Buscar

El caso Pablo

"La gente de esas ciudades, están dormidos. Todo el día en el trabajo, en casa, sonámbulos. Nosotros les despertamos"

Etiqueta

Dinámicas de grupo

¿Quién se beneficia?

Creo que viene bien que vayamos trabajando dinámicas que fomenten el pensamiento crítico…

 

Por lo general, las cosas, por más grandes que parezcan, empiezan muy pequeñas, es en ese momento donde pueden corregirse y no esperar a que sea más difícil de manejar. Por lo tanto, saber reconocer que nos pueden hacer daño nos ahorraría tiempo, esfuerzo y dinero. Descuidar las cosas importantes, significa tener que hacer un esfuerzo mayor para lograr una tarea que de haberse hecho a tiempo nos evitaría más desgaste. Significa preocuparse por aquello que en el futuro será valioso para nosotros y que nos traerá beneficios.

 

baobabs-y-el-principito

 

Materiales

Desarrollo

Se ubica a a las personas en subgrupos. A cada una de ellas se le brinda una copia del capítulo por leer, escogen una frase que les llame la atención y explican al grupo porqué la escogieron. Después se abre la discusión con lo expuesto por cada uno de los grupos.

 

Preguntas de discusión

  • Al decir: “las semillas son invisibles; duermen en el secreto de la tierra”, ¿Qué relación puede tener esta semilla con nuestros talentos e inteligencias? ¿Qué pasa si esas semillas nunca despiertan?

 

  • ¿Qué concepto de disciplina se maneja en el texto? ¿Es igual al que se maneja en la escuela, colegio o en la casa?

 

  • Da ejemplos de trabajos, en la vida real, que sean fastidiados pero fáciles de hacer.

 

  • ¿Qué cosas son pequeñas y de las que si no nos preocupamos podrían crecer peligrosamente?

 

  • ¿Cuáles semillas hay que eliminar de nuestra vida antes que nos hagan “estallar”?

 

***

 

El Principito

Fragmento del capítulo V

Cada día yo aprendía algo nuevo sobre el planeta, sobre la partida y sobre el viaje. Esto venía suavemente al azar de las reflexiones. De esta manera tuve conocimiento, al tercer día, del drama de los baobabs. También gracias al cordero y como preocupado por una profunda duda, el principito me preguntó:

-¿Es verdad que los corderos se comen los arbustos?

-Sí, es cierto.

– ¡Ah, qué contento estoy!

No comprendí porqué era tan importante para él que los corderos se comieran los arbustos, pero el principito añadió:

-Entonces se comen también los baobabs.

Le hice comprender al principito que los baobabs no son arbustos, sino árboles tan grandes como iglesias, y que, incluso si llevase consigo todo un rebaño de elefantes, el  rebaño no lograra acabar con un solo baobab.

Esta idea del rebaño de elefante hizo reír al principito.

-Habría que poner los elefantes unos sobre otros…

Luego añadió juiciosamente:

– Los baobabs, antes de crecer, son muy pequeñitos.

– Es cierto; pero ¿Porqué quieres que tus corderos coman los baobabs?

Me contestó:

-“¡Bueno! ¡Vamos!”, como si hablara de algo evidente. Me fue necesario un gran esfuerzo de inteligencia para comprender por mi mismo este problema.

En efecto, como en todos los planetas, en el planeta del principito había hierbas buenas y hierbas malas. Por consiguiente, de buenas semillas salían buenas hierbas, y de las semillas malas, hiervas malas, pero las semillas son invisibles; duermen en el secreto  e la tierra, hasta que, un buen día, unas de ellas tiene la fantasía de despertarse. Entonces, se alarga extendiendo hacia el Sol, primero tímidamente, una encantadora ramita inofensiva. Si es una ramita de rábano o de rosal, se la puede dejar que crezca como quiera; pero, si es una mala hierba, es preciso arrancarla inmediatamente en  cuanto uno ha sabido reconocerla.

En el planeta del principito había semillas terribles…, como las semillas baobab. El suelo del planeta está infestado de ellas. Si un baobab no se arranca a tiempo, no hay manera de desembarazarse de él más tarde; cubre todo el planeta y lo perfora con sus raíces. Si el planeta es demasiado pequeño y los baobabs son numerosos, lo hacen estallar.

Más tarde, el principito me dijo: “Es una cuestión de disciplina. Cuando, por la mañana, no termina de arreglarse, hay que hacer cuidadosamente la limpieza del planeta. Hay que dedicarse regularmente a arrancar los baobabs cuando se los distingue de los rosales, a los cuales se parecen mucho cuando son pequeñitos. Es un trabajo fastidioso  pero muy fácil

 

Fuente: Actividades de Pensamiento Crítico y Creativo. Centro Nacional de Didáctica Ministerio de Educación Pública San José, Costa Rica 2006

Anuncios

El rumor

Hoy os dejo una técnica, que no había publicado hasta ahora, porque es más vieja que “la tarara” y casi cualquier persona la conoce. Pero tal y como va el mundo, las noticias y las reacciones antes las mismas. Creo que merece la pena ser rescatada…

El rumor.

 

rumor
“La murmuración se parece al humo porque se disipa pronto, pero ennegrece todo lo que toca” Madame Staël

 

Se trata de una técnica utilizada, por primera vez en Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial con la colaboración de varios periódicos.

Se puso en práctica para hacer frente a infinidad de rumores y noticias distorsionadas que circulaban por el país y que creaban temor en la población.

Es una técnica de dinámica de grupos que demuestra científicamente cómo se construye un rumor, cómo se distorsiona el mensaje original que se transmite a través de diversos interlocutores.

Se observa cómo, de forma progresiva, va cambiando la noticia hasta convertirse en “algo” que tiene poco parecido con el mensaje original.

 

OBJETIVOS

  • Ver cómo la comunicación se distorsiona a partir de la interpretación que cada uno le da.
  • Mostrar las dificultades de la comunicación.
  • Analizar la influencia de preguntas y el diálogo en la información.
  • Mostrar la importancia de la actitud de escucha dentro de la comunicación.

DURACIÓN

50 minutos.

 

DESARROLLO

El/la formador/a llama a seis personas. El resto del grupo permanece en su sitio, para actuar como observadores. Cinco de estos seis voluntarios salen del salón. El primer voluntario permanece en el salón con el formador/a y los observadores.

El formador/a lee al voluntario la historia,  el voluntario no deberá tomar notas de lo que escucha. El formador/a pide al segundo voluntario, que se encuentra fuera del salón junto con los demás voluntarios, que entre en clase. El primer voluntario repite al segundo, lo que oyó del formador/a.  Un tercer voluntario entra al salón, y el segundo repite lo que oyó del primero. Se repite el procedimiento hasta que todos los voluntarios hayan oído el mensaje. Y el sexto voluntario escribe el mensaje, para que el grupo lo pueda leer. El formador/a coloca el mensaje original,  para poder ser comparado con la versión del sexto voluntario.

Se le pide a los observadores que lean sus notas. Luego los voluntarios discuten su experiencia. El formador/a encabeza una discusión con el grupo entero sobre las implicaciones de esta dinámica.

 

EVALUACIÓN

Reflexionar que la distorsión de un mensaje se da por no tener claro el mensaje, pues por lo general, se nos queda en la memoria aquello que nos llama más la atención, o lo que creemos que es más importante. Nos permite discutir cómo nos llegan en la realidad las noticias y acontecimientos, y cómo se dan a conocer; cómo esto depende del interés y de la interpretación que se le da.

Algunos aspectos que deben tenerse en cuenta durante la realización del ejercicio son:

  1. Falta de significado del mensaje y del contexto.
  2. Dificultad para retener un número considerable de ideas en un único mensaje
  3. Presencia de elementos que nos distraen.
  4. Diferenciar la retención de aspectos anecdóticos y de aspectos cruciales.

 

Ejemplos de historias a contar:

Historia del granjero

Un granjero en el oeste de Extremadura colocó un tejado delgado sobre su granero. Poco después un viento huracanado lo hizo volar y cuando el granjero lo encontró a veinte kilómetros, estaba doblado y encogido con imposible reparación. Un amigo y un abogado le indicaron que la Compañía Ford de Automóviles le pagaría un buen precio por la chatarra y el granjero decidió enviar el tejado a la Compañía para ver cuánto podría sacar de él. Lo embaló en una gran caja de madera y lo envió a Avilés, Asturias, poniendo claramente el remite para que la Compañía Ford supiera dónde enviar el cheque. Pasadas doce semanas, el granjero no había oído nada de la Compañía Ford. Finalmente cuando estaba a punto de escribirles para averiguar lo que pasaba, recibió un sobre de ellos. Decía así: «No sabemos qué chocó contra su coche pero lo tendremos arreglado para el quince del siguiente mes».

 

Historia del accidente

Dicen que 483 personas están atrapadas bajo un derrumbe, después que pasó el ciclón se inició el rescate. Se han movilizado miles de personas llevando medicinas, vendas y otros elementos. Pero dicen que la gente atrapada no fue por accidente, sino que fue un secuestro, pues hay gente de mucho dinero entre los atrapados.

 

Historia del camión

El camión, que iba al sur, estaba dando la vuelta a la derecha en la intersección cuando de pronto el coche deportivo, que iba hacia el norte, trató de dar la vuelta hacia la izquierda. Cuando se percataron de que estaban dando la vuelta por el mismo carril, ambos tocaron su claxon, pero siguieron dando la vuelta sin frenar. De hecho, el coche hasta parecía ir acelerando justamente antes del choque.

 

Ni una sola palabra, solo gestos y miradas

Un buena dinámica para trabajar comunicación no verbal.

 

Objetivos

  • Utilizar otras formas de comunicación distintas a la verbal.
  • Favorecer la expresión de sentimientos en actos.

Duración

30 minutos.

img_composition_20190116_112713_processed

 

Desarrollo

Quien lleva a cabo la dinámica comienza explicando que los pensamientos y los sentimientos deben expresarse conforme a un estilo determinado: los descubrimientos científicos se escriben en lenguaje técnico, la música se escribe, pero se ejecuta, otros sentimientos creativos se pintan, se cantan, se danzan, se hablan, se representan. Sea como fuere la persona comunica su experiencia mediante su postura, su cuerpo, o mediante una parte de él.

Esta dinámica consiste en que el grupo se organice por subgrupos, y cada uno de ellos inventará una historia, en el que al menos debe expresar 3 sentimientos o emociones.

Luego cada uno de ellos intentará solo con gestos, miradas y señales, transmitir esa historia, y los grupos deberán interpretarla.

Se termina poniendo en común lo  experimentado, ahora sí verbalmente.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑