un hueco diáfano al final del aula que me asignaban. Por suerte, mi colega Cris, impartía otro certificado en la misma aula de tarde y preguntó lo mismoY tras la cara de sorpresa inicial nos las quitaron (gracias David)

 

20151111_112525
Aquí la susodicha aula en el espacio que dejaron las mesas quitadas, y antes de llenar las paredes de murales y color.

 

Tampoco es mucho lo que creo que debe ser la disposición del espacio para formación, de hecho lo resumo en cuatro puntos:

 

  • Las personas en un grupo de formación deben sentarse juntas y de forma tal que puedan mirarse a la cara (círculo de nuevo…)

 

  • Todas deben estar en condiciones de ver al formador/a sin tener que adoptar una posición incómoda.

 

  • La disposición del espacio debe permitir cambiar la composición de los grupos, de tres o cuatro a pares, etc. y poder situarse en diferentes puntos del mismo.

 

  • Cuando hagamos subgrupos, deben estar lo bastante separados como para que no interfieran unos con otros.

 

Y al resto, ¿cómo os gusta el espacio para dar formación? ;O

Libro: ¿Negreros o docentes? La rebelión del 10

Aunque me había comprado este libro hace un par de meses hasta hoy no me puse a leerlo. Se lee y se disfruta rápido. En un par de horas lo tendréis liquidado.

 

larebeliondel10

 

Aquí puedes comprarlo

 

Está escrito por Yván Pozuelo Andrés, profesor en un instituto de secundaria de Gijón, Doctor en Historia, especializado en masonería… al que tuve la suerte de tener como profesor de francés durante un curso hace muuuchos años (de sus primeras experiencias como profe, imagino por la edad , para él.)

El libro en clave de ensayo, crítico y con humor (algo que me parece básico) reflexiona sobre el papel de la persona docente, la evaluación (exterminio) como eje vertebrador de la educación y propone “la teoría del 10” como una nueva práctica docente (probada por el mismo)

No voy a destriparos el libro, que creo se merece muchas lecturas, pero si que quiero hacer un pequeño resumen – reseña – valoración.

 

¿De qué habla?

Se divide en tres partes:

La primera habla de la evaluación igual a exterminio, y cómo esta presupone una manera de clasificar, cosificar y filtrar con poco efecto docente.

En la segunda parte, habla de aspectos del proceso de enseñanza – aprendizaje que deberían eliminarse, así como de nuevas ideas que podrían ponerse en práctica.

Ya en la última habla sobre su “teoría del 10” de cómo ha llegado a ella, cómo la aplica y porque la pone en práctica, para enseñar y educar con el aprendizaje como objetivo y no con la nota como meta.

 

¿Cómo lo cuenta?

Con pasión, se lo cree. Ha reflexionado sobre ello, aporta experiencias y es coherente con ellas. Además, habla sobre la educación en clave comunitaria, no como una mera adquisición de conocimientos a vomitar en un examen. Además no pontifica ni exige, invita a reflexionar.

 

Una frase que creo que resume la intención de reflexionar del libro, sería la siguiente: “En efecto en toda su vida profesional una persona que se dedica a pilotar aviones puede estrellar como mucho a 500 pasajeros, nosotros [el profesorado] lo podemos hacer cada año durante decenas de años”

Da que pensar ¿no?

 

A mi, como profesional de “lo social” que siempre he trabajado en la educación no formal, que se centra más en el proceso educativo que en el resultado, leer a un profesor (funcionario) de un centro educativo, plantearse estas cosas me hace feliz, por ver que se pueden ir cambiando las cosas hacia una educación mejor, más inclusiva (de verdad).

Os dejo un extracto de uno de los primeros proyectos en los que trabajé y coordiné, donde atendíamos a quienes el sistema educativo no había podido atender:

Si nos fijamos en el sistema actual, podemos apreciar una realidad más o menos compleja en la que los y las jóvenes adquieren unos conocimientos básicos por los que deberían convertirse en ciudadanos adultos y responsables, y posteriormente aprenden un oficio o los fundamentos teóricos y técnicos para el desempeño de una determinada profesión (universidad) con el objetivo último de facilitar su integración en el mercado laboral y, parejo a esto, en la sociedad. Lo que nos resulta evidente es que junto a esta realidad coexiste otra en la que los y las jóvenes se salen de esa línea general que tiene a la formación reglada y la consecución de empleo como vía principal. Creemos que es fundamental para comprender a estos jóvenes partir de la siguiente premisa: el fracaso escolar no ha de ser necesariamente un fracaso vital.

Que bien les hubiera venido un sistema diferente. Por esto (y más) me alegra que hay docentes que busquen cambios.

 

Así que os invito a leer el libro ;O)

 

Exalumno del autor, que aprobó francés, no recuerda nada (ni lo escribe, ni lo habla), no le importa, pero sigue aprendiendo de un profesor más de 15 años después.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑