Buscar

El caso Pablo

"La gente de esas ciudades, están dormidos. Todo el día en el trabajo, en casa, sonámbulos. Nosotros les despertamos"

Los 8 principios del optimismo pragmático

Soy optimista pero también pragmático, así que haberme encontrado con esta idea me parece de lo mejor. Os la comparto

 

Mark Stevenson nos habla de algo muy interesante: “los 8 principios del optimismo pragmático”.

optimismo

Tras estudiar miles de casos de personas que habían alcanzado metas significativas, estableció los 8 principios del optimismo pragmático haciéndose la pregunta “¿cómo consiguen algunas personas hacer cosas buenas en un mundo en constante cambio?”.

 

Pudo comprobar que había un patrón que se repetía y de ese modo estableció las siguientes máximas:

  1. Tenemos que estar preparados para soñar con el futuro.
  2. Todas las personas que consiguen hacer cosas buenas y significativas están comprometidas con un proyecto que va más allá de ellas mismas.
  3. Hay que abrirse a la evidencia y basarse en los hechos objetivos. Esto se refiere a que debemos adoptar una forma de pensamiento más científica.
  4. Las ideas debemos compartirlas en lugar de protegerlas. Cuando las ideas se comparten se confiere poder a las personas en lugar de ejercerlo sobre ellas.
  5. No pasa nada si nos equivocamos. ¡Lo realmente grave e irresponsable es no intentarlo! Para los optimistas pragmáticos el error forma parte del camino. De hecho lo consideran una de las mejores estrategias para poder avanzar. Para otros el error es catastrófico y esta forma de pensar les hace vivir estancados. El empresario estadounidense graduado en informática y filosofía Seth Godin afirma que “la mejor manera de empezar a avanzar es tomar el camino equivocado”.
  6. Somos lo que hacemos, y no lo que tenemos intención de hacer. Somos lo que hacemos y lo que sentimos, no lo que imaginamos. Haz un pequeño ejercicio de introspección y piensa cómo sueles actuar y sentirte últimamente, eso te dará una pista muy importante sobre el tipo de persona que eres.
  7. Trata de evitar un pensamiento cínico. El cinismo refleja una falta de ambición por mejorar las cosas y demuestra una creencia imperante de que no se puede o no vale la pena cambiar nada. Es la excusa perfecta para dar paso a la pereza y al estancamiento personal, ya que si pensamos que no podemos cambiar nada… ¿para qué vamos a intentarlo?
  8. Cuando te embarques en un proyecto importante, plantéatelo como un torneo muy largo. Es fundamental saber prolongar la recompensa en el tiempo. Además deberás tener presente que es posible que pierdas nueve batallas de cada diez. Pero si eres persistente y no desistes acabarás saboreando las mieles del éxito.

 

Fuente: Mark Stevenson en el programa Redes.

Aquí os lo dejo

Anuncios

Perfil de grupo

Objetivo del ejercicio: Definir en conjunto las características del grupo de participantes, en relación con las actividades examinadas. Es un método rápido y conveniente para entender en sentido general las características socio-económicas, cualitativas y cuantitativas. Todos los participantes pueden ser involucrados, y se presenta como un juego divertido.

Tiempo : 2 horas

Materiales: Papelógrafo, cartulinas, pegamento o celo, rotuladores

perfildegrupo

Desarrollo:

Paso 1: explicar el objetivo del ejercicio (p.ej.: “para poder trabajar mejor con la comunidad, queremos tener mayor información sobre sus principales actividades”) y la metodología.

Paso 2: empezar con las informaciones básicas, por ejemplo “¿cuáles son las principales actividades / cultivos que se hacen aquí?”. Según el grado de alfabetización de los participantes, pueden escribir cada elemento sobre una tarjeta, o el facilitador discute para cada uno un símbolo entendible por todos, y lo dibuja sobre la tarjeta. Una vez que se ha agotado el primer tema, se reunen las tarjetas sobre el papel.

Paso 3: se repite el ejercicio para otras informaciones consideradas relevantes, por ejemplo, tenencia de tierra, uso de insumos, crédito, etc. Si se levantan temas sensibles para los cuales se observa una resistencia de la gente, no colocarlos en el papelón.

Paso 4: una vez el grupo considera que ha agotado los temas relevantes, se procede al censo. Se pide a cada participante indicar en el papelón, por ejemplo con una cruz o una ruedita sobre cada tarjeta, las actividades en las cuales se involucra o los aspectos que corresponden a sus características. En este paso pueden ser útiles los plumones de colores diferentes. El censo es anónimo, así que no tiene por qué despertar temor en los participantes.

Paso 5: discutir el resultado con los y las participantes. P. ej., explicar diferencias evidentes, actividades no usuales, etc…

Paso 6: pedir al grupo su opinión sobre el ejercicio.

 

Fuente: 80 herramientas para el desarrollo participativo. Frans Geilfus

 

El mejor liderazgo

El otro día hablaba con una colega sobre el trabajo, la gente que se queja y demás, y en un momento de la conversación ella me decía que en muchas ocasiones la gente se queja “porque si” ya que en cuanto les ofreces soluciones, no les valen. Y que esto era un buen remedio para eliminar las quejas, soluciones ante ellas.

Bueno pues he pensado que como vivimos en el país de “quita que no sabes” “Eso lo hago yo mejor” y “Lo que hace ese lo hago”, os dejo un dinámica para reflexionar sobre el liderazgo.

Sería genial que pudierais hacer en grupo, pero quizá también sea un interesante ejercicio de reflexión personal.

bombilla-iluminada

Objetivo: 

Recapacitar sobre las habilidades y cualidades para liderar un grupo.

Tiempo:

2 horas

Tamaño del grupo:

Indiferente.

Lugar:

Aula amplia y cómoda.

Materiales necesarios:

Cinta adhesiva, papelógrafo y rotuladores.

 

Desarrollo:

Se divide al grupo en tres subgrupos que tengan, como mínimo, cuatro personas. Si los grupos quedasen desequilibrados, se determina que todos tengan el mismo número de componentes y el resto, quede(n) como observador(es).

Cada grupo recibe un nombre y los materiales.

La facilitadora explica que cada grupo representa una cultura diferente y que debe luchar por preservarla.

Se dan quince minutos para que los grupos se reúnan y elaboren el perfil sociocultural de su planeta siguiendo una serie de preguntas: apariencia física, religión (espiritualidad), clima y paisaje, estructura socioeconómica, roles, etc.

Cada grupo elige un representante que exponga las características al resto de compañeros.

La facilitadora del grupo debe evidenciar las diferencias y semejanzas que existen entre los grupos.

Se vuelven a reunir por grupos y, en 10 minutos, deben elaborar una lista con las cinco cualidades y habilidades que debe tener el mejor liderazgo.

Las portavoces lo presentan al resto del grupo.

En este punto, el facilitador promueve que exista consenso entre grupos. Añade que va a redistribuir a los grupos con motivo de una guerra intergaláctica.

Los y las  integrantes de los nuevos grupos, deberán limar asperezas y dejar atrás sus diferencias culturales y definir el perfil de líder que es aceptado por las tres culturas. Contarán con 30 minutos.

Se elige una portavoz por grupo y la portavoz promoverá un nuevo debate en el que debe quedar resuelto:

  • Un perfil de liderazgo aceptado por todos.
  • Listado de elementos relacionados con el liderazgo que cambió de una situación a otra.

 

Evaluación: en esta dinámica es muy importante el papel que juega la facilitadora para que se respeten los tiempos y conducir, de manera adecuada, la dinámica.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑