No des la chapa

En mi particular cruzada con el mundo, en la que pienso que invertir educación es la base para cambiarlo a largo plazo y mejorar la comunicación ayudaría a prevenir muchos problemas a corto plazo… Os traigo una sugerencia.

Si has trabajado con personas, en algún momento puede que te hayan dicho “no me des la chapa” (o similar palabra utilizada en tu zona “murga” “charleta” “vara”…) puede también que hayas dado una charla o hecho una presentación, y en vez de decírtelo, lo hayan pensado. 

Soy un firme defensor de una charla puede hacerse amena y dinámica. Es mi primer pensamiento cuando tengo que preparar alguna. Cómo contar “esto” sin que sea pesado…

 

bottle-caps-647830_640

 

En este tiempo que llevamos de comunicados, informes, videoconferencias, declaraciones y demás que muchas veces he pensado tanto “No des la chapa” que me apetecía proponer alguna alternativa.

Os voy a contar lo que me funciona a mi:

Haz partícipe a la otra parte. Las personas comprendemos mejor aquello en lo que participamos y le prestamos más atención.

Piensa en las palabras claves o ideas fuerza. Qué quieres contar, y cuánto necesitas decir para eso. El resto es paja.

Ten en cuenta dónde estás. El grupo, la historia, el lugar, el contexto importan.

Utiliza nombres propios. Da cercanía y además siempre lo digo. Es más educado que un “eh tú”

Da ejemplos. Fotos o vídeos (no presentaciones laaaaaaaaargas para leer), cuenta anécdotas que tengas sobre lo que estás contando, usa símiles, metáforas…

Humor. Con respeto y si te sale natural una broma ayuda mucho.

Usa tus palabras. Habrá momentos que se debe utilizar tecnicismos, pero las personas no hablamos en modo “ensayo” o “artículo científico”

 

Por supuesto esto solo tiene el rigor de que a mi me ha funcionado. Tú prueba lo que se adapte a ti, pero…

NO DES LA CHAPA ;O)

 

De la responsabilidad compartida

Un texto que uso en ocasiones en las formaciones para reflexionar sobre la responsabilidad compartida.

puzzle-3155663_640

Y no solo en el equipo de trabajo, si no en el grupo del que formamos parte, en la familia, en la comunidad, en la vida.

Hay cuatro individuos que se llaman:
“Todos”, “Cualquiera”, “Alguien”, “Nadie”.
Había un importante trabajo que hacer.

Se le pidió a “Todos”, que lo hicieran,
“Todos”, estaba seguro de que “Alguien” lo haría,

“Cualquiera” pudo haberlo hecho, pero….
“Nadie” llegó a hacerlo.
“Alguien” se enojó cuando se dio cuenta de ello.

Porque era el trabajo de “Todos”;
“Todos” pensó que “Cualquiera” podría hacerlo,
Pero no lo hizo.

Al final, “Todos” culpo a “Alguien”,
Cuando “Nadie” hizo lo que
“Cualquiera” podría haber hecho.

Lo leemos otra vez y ¿reflexionamos?

La historia (dinámica)

Un dinámica para reflexionar sobre cómo interpretamos la información que recibimos de una historia que escuchamos.

Objetivos

  • Reflexionar sobre la interpretación que hacemos de los hechos
  • Ser conscientes de las percepciones y juicios erróneos.

Materiales

  • Hojas de respuesta, una por participante.
  • Clave de respuestas (para el dinamizador o dinamizadora)

Van en este documento: Anexo. La Historia.

books-1245690_640

Imagen de Free-Photos en Pixabay 

Desarrollo

La persona dinamizadora lee al grupo una historia, que debe escuchar atentamente. La lectura se realiza dos veces.

La historia

“Un hombre de negocios acaba de apagar las luces de la tienda, cuando un hombre apareció y le pidió dinero. El dueño abrió una caja registradora. El contenido de la caja registradora fue extraído y el hombre salió corriendo.  Un miembro de la policía fue avisado rápidamente.”

En segundo lugar las personas del grupo cumplimentan individualmente un cuestionario que se les entrega, en este aparecen una serie de afirmaciones referidas a la historia de las que deben indicar si son verdaderas, falsas o no saben.

Finalmente, la persona dinamizadora lee en alto las afirmaciones y los y las participantes informan sobre sus respuestas a cada una de ellas.

Evaluación

¿Qué argumentos tenéis para emitir esa respuesta? Se aportan los datos que aparecen en la clave de respuesta.

Esto pone de relieve que una descripción de los hechos no es suficiente para emitir un juicio ni para hacer una interpretación.

Conclusión

Las palabras suelen encerrar conceptos o ideas sobre determinadas cosas (hombre de negocios-dueño). Es importante reflexionar.