HH de comunicación útiles para la comunicación interpersonal

Tras tantos años trabajando con múltiples grupos y personas, me tengo por buen comunicador. Creo que «llego a la gente» con la interactúo, bien sea exponiendo un tema en una charla, impartiendo formación, dinamizando un proceso. Sobre todo a partir de la adolescencia, la infancia me cuesta un poco más (creo que mi estilo de comunicar empaca mejor a partir de cierta edad… jajaja)

Este año, en una de las asignaturas que me matriculé de la carrera, en la bibliografía básica, se hablaba de habilidades de comunicación útiles, y oye, le he puesto nombre a ciertas «cosas que yo hago» cuando me comunico con personas.

 

IMG-20220324-WA0046

Aquí, dinamizando unas jornadas sobre juventud y vivienda… parece que me escuchan ¿no? ;O)

 

En el manual, M. Costa y E. López plantean unas habilidades de comunicación útiles para la comunicación interpersonal en contextos de gestión.

Yo creo que valen para todo tipo de contexto, al fin y al cabo un «buen trato» a la hora de comunicar, ¿Quién no lo prefiere?

  • Escoger el momento adecuado y preparar la situación.
  • Enganchar: establecer una relación positiva desde el principio (apertura y flexibilidad).
  • Escuchar atenta y activamente: prestando atención a su comunicación verbal como no verbal.
  • Empatizar: ponerse en el lugar del otro.
  • Resumir: sintetizar mentalmente o de palabra lo que el otro ha dicho.
  • Preguntar adecuadamente: desde el genuino interés y la intención de ayudar al otro.
  • Reforzar positivamente.
  • Enviar mensajes “yo”.
  • Mostrar acuerdo parcial: indicar en que parte de lo que ha dicho el otro estamos de acuerdo.
  • Mantener silencio: aguantar bien el silencio facilita que personas que les cuesta hablar se lancen.
  • Desdramatizar: ubicar la situación en un contexto más amplio.
  • Hacer reír: es una de las habilidades más útiles.
  • Ayudar a analizar y valorar: retener en cierto grado las propias interpretaciones y acompañar al otro en su reflexión, aportándole información, preguntándole, guardando silencio, etc.
  • Narrar: estructurar el discurso captando y manteniendo la atención, aportando información útil.
  • Apoyar y contener: hacer uso de nuestras palabras, de nuestra comunicación no verbal y de nuestro cuerpo para ayudar al control emocional e incluso físico de otra persona.
  • Cambiar el guion: comprender la propuesta de relación implícita que nos hace otra persona sin hacer notar que la hemos advertido y, en lugar de entrar en su juego, hacer un cambio rápido de propuesta que, en cierto modo, la descoloque y nos permita entrar en otra dinámica distinta.
  • Diálogo interior: dialogar interiormente como forma de autocontrol y de controlar el diálogo interior que a veces se produce y nos lleva a reaccionar de determinada manera.

Y tú que me lees ¿utilizas alguna de estas habilidades?

 

Fuente: GARCÍA ARETIO, L.;  RUIZ CORBELLA, M. y GARCÍA BLANCO, M. (2009). Claves para la educación. Actores, agentes y escenarios en la sociedad actual. Editorial Narcea.

La comunicación, cauce para el proceso relacional

Percibo que en nuestro trabajo con personas necesita de la comunicación, es parte del proceso. Toda relación profesional se inicia y continúa con la comunicación verbal, no verbal y paraverbal que establecemos con las personas con las que intervenimos.

Dada su importancia, os dejo aquí apuntes interesantes a tener en cuenta ;O)

 

¿Qué es Comunicación?

Etimológicamente procede del latín “cum + munus”: participación de algo en común, pero el uso más conocido es el de transmitir unos datos, conocimientos, etc. de un emisor a un receptor.

Poner algo en común supone poner nuestro ser frente a otro, y exige la reciprocidad de esta acción. En una auténtica comunicación ninguno de los sujetos acaba anulado por el otro, sino que todos desarrollan sus capacidades, logrando así la consolidación de la propia identidad, que se construye precisamente gracias a esa interacción externa valorativa (Gil Cantero, 2001).

Comunicación humana: Proceso que posibilita el intercambio de significados entre los sujetos por una serie de convenciones sistematizadas en unos códigos y aplicadas sobre un concreto tipo de medio semiótico; signos verbales, escritos y gestuales (Pérez Pérez, 1999).

Podemos diferenciar dos tipos de comunicación:

  • Comunicación biológica: Con ella toda especie transmite a sus individuos los rasgos propios que le definen como tal.
  • Comunicación cultural: Transmitir contenidos con el fin de integrar al otro en el propio grupo, perpetuar la cultura, abrir nuevas perspectivas, ayudar al desarrollo de ese individuo, etc.

comuncación

Imagen de Cheska Poon en Pixabay 

 

Los elementos que constituyen una acción comunicativa/educativa son:

  • Unidad: Aproximación entre los participantes. Mayor unidad mayor eficacia en la comunicación
    Permanencia: Función continua, necesaria y esencial.
  • Diversidad: Cada individuo mantiene su propia identidad, y la experiencia de lo diferente causa la reflexión sobre lo propio.
  • Apertura: Capacidad de trascenderse, de salir de sí mismo, de construir algo común con otro/s.
  • Objeto: Pretende ser un conocimiento, un valor, una creencia o vivencia, etc., de la misma persona.
  • Efecto: Toda comunicación pretende aportar al interlocutor elementos para su optimización, para lograr el encuentro o, al contrario, generar el rechazo (Redondo, 1999).
  • Veracidad: Quien habla ha de decir la verdad, sino la atención de los demás no tendría sentido.

 

La comunicación puede llevarse de forma diferente en la medida en cómo el emisor entienda al otro:

  • Relación objetiva: La comunicación aparece como una relación en la que se cosifica al otro, es algo útil, rentable, para los intereses del interlocutor. Es informativa y parcial.
  • Relación intersubjetiva: Se respeta al otro como un igual, valioso en sí mismo. Es vital, experiencial y plena. La comunicación intersubjetiva supone la comunicación objetiva, que de alguna manera la precede siempre. La comunicación objetiva se desvirtúa si no busca su fundamentación en la relación vital, afectiva, que le ofrece la comunicación intersubjetiva.

Cuando la comunicación no reconoce y asume la dimensión personal del otro, suprime la posibilidad de conformar una auténtica comunidad de personas, deja abierto el camino de la alienación y el de la utilización del hombre por el hombre que acaba destruyendo al propio ser humano.

 

Fuente: GARCÍA ARETIO, L.;  RUIZ CORBELLA, M. y GARCÍA BLANCO, M. (2009). Claves para la educación. Actores, agentes y escenarios en la sociedad actual. Editorial Narcea.

Estudiar de manera más participativa

Aquí estoy, el eterno estudiante de educación social.

Queriendo retirarme este título, este año me he dado el atracón de matricularme de 8 asignaturas. Trabajando, intentando sacar mi proyecto profesional adelante, la vida y demás; no ha sido buena idea tanta cantidad (siempre aprendiendo… del error)

Pero bueno, siempre hay cosas positivas, una de las asignatura de las que me he matriculado, la he disfrutado un montón por lo práctica que ha sido.

Estudio en la UNED, dónde haces muchos trabajos, Pruebas de Evaluación Continua (PEC) y luego te vas a los exámenes. Nunca he acudido a una tutoría y voy sacándolo como puedo. Por eso encontrarme con esta materia, en la que se trabajaba todo a través de PEC, realizando videoconferencias con el resto de alumnado (hasta hemos hecho un cinefórum); ha sido un regalo. Es cierto que lleva tiempo, pero me ha hecho sentirme muy satisfecho.

La asignatura en cuestión es Investigación-Acción y Sistematización de Prácticas en Educación Social. Y quería compartiros la primera de las PEC que tuvimos que elaborar.

El trabajo que teníamos que hacer: Realizar una infografía donde se sinteticen las características básicas de las metodologías participativas, se relacione sus principios epistemológicos con el proceso de recogida de información.

Después de presentarlo, el resto del grupo, pudimos compartirlas en un espacio virtual para que todo el grupo pudiéramos nutrirnos del trabajo del grupo. Por privacidad, solo os comparto la mía:

PEC Actividad bloque I_Fundamentación - Pablo García González

El segundo de los trabajos tenía dos opciones:

  1. Contacto con una entidad o grupo que esté desarrollando o haya desarrollado una investigación participativa. Entrevista para describir la experiencia y análisis crítico. (yo me decanté por este)
  2. Análisis crítico de un informe de investigación en el que se detalle de investigación participativa (IAP o sistematización de prácticas)

El trabajo fue presentado como una mini ponencia, a través de un vídeo. Aquí os dejo un poco de información sobre el proceso de investigación que analicé:

La iniciativa se llama Barrio Oeste. Esta se lleva a cabo en la Zona Oeste de Gijón (Asturias) un barrio con mucha tradición en movimientos sociales. La entidad que promueve la misma es la Fundación por la Acción Social Mar De Niebla (nacida como asociación cultural en el año 2004) Yo formé parte del equipo fundador, aunque llevo desvinculado desde 2015, pero oye el cariño asociativo, queda.

Un poco de información:

Barrio Oeste es un proyecto que se viene desarrollando en la zona Oeste de Gijón desde el año 2016  y que actualmente se está implementando la 4ª fase.

Este proyecto facilita la construcción y consolidación de redes, espacios y acciones encaminadas a potenciar el desarrollo económico de la zona oeste de Gijón, a fortalecer entornos colaborativos que mejoren el bienestar de vecinos y vecinas y a interconectar tantas cosas que ocurren en nuestros barrios y que hacen del distrito un lugar muy especial para vivir y convivir.

Desde la web de Barrio Oeste encontraréis información sobre todo el proceso, pero os dejo enlaces directos a lo que creo que puede interesar más desde el punto de vista de la asignatura:

Y para acabar, la tercer PEC, ya suponía aplicar lo que habíamos ido estudiando:

Trabajar con una técnica de recogida de datos grupal en torno a una cuestión de interés social para un colectivo con el que te relaciones habitualmente. Justificar el interés de la cuestión de estudio y los motivos de elección de esa técnica.

Contextualizar/describir al grupo. Explicar cómo se ha llevado a cabo el proceso de recogida de información. Analizar críticamente la información producida y el propio proceso participativo. Establecer implicaciones para la continuidad del estudio.

En mi caso, aproveché una facilitación que nos encargaron a El Taller para ponerla de ejemplo.

La técnica escogida para la recogida de información ha sido “los manteles”. En esta técnica se dejan tantos “manteles” (cartulinas) como temas sobre los que se quiera trabajar.

  • En el caso de este encuentro, se realizaron 6 “manteles” correspondientes a los ejes que desde la entidad precisaban recoger información.
  • Los manteles se repartieron por la sala dónde se realizaba el encuentro.
  • Una vez presentados los ejes de trabajo, se dividió a los y las participantes en 6 subgrupos, mediante tarjetas de colores repartidas al azar; y se situó a cada subgrupo en uno de los manteles.
  • Se les indicó que cada subgrupo tendría 10 minutos por mantel para aportar ideas sobre el eje del que versaba el mantel. Pasado el tiempo se rotaría, de tal manera que todos los subgrupos, pasaran y aportaran en los 6 manteles.
  • Tras 60 minutos de rotaciones, se realizó en plenario una puesta en común de las conclusiones. Cada subgrupo, presentó el mantel en el que acabó la rotación.

Imagen1

Aunque la asistencia al Encuentro fue alta y las aportaciones numerosas, no se quería limitar a este día las aportaciones realizadas por las diferentes entidades.

Por ello “se trasladó” la técnica a la red, a través de la plataforma Kialo, que permite la elaboración de debates. Se volcaron las conclusiones del Encuentro y se compartió con las entidades para estas pudieran distribuirlo entre su voluntariado y alimentasen el debate, de cara a recoger más información.


Como os decía, he disfrutado cursando esta asignatura, por eso me ha parecido interesante compartir que se puede estudiar de manera más participativa ;O)