Buscar

El caso Pablo

"La gente de esas ciudades, están dormidos. Todo el día en el trabajo, en casa, sonámbulos. Nosotros les despertamos"

Divulgar que es la ASC como deporte

Antes que nada, os dejo con este fragmento extraído de esta presentación del blog que lleva Antonio Alcántara (Educació Transformadora):

 

Es un agente social de apoyo que estimula la iniciativa grupal, provocando actividades de investigación, análisis, reflexión y organización social.

Es una persona con sensibilidad hacia los problemas sociales. (comprometida)

Es un técnico social que trata de relacionar a los individuos en su ambiente.

Es un profesional que se implica a establecer contactos humanos. 

Es un mediador social que contribuye a solucionar los problemas comunitarios.

 

 

Con esas anotaciones comienza su presentación titulada “Una aproximación a los roles, funciones y tareas del Animador/a Sociocultural”. Como os la he enlazado arriba, recomiendo que la leáis, es una introducción genial a qué es la ASC, y también os da una genial bibliografía buena para profundizar.

Pero yo hoy quiero hablaros de otra cosa…

Un rol, funciones y tareas que no aparece en ningún texto y manual sobre Animación Sociocultural, y que aunque se suele dar en todos los empleos que podamos obtener, no suele estar reconocido, y mucho menos pagado. Y es que como reza el título de la entrada, se hace “por deporte”.


Rol:

  • Divulgador (de qué es la Animación Sociocultural)

Funciones:

  • Explicar qué es la ASC
  • Romper mitos (no, no nos pasamos el día jugando, ni solo somos Dj’s de bodas y bautizos)
  • Defenderla (es un ámbito serio, de verdad de la buena)
  • Reivindicarla como útil (Y NECESARIA)

Tareas:

  • Sensibilizar a amigos y familiares
  • Convencer a algunos/as profesionales

 

Aunque la entrada es en un tono cómico, nace de la realidad. Y es que sigo viendo necesario explicar que es la ASC, cómo funciona, para qué servimos, qué podemos aportar.

Compis animadores y animadoras, de verdad, habld de ASC, explicad, conversad, exponed sobre ella.

Lo que se conoce se respeta, y lo que se respeta se cuida. Creo que es lo que más puedo desearle a esta profesión.

Hacedlo como yo, aunque solo sea por deporte ;O)

Anuncios

Refugio y educación

Hoy os comparto un resumen del libro Educación En Palestina, Sáhara Occidental, Iraq, Guinea Ecuatorial y para Refugiados de Agustín Velloso Santisteban y José Antonio Vinagrero Ávila, que leí el año pasado para la asignatura de política comparada en Educación Social.

 

libropoliticacomparada

 

PRIMERA PARTE: LOS REFUGIADOS: OTRA CONSECUENCIA DEL DESORDEN MUNDIAL

EL DESORDEN MUNDIAL Y LOS REFUGIADOS

En 1998 se publicó el libro El desorden mundial y los refugiados (Madrid, UNED). Con la intención de mostrar que se cual sea el campo desde el que se estudia el refugio, legal, psicológico, estadístico, político, educativo, etc., que ninguna aportación desde estos ámbitos es una solución al problema, la violación de derechos humanos, sino que es un paliativo más o menos eficaz.

La única solución a los refugiados es el respeto a los derechos humanos, lo que haría innecesario el artículo 14 de la DUDH y la existencia posterior del sistema de acogida, entre otras, acabando con el sufrimiento de millones de personas, imposible de eliminar con las medidas adoptadas por los gobiernos de los países de acogida.

AUMENTO DEL DESORDEN MUNDIAL

El título indica que esa violación a escala planetaria tiene su causa en un estado de desorden político mundial. El autor no imaginó que ese desorden iba a ir en un aumento exponencial hasta llegar a la situación de hoy, casi 20 años después.

Según las cifras del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), “las informaciones de la primera mitad del año sugieren que 2015 está en camino de alcanzar por primera vez una cifra mundial de desplazados forzaos superior a los 60 millones de personas. Esto significa que una de cada 122 personas ha sido obligada a huir de su hogar”. En 1998 se afirmaba que rondaba los 12 millones.

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL PRODUCE MÁS DESORDEN

Aunque no hay consenso al respecto, puede decirse que la expresión “Nuevo Orden Mundial” se consolida en los años 90 tras el fin de la “Guerra Fría”. El principal proponente y actor de este nuevo orden mundial es Estados Unidos, basta con ver sus resultados en la actualidad para concluir con las palabras “fracaso masivo” (si se comulga con dicho plan) o la palabra “crimen” (si se es contrario).

No es raro que por intereses contrapuestos haya aparecido recientemente una reacción a ese orden.

¿A QUÉ ASPIRA EL SER HUMANO?

Sobre todo para los que viven en seguridad en los países occidentales, la experiencia de un refugiado les parece muy lejana e imposible de concebir que les llegue a afectar un día a ellos.

Una persona espera tener buena salud, un trabajo no esclavizarte, fundar una familia, … Al mismo tiempo, a nadie le importa para su propia felicidad si su piel es negra o blanca, mujer u hombre, y su madre habla chino, si su padre reza en una mezquita o en su casa.

En definitiva, lo que quiere la gente es vivir su vida de la mejor manera posible sin más problemas que los derivados de las limitaciones humanas y del azar.

¿QUÉ OCURE CUANDO ESTAS ASPIRACIONES NO SE PUEDEN REALIZAR?

Cuando estas aspiraciones se ven mologradas por el abuso del poderoso, del más fuerte, del violento hacia el más débil y a quien no ampara nadie, a éste no le queda otro remedio que ceder ante la fuerza. También puede enfrentarse, pero esta opción supone un riesgo de muerte en el peor de los casos.

Entre el sufrimiento y el riesgo queda una tercera salida la huida. Se puede perder todo, pero al menos se salva la vida y se mantiene la esperanza de un futuro mejor. Esto es el refugio. Ponerse fuera del alcance del violeto, del opresor, del que persigue. El refugio lo ofrece otro que con su poder protege al que huye de su perseguidor, de forma que éste no puede darle alcance mientras dure la situación de refugio.

El refugio es una institución social antigua aunque no haya sido vertida en cartas magnas, constituciones y leyes de las naciones hasta épocas recientes. Por tanto, mucho antes de que exista el Estado moderno, las Naciones Unidas y sus DUDH, el refugio era un derecho humano.

¿POR QUÉ UNA PERSONA SE CONVIERTE EN REFUGIADO?

Una persona no se convierte en refugio por una “cuestión política”, mejor dicho, no sólo por eso. Una persona se convierte en refugiado porque sus derechos humanos son conculcados. Es una cuestión humana principalmente. No es un asunto político, ni algo que ocurre solo en los países del Tercer Mundo o a las personas que tienen la piel blanca.

¿CÓMO SE RESPONDE A ESA SITUACIÓN DE PERSECUCIÓN HOY DÍA?

Hoy día se observa que el discurso sobre el refugio aparece centrado en sus elementos legales, a los que se les concede más importancia que a los elementos que hace referencia a la persona humana. La Ley y las cuestiones logísticas se vuelven más importantes que las personas a las que tienen que servir.

De esta manera hoy día no se discute tanto sobre el porqué de la violencia, la cárcel, la tortura, sino sobre si el refugiado, en su huida, ha pasado por un “tercer país seguro”, si ha pedido asilo en otro país y se le ha denegado, etc.

La cuestión del refugio es antes humana, o sea, relativa seres humanos cuyo derechos humanos son violados, que legal y política, es decir, relativa a acuerdos y documentos que pueden servir para paliar esa situación y controlar sus consecuencias. Igualmente, la aspiración de justicia, libertad, seguridad e igualdad son antes humanas que políticas.

DERECHOS HUMANOS Y REFUGIADOS.

Allí donde se conculcan los derechos humanos se abre la posibilidad de que las victimas tomen la decisión de huir de esa situación de peligro. Es enorme la población mundial que vive en países donde sus derechos humanos son conculcados en mayor o menor medida.

Si leemos publicaciones de las organizaciones que se ocupan de esta cuestión, salta a la vista que es un error pensar que los solicitantes de asilo son personas que prefieren vivir en la Unión Europea y en Estados Unidos solamente porque en ambas zonas se vive mejor que en sus países de origen.

No es una elección libremente realizada. Únicamente el deseo de confundir, la ignorancia o la falta de apreciación por los derechos humanos, puede llevar a alguien a mezclar refugiados con emigrantes o a decir que los solicitantes de asilo vienen a quitar a los nacionales el trabajo que escasea.

¿CÓMO OBSERVAN LA SITUACIÓN DE LOS REFUGIADOS LAS PERSONAS QUE NO LO SON?

Los que viven en país libres no desean ser molestado por incómodos extranjeros que aparecen en sus vidas con problemas, sin pararse a pensar que su indiferencia es responsable en parte de esas de esas molestias. Sin embargo, por ser el refugio un derecho humano fundamental, los que acogen a quien lo solicita no le están dando nada que no les pertenece por derecho como persona. Únicamente le están dando lo que es suyo.

Resulta difícil imaginar el sufrimiento de una persona que huye si nunca se ha vivido en un apuro similar. Si bien es cierto que hay refugiados que no han experimentado los peores sufrimientos, aunque estos son una minoría frente a los millones de despojados y maltratados que han sufrido lo indecible, perdido familiares, amigos y propiedades de forma injusta y cruel. Debemos admitir que en la cuestión de refugio el ser humano vive una de sus peores contradicciones en tanto que ser social y moral.

ARMAS Y REFUGIADOS.

Los que observan el problema de los refugiados desde la barrera, pensando que sus gobiernos hacen bastante al contribuir con unos millones anuales al presupuesto del ACNUR, debería reflexionar acerca de que su propio gobierno vende armas al dictador de un país en el que se violan los derechos humanos, que las emplea para reprimir a la población y eliminar a los que se le enfrentan.

En países occidentes se apoya en abierto desafío a la DUDH a dictaduras que no sólo consienten, sino que se financian y se arman a sabiendas de que violan los derechos humanos que en occidente se disfrutan, con desprecio de los habitantes de otras latitudes que son también personas con su propia dignidad y semejantes aspiraciones.

España no se queda al margen. Como ejemplo basta con recordar que el Centro Delàs publicó en febrero de 2016 el informe Arabia Saudí y los bombardeos en Yemen. La responsabilidad del Estado español. En el cual se analiza el contexto de lo que sucede en Yemen, las violaciones del Derecho Internacional Humanitario cometidas por la coalición liberada por Arabia Saudí y la contribución española a la guerra mediante la venta de armas y la firma de convenios de cooperación militar con las autoridades saudíes.

Los político occidentales afirman a los cuatros vientos que las democracias no hacen la guerra entre ellas, que los países que representan poseen unos niveles de libertad, justicia y seguridad superiores a los de países no occidentales, las masas europeas y estadounidenses respiran con tranquilidad por pertenecer a una cultura más elevada, Política comparada sentirse seguras en su democracia y a cubierto de las miserias y las barbaridades que azotan a los países “atrasados”.

Pocos se entretienen en pensar que lo máximos exponentes de esa crema occidental son los principales vendedores de armas del mundo y dicen que ellos no las usan salvo en defensa propia y de la democracia, de los derechos humanos, etc. Lo cual no es cierto. Resulta que además se las venden a los países no democráticos para que hagan guerras contra otros o las empleen contra su propia población.

POLÍTICA Y REFUGIADOS.

Si se tiene en cuenta el propósito de las Naciones Unidas al proclamar la declaración universal de los derechos humanos, a saber.

“… que los pueblos de las Naciones Unidas han reafirmado en la Carta su fe en los derechos fundamentales del hombre, en la dignidad y el valor de las personas humas y en la igualdad de derechos de hombres y mujeres, y se ha declarado resueltos a promover el progreso social y a elevar el nivel de vida dentro de un concepto más amplio de la libertad.”

Podemos decirse que la concesión de asilo a los que sufren persecución no es solamente una obligación de los estados firmantes de los convenios internacionales al respecto, sino que ni siquiera alcanza a cubrir toda la responsabilidad en la que incurren esos estado en el mantenimiento de las situaciones de persecución en otros.

DEMOCRACIA OCCIDENTAL Y REFUGIADOS.

Los medios de comunicación están saturados del lenguaje eufemístico, apropiado para cubrir la vergüenza de la realidad, que a nadie se le ocurre traducir esas expresiones al habla normal.

Las crisis humanitarias son un número exagerado de cadáveres en poco tiempo. Las acciones de emergencia son maniobras militares de entrenamiento de las tropas cuyo presupuesto no sale del asignado a las operaciones regulares previstas anualmente. El fino paladar democrático de la opinión pública occidental requiere palabras suaves que hagan digerible el desagradable espectáculo de miles de infieles moribundos dando tumbos por la selva, el desierto y en el mar.

NUEVAS DEFINICIONES DE REFUGIADOS

A partir de la evolución del problema de los refugiados, se ha originado una profusión y confusión de términos relativos al mismo. El resultado es un mundo que, respecto del refugiado, puede dividirse en dos como se solía dividir respecto de la riqueza: los que tienen seguridad y los que no. Los que no acceden al refugio, pues eso es lo que hay. Los que viven en seguridad elaboran las leyes y las teorías que explican a los otros por qué las cosas son de este modo y no de otro.

En la actualidad no escasean los políticos que afirman que hay que frenar la llegada de refugiados, que no todos los solicitantes lo son. Algunos dicen sin sonrojo que los solicitantes de asilo son decenas de miles. Sin embargo saben que de solicitante a refugiado hay una barrera difícilmente franqueable, como lo demuestra el hecho de que el número de concesiones del estatuto se cuenta por centenares en lugar de por millares.

Algo parecido pasa con los “refugiados económicos” no existe el refugio legalmente reconocido por razones de índole económica. Los políticos lo saben y sin embargo al meter en el mismo saco a todos los extranjeros crean y fomentan una ambiente para que sus votantes les den libertad de maniobra con el fin de reducir y cortar el número de los que aspiran a disfrutar de los derechos humanos.

ESTADOS FALLIDOS Y REFUGIADOS.

El desorden mundial en aumento mencionado al comienzo, se conoce hoy como estados fallidos, lo cual no deja de ser una forma nada ingenua de reformular aquel concepto. Por analogía es como llamar pobre a un país cuando en realidad ha sido empobrecido. Dicho de otro modo, un Estado fallido no nace, se hace.

MENOS SOLUCIONES PARA MÁS PROBLEMAS

Los efectos de esta situación sobre los refugiados son nefastos: “El resultado es que la protección o no de las personas que huyen de las privaciones y que quedan fuera del concepto convencional de persecución acaba siendo inconsistente y está condicionada más por la política que por la ley”

La reflexión obvia ante esto es que “la protección que alguna vez llega a recibir es irregular, inconsistente, impredecible y, en el mejor de los casos, increíblemente inadecuada. Es mucho más probable que les acorralen, detengan y deporten a que reciban protección.

Finalmente, es preciso tener en cuenta que “estas lagunas en materia de protección también afectan a la seguridad internacional. Existe una relación entre los desplazamientos transfronterizas y la seguridad, y que cuando las respuestas internacionales son inapropiadas, el desplazamiento puede exacerbar los conflictos o dar la oportunidad a los grupos armados para reclutar gente, por ejemplo”

NUEVAS MEDIDAS Y NUEVOS CONCEPTOS

Debido al aumento en el número de solicitantes de asilo en occidente y al escaso deseo de admitirlos que ya en éste, los gobiernos de esta parte del globo se orientan desde hace años a introducir medidas que entorpecen la concesión de asilo. Debido a esta política la situación poco envidiable de ser refugiado puede verse empeorada si la solicitud, o incluso meramente el intento de solicitar asilo, no encuentra aceptación o ni siquiera se tramita.

Desde hace tiempo se oyen nuevas definiciones para viejas situaciones, cuyo significado es diferente según la persona que las emplea:

– Para un ministro de interior de un gobierno europeo, “desplazamiento interno” es un ciudadano de un país extranjero que al no haber cruzado las fronteras del suyo no cae dentro de la definición legar de refugiado internacionalmente aceptada, sino que permanece dentro de las esferas de “problemas internos” de ese país. En último caso se envía “ayuda humanitaria” a ese país.

– Para una organización no gubernamental que trabaja con refugiados los “desplazamientos internos” serían una riada imprevista de personas en situación de emergencia para la que tiene que reunir fondos y persona no previstos y realizar una campaña de sensibilización en el país donde aquel gobierno mira para otro lado.

CUANDO NI SIQUIERA SE PUEDE SER RECONOCIDO COMO REFUGIADO

Convertirse en un desplazado interno significa vivir en una situación de alto riesgo, que cuenta además con la desventaja de no poder esperar la ayuda de los instrumentos legales internacionales diseñados para la protección del refugiado, es decir, la persona que huye por los mismos motivos que él, sufre del mismo modo que él, pero que ha cruzado una frontera internacional.

Los desplazados internos ni siquiera tendrían que preocupar a los que opinan que son muchos los refugiados acogidos en occidente, ya que no han conseguido escapar de su propio país. A veces se usa esta definición para hablar de refugiados en general para aumentar la sensación de agobio que perecen sentir los ciudadanos occidentales ante tanto refugiado que anda suelto a la espera de una oportunidad para colarse en el país.

El estatuto de refugiado se concede de modo individual a cada solicitante tras un estudio de su petición personal de asilo. No existe el “peligro” de que una multitud de solicitantes quede instalada sin más en un país de acogida.

BARRERAS PARA LOS REFUGIADOS

El estatuto de los Refugiados de 1951 no ha sido modificado y de momento no tiene mucha probabilidades de serlo, por lo que la “solución” adoptada es la de limitar en lo posible de su aplicación y endurecer las condiciones para la concesión de protección.

Estas limitaciones incluyen:

– Sólo los perseguidos por agentes estatales pueden solicitar asilo, este se ha de pedir necesariamente en el primer país al que acceda el solicitante en su huida, han de presentar sus documentos en regla, etc. Los gobiernos occidentales también elaborar listas de países que a su juicio no persiguen a sus ciudadanos, a pesar de que se documente la violación de derechos humanos en ellos, con el fin de justificar la denegación de las solicitudes de los que proceden de ellos.

Algunas organizaciones han llevado incluso a los gobiernos a los tribunales para conseguir la suspensión de algunas de esas medidas, ya que las consideran contrarias a la Convención, de forma que se asiste a un remedo del juego de escondite, en el que los gobiernos intentan burlar el espíritu y si pueden la letra de la Convención, sin que se note mucho, mientras que los defensores de los derechos humanos vigilan a sus gobiernos y les denuncian ante la opinión pública y los tribunales cuando les sorprende eludiendo a sus compromisos.

¿DEMOCRACIA Y PROGRESO PARA TODOS?

En realidad, lo que los gobiernos occidentales solucionan con estas medidas es un problema de estadísticas europeas para presentar a la opinión pública, pero no un problema de derechos humanos en otras zonas del planeta. Con las medidas restrictivas se consigue dificultar mucho la entrada en occidente a los solicitantes de asilo, pero nada más.

Éstos buscarán otro lugares más accesibles y otras formas de entrar aunque sea de manera ilegal. Los refugiados de ayer son los ilegales de hoy, cambiar de nombre los problemas no resulta suficiente para eliminarlos.

La conclusión es que el mundo vive una tremenda contradicción: el disfrute de la democracia y el progreso no es un objetivo universal salvo en teoría. El mundo no necesita la institución del asilo en realidad, lo que necesita es que aquel objetivo se alcance de forma universal para que nadie tenga que pedir asilo.

EL TERCER MUNDO Y LOS REFUGIADOS

La mayoría de refugiados huyen de países del Tercer Mundo y se refugian en países del Tercer Mundo. Éstos son los primeros generadores y a la vez receptores de refugiados y de desplazados internos.

Los países desarrollados tienen una grave responsabilidad en el mantenimiento de ese estado de cosas. El apoyo político y militar que se presenta a los dictadores de otras partes del mundo. La explotación de las ex colonias y la dependencia comercial, industrial, tecnológica y financiera que los países menos desarrollados se ven formalizados a tener respecto de aquellos explican la mayor parte de la penuria que padecen.

RESPONSABILIDADES COMPARTIDAS SOBRE EL RESTO DE REFUGIADOS.

Aunque refugiados son solamente los reconocidos por la Convención de Ginebra de 1951, también nos encontramos otros que los son por “causas naturales” (sequías, inundaciones, terremotos, etc.) este caso se les reconoce como refugiados ecológicos o medioambientales.

Resulta difícil entender que sólo en los países pobres los terremotos, tornados e inundaciones producen refugiados, cuando esos fenómenos tienen lugar también en países ricos no dan lugar a un movimiento de refugiados similar.

Es la pobreza, la falta de infraestructuras y preparación y capacidad de los gobiernos, así como la corrupción, la que contribuye en gran medida a que un fenómeno natural se convierta de inmediato en un desastre nacional.

Hay que señalar la importancia de los países avanzados en estos desastres aparentemente naturales. La dificultad insuperable de los países en desarrollo para hacerse con la tecnología de aquellos con el fin de dominar la naturaleza, y el interés de éstos en instalar sus fábricas, industrias agroalimentarias, explotaciones petrolíferas y minerales, entre otros en regiones donde no existe control de tipo medioambiental, no puede ser desestimados.

SEGUNDA PARTE: EDUCACIÓN CON CARENCIAS Y DIFICULTADES

LA EDUCACIÓN Y LOS REFUGIADOS: BENEFICIOSA PARA TODOS.

El ACNUR realizó hace años una de sus campañas de sensibilización en los países que acogen refugiados con un anuncio que insertó en varias revistas de difusión internacional. Incluía la fotografía de un médico, trabajando en una situación de emergencia. La leyenda que la acompañaba venía a decir que la educación es lo que nunca le pueden quitar a un refugiado. Es decir, la formación, los conocimientos y las habilidades que el refugiado ha adquirido en su vida.

La ACNUR quería dar a entender que un refugiado, si se instala en un país con apenas la ropa que lleva encima, lo hace con su cualificación, sus habilidades y conocimientos. Lo cual le será de gran utilidad para su nueva vida y para el país receptor. ACNUR también hace campañas publicitarias con figuras de gran fama como Albert Einstein, para hacer ver a la sociedad receptora los beneficios derivados de la admisión de refugiados altamente cualificados.

La educación se considera como beneficiosa para los refugiados no sólo desde el punto de vista de la aplicación en el porvenir de los conocimientos aprendidos y las destrezas adquiridas, sino como apoyo a la estabilidad emocional, la supervivencia y el desarrollo psicológico del refugiado. Tras la ruptura violenta en la vida habitual de los niños refugiados, la vuelta a la escuela lleva consigo de nuevo la seguridad, la convivencia con otros niños, juegos y actividades, conocimiento, es decir, la base de un desarrollo psicológico adecuado.

DIRECTRICES DEL ACNUR PARA LA EDUCAIÓN DE LOS REFUGIADOS

ACNUR publicó en 1995, unas directrices para la asistencia educativa a los refugiados (documento PTSS/Junio 1995), una edición revisada que tiene en cuenta la Convención de los Derechos del Niño en 1989 y otros documentos de ACNUR sobre los niños refugiados.

Se presenta información acerca de la política educativa del Alto Comisionado, las actuaciones educativas en casos de una gran afluencia de refugiados, las pautas en la administración de becas y otras cuestiones de interés para los que trabajan en el sector de la enseñanza.

El punto de partida de estas directrices la Ley Internacional sobre el Derecho a la Educación, o sea, en cuanto a derecho humano reconocido en la Declaración Universal. Un pasó más adelante, en la Convención de Ginebra la educación en el artículo 22 “Educación Pública”

El primer apartado dice que “los Estados Firmantes darán a los refugiaos el mismo trato que da a los nacionales con respecto a la educación elementa. El segundo dice los Estados Firmantes darán a los refugiados un trato tan favorable como sea posible, en lo que se refiere a la educación no elementa, en cuanto al acceso a la enseñanza, el reconocimiento de certificados, la exención de tasas y la concesión de becas”.

LA EDUCACIÓN EN EL CAMPO DE REFUGIADOS: GENERALIDADES.

Centrándonos en la educación de menores de 18 años, respecto a la educación elemental, hay que diferencia unos países receptores de otros, o mejor unas situaciones de otras.

En el caso de una avalancha de refugiados o de una situación de gran inestabilidad, las actuaciones de urgencia no dejan opciones fuera del mantenimiento de la vida y la seguridad. Toman preferencia un conjunto de normas que el ACNUR ha publicado bajo el título de Refugee Children, Guidelines on Protection and Care (Ginebra, ACNUR. 1994, Niños Refugiados, Directrices sobre su Protección y Cuidado).

Hoy día un gran número de refugiados son niños. Su vulnerabilidad física y psicológica requiere una mayor protección. Por ello hay que presentarles atención en alimentación, salud y otras necesidades básicas. Pues se entiende que en cao de condiciones adversas son los primeros en fallecer. La educación es una necesidad básica, pero para satisfacerla hay que estar vivo y tener salud. Se dice que transcurre de tres a seis meses desde que estalla una crisis de refugiados hasta que se puede organizar la previsión de educación.

PROBLEMAS PREVIOS: SUPERVIVENCIA, PENURIAS, IDIOMA DIFERENTE.

En zona de guerra, los niños están en peligro no sólo como víctimas de las armas, sino como presas de los combatientes, secuestros, abusos, reclutamientos forzosos y empleo en misiones arriesgadas. Así pues, antes de hablar de derecho a la educación de menor, hay que hacerlo del derecho a la vida ya a la protección de su persona. Una vez garantizado este derecho se puede abordar el de educación, pero el hecho es que muchos niños no reciben educación elemental.

Esta privación puede venir por varias razones, porque el gobierno receptor ni siquiera garantice la educación de sus propios habitantes. Que la calidad sea deficiente debido a la falta de infraestructuras y personal especializado. El problema de la lengua que se emplea en la enseñanza, que no tiene por qué coincidir con la materna del alumno.

Otro problema afecta a las niñas refugiadas, pues su educación no se considera tan importante como la de los niños en algunas sociedades, por lo que tienden a ser marginadas, esperando que ayuden en las tareas domésticas, por lo que no tienen tiempo para ir a la escuela.

PROBLEMAS INMEDIATOS: ACOMODACIÓN TEMPORAL Y RETORNO

A la hora de proveer formación a los refugiados, hay que atender varias cuestiones. La primera, si en el país receptor la enseñanza no es universal, las agencias que se ocupan de los refugiados han de ofrecer servicios educativos tanto a refugiados como a nacionales, para no producir tensiones entre ellos. En caso de existir una red adecuada de centros escolares, conviene que los niños refugiados acudan a ellas en lugar de a escuelas separadas.

Cuestión de retorno, suponiendo que los refugiados van a volver en un futuro no lejano, conviene mantener el currículum escolar que estaba recibiendo. Si no es así es preferible que se integre a los niños en el nuevo medios social, su sistema escolar incluido.

Aquí nos encontramos con el problema de la lengua de enseñanza y de mantenimiento de la cultura del país de origen. Trata de buscar un equilibrio entre la necesidad psicológica de aprender en la lengua materna con los recursos culturales propios y adaptarse a un nuevo medio con sus características y condiciones.

LA PREVISIÓN EDUCATIVA

En cuanto a la planificación de la previsión educativa, hay que resolver varios problemas. Se requiere la participación de los padres y maestros de la comunidad refugiada, así como la de representantes educativos del gobierno receptor.

Los maestros son un elemento clave en la provisión educativa, ya que poseen la experiencia docente con la población a la que va destinada la enseñanza en el lugar de refugio. Los expertos del país receptor colaboran en la planificación educativa así como en la transferencia de recursos y la utilización de infraestructuras.

A pesar de las dificultades se han dado clases incluso al aire libre en el desierto utilizando la arena del suelo como pizarra y una vara como tiza. Las líneas generales de actuación resultan insuficientes en la realidad hasta que no se contratan con las circunstancias particulares de la población refugiada. En un campo puede haber medios y espacio físico, mientras que en otro hacinamiento y falta de recursos. Esto da lugar a un doble turno, ya que el número de alumnos es superior al de plazas escolares y no hay espacio para todos.

LA ENSEÑANZA NO OBLIGATORIA Y LA FORMACIÓN PROFESIONAL.

La educación posterior a la elemental, la segunda etapa de enseñanza secundaria, habitualmente no es obligatoria como la primera y secundaria de la primera etapa, se enfrenta por un lado a la falta de recursos y personal especializado y por otro a los refugiados que tienen que trabajar para ganarse el sustento, lo que les priva de acudir al centro escolar.

Por regla general la población escolar refugiada se representa en una pirámide cuya base (educación elemental) es muy ancha y cuyo vértice (post-elemental) es muy estrecho. En este nivel y en los superiores se tiende a ofrecer becas para que los que siguen estudiando acudan a las escuelas del país de asilo.

A partir de la adolescencia entra en juego la educación profesional en la que de nuevo está el problema de los costes. En los casos en que resulta viable, ésta ha de contribuir a que consigan unas habilidades que les permitan luego ganarse la vida en el lugar de acogida e incluso en el de origen. Por ello es importante que la enseñanza se ciña al mercado de trabajo, basado en prácticas reales.

LA EDUCACIÓN NO FORMAL.

Otro problema relacionado en la etapa formativa post-obligatoria con la ausencia de asistencia regular a las clases y en general de una actividad social organizada, es que los jóvenes pueden llegar en su hastío a desarrollar comportamientos agresivos y anitsociales. Tanto la educación formal como la no formal en la comunidad refugiada han de hacer hincapié en la promoción de conocimientos y hábitos que favorezcan la salud general de las personas y el cuidado del medio ambiente en el que habitan.

Dentro de la primera destaca la nutrición adecuada, la prevención de enfermedades y la solución de conflictos. En la segunda destaca la conservación de la riqueza natural y el ahorro de energía y recursos. La educación no formal y de adultos puede tener un papel importante mientras se planifica y organiza la educación escolar y luego como apoyo de ésta y también para los grupos que no tienen acceso a la escuela, los adultos en particular.

Las enseñanzas no formales al tiempo que fortalecen la vida social de la comunidad, pueden dar paso a grupos de refugiados que emplean sus conocimientos en labores de utilidad en su nuevo medio: construcción, agricultura, sastrería, primeros auxilios, cuidado de niños, etc. Esta enseñanza tiene la ventaja sobre la escolar, de ser más exigente desde el punto de vista de su puesta en marcha y desarrollo, puede ser organizada e impartida por los propios refugiados, entre quienes enseñan su oficio y quienes desean aprenderlo.

LA EDUCACIÓN DE REFUGIADOS TAL Y COMO SE ENTIENDA EN OCCIDENTE

Las dificultades de infraestructuras, recursos y personal cualificado desaparecen si se abandona los países en desarrollo y se entra en Occidente. Sin embargo, aparecen otro tipo de problemas.

Estos han sido estudiados por Cathy Marsden, en el informe realizó en 1995 titulado Education for Refugee Children. Según esta autora:

“el acceso a la educación para los niños refugiados en España es generalmente bueno aunque varía entre estados en teoría y práctica. Algunos no hacen distinción entre solicitantes de asilo, refugiados de facto, personas autorizadas a residir por razones humanitarias y refugiados reconocidos; otros sí la hacen de acuerdo al estatus de la persona”

Los países de la Unión Europea son firmantes de la Convención de Ginebra de 1951 y del Protocolo de Nueva York de 1967, que les obliga a cumplir los apartados 1 y 2 del Artículo 22 de la Convención.

Esta declaración de intenciones, deja espacio a diversas interpretaciones, generosas o restrictivas, y diferentes aplicaciones, disfrute en mayor o menor medida de las oportunidades educativas del país receptor.

El Parlamento Europeo y el Consejo adoptaron una Decisión por la que se declaró 1996 Año Europeo de la Educación y la Formación Permanente. Donde se señala “la importancia de una educación general de alta calidad, abierta a todos sin discriminación alguna”.

DECLARACIONES, CONVENIOS, PACTOS, ETC., SOBRE LA EDUCACIÓN DE REFUGIADOS.

Por respetar el orden de relación y antigüedad se puede empezar a la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948.

En los siguientes 50 años a partir de la adopción por los países firmantes han aparecidos un buen número de documentos que se ocupan de la educación, entre ellos: Convenio Europeo de Derechos Humanos (1950), Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (1966), Carta Social Europea (1980), Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño (1989).

Si de esta lista diseñada para los ciudadanos en general pasamos a otra diseñada para un grupo concreto de ciudadanos, las minorías, encontraos: Convenio contra la discriminación en la enseñanza (1960), Convenio Internacional sobre eliminación de todas las formas de discriminación racial aprobado por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 21 de diciembre de 1965, entre otros.

DE LOS DOCUMENTOS A LA REALIDAD

No hay que pecar de ingenuidad y admitir que los términos empleados en los documentos políticos son elásticos y ambiguos como para que “cada persona” se refiera a ciudadanos comunitarios exclusivamente si ellos es lo que conviene, o incluso si se habla de ciudadanos comunitarios, entonces que tengan que ser además “nacionales” de uno de los países de la Unión y no ciudadanos sin más.

Esta versatilidad del lenguaje comunitario da pie para más que una mera sospecha sobre la auténtica capacidad de Europa de educar a todos sus habitantes. Así queda de manifiesto en la Recomendación 70 de su Comisión de Investigación del Racismo y la Xenofobia, hecha pública en Bruselas en 1991. Donde se pide “Que todos los Estados miembros se comprometan a aplicar plena y eficazmente los términos de la directiva sobre la educación de los hijos de los trabajadores emigrantes y que apliquen esta directiva a los hijos de los ciudadanos comunitarios y no comunitarios residentes en la Comunidad”

LA LEGISLACIÓN EDUCATIVA PARA LOS REFUGIADOS Y LA VOLUNTAD PARA CUMPLIRLA.

Se puede decir que la ley protege los derechos educativos de los refugiados y que no existe una discriminación deliberada hacia ellos en la enseñanza. Se puede añadir que diversas dificultades contribuyen a que el disfrute de las oportunidades educativas sea mucho difícil para los refugiados que para el resto de ciudadanos europeos de la mayoría (desconocimiento de la lengua, problemas de acceso a la información, desconocimiento de medios, falta de voluntad, entre otras).

Los refugiados no han tenido fácil acceso a la educación en el país de acogida y los recientes movimientos políticos y sociales no apuntan a un cambio en esta tendencia.

La ACNUR, en su documento de 2015 sobre la normalización de la educación para los refugiados en los sistemas educativos nacionales: “… anima a los gobiernos a asumir su responsabilidad con los refugiados(…)y con su objetivo 4 de Desarrollo Sostenible, para “asegurar una educación igual, inclusiva y de calidad para todos”(…) así como con el marco legal relevante y la Estrategia 2012-2016 sobre la Educación de los Refugiados del ACNUR.”

RECORTES Y DESCRIMINACIÓN EDUCATIVA.

Los solicitantes de asilo (no refugiados reconocidos) y las personas con permiso de estancia temporal, no gozan de los mismos derechos que los refugiados. La razón de esta diferencia es política. Por una parte, las autoridades responsables de destinar fondos públicos para extranjeros en tiempo de crisis también para los nacionales, dejan fuera de los presupuestos a los no refugiados, con lo que los gastos son menores y disminuyen las posibilidades de crear malestar entre los autóctonos.

El recorte de beneficios sociales para los no refugiados tiende a desanimar a los solicitantes que saben que una negativa les va a dejar fuera del disfrute de las ventajas con que cuentan los refugiados legalmente reconocidos. Las organizaciones no gubernamentales de los países europeos actúan como colchón de protección ante las diversas necesidades de los solicitantes de asilo y de los admitidos temporalmente que no son satisfechas por los gobiernos por la razón que sea. A través de ayudas de organismos oficiales y benéficos, pueden obtener acceso a la educación aunque en condiciones menosfavorables.

REFLEXIONES SOBRE LAS DIFICULTADES DE LOS REFUGIADOS PARA OBTENER UNA FORMACIÓN

Con la intención de ahorrar dinero público, haciendo difícil a los refugiados el acceso a la formación, los gobiernos europeos cometen errores. Primero porque con las ayudas de grupos de apoyo, asociaciones benéficas y ONGS (muchas ocasiones disfrutan de subvenciones públicas) los refugiados consiguen acceder a la enseñanza. Lo que no se gasta de modo directo se gasta de modo alternativo. Segundo porque el refugiado más caro es el refugiado incapaz de valerse por sí mismo.

Un refugiado capaz de obtener un puesto de trabajo acorde con su formación pasa a ser un ciudadano productivo que paga impuestos y contribuye a la riqueza del país, de lo contrario es una carga que crea frustración personal y descontento social.

TAL Y COMO ES LA SOCIEDAD DE ACOGIDA, ASÍ ES LA EDUCACIÓN PARA LOS REFUGIADOS.

No se puede hablar de racismo militante, pero sí de una actitud de rechazo encubierta. La cual se manifiesta en actitudes solapadas de discriminación y abandono.

No subvencionar clases de apoyo a los refugiados que precisan ayuda en el idioma, no promover servicios de orientación adecuados, exigir plazos de tiempo y requisitos de residencia para el acceso a becas y servicios que no pueden satisfacer los refugiados (documentación renovable, domicilio fijo) son ejemplos de actitudes que contribuyen a la exclusión de los refugiados.

La educación de los refugiados no tiene lugar en una burbuja independiente. Por ello, si la sociedad es recíproca y acogedora, la educación tenderá a reproducir las mimas actitudes, de lo contrario si se rechaza a los inmigrantes, la escuela no será muy diferente en trato a los estudiantes foráneos.

LA ENSEÑANZA POST-OBLIGATORIA: COSTE Y CONVALIDACIONES

Es preciso separar la educación obligatoria de la post-obligatoria. Dentro de la Unión Europea atiende a todos los menores entre 6 h 16 años independientemente de su procedencia y estatuto legal en el país de acogida.

Los problemas para el acceso al sistema educativo aparecen al comienzo de la etapa en que la enseñanza deja de ser obligatoria por tener que cubrir los costes de matriculación y otros asociados al estudio.

Para los cualificados en su país de origen que consigue asilo en Europa, su problema aparece si no tienen los documentos que acreditan la formación que adquirió. Las autoridades educativas de acogida pueden suplir el documento con el recurso a otras pruebas o a través de un examen que le conduzca a la obtención del título expedido.

PROBLEMAS DENTRO DEL AULA: TRAUMAS, PENURIAS Y ADAPTACIÓN

Tas superar los problemas para acceder a un puesto en un centro de enseñanza, pueden aparecer los de dentro del aula. En primer lugar el de adaptación a una cultura y un modo de vida diferente.

PROBLEMAS DENTRO DEL AULA: DESCONOCIMIENTO Y AMBIENTE DE ACOGIDA

El profesor a de prestar atención a las características y necesidades que traen los niños refugiados. Se recomienda buscar asesoramiento en el centro de enseñanza o de especialistas en este campo.

Es preciso conocer el nivel educativo del alumno y su dominio de la lengua materna. También su personalidad e historia y hasta donde sea posible las líneas culturales generales de la sociedad de la que proviene.

Es conveniente que el ambiente de clase sea receptivo y presentar a compañeros que hablen su lengua si los hay o que sean especialmente amigables. Animar a que sea participativo, valorando positivamente su presencia ante los demás miembros de la comunidad escolar y ofreciendo ayuda extraescolar para facilitar su integración. La postura que adopte el profesor y el ambiente que se origine serán determinantes en la adaptación de éste al entorno escolar.

EL CASO ESPAÑOL.

La ley sobre refugiados en vigor en España –Ley 12/2009 de 30 de octubre, reguladora del derecho de asilo y la protección subsidiaria- menciona la cuestión de la educación en su artículo 36, apartados f y g:

“f) El acceso a la educación, asistencia sanitaria, vivienda, asistencia social y servicios sociales, a los derechos aplicables a personas víctimas de violencia de género, a la seguridad social y programas de integración, en las mismas condiciones que los españoles;

g) el acceso, en las mismas condiciones que los españoles, a la formación continua y ocupacional y al trabajo en prácticas, reconocimiento de diplomas y certificados académicos y profesionales y otras pruebas de cualificaciones oficiales expedidas en el extranjero…”

ETAPA NO OBLIGATORIA: COSTES Y CONVALIDACIONES

El principal problema de los que aun conviene que sigan su formación hasta la madurez en le bachillerato y universidad es que generalmente se ven en la necesidad de trabajar para asegurarse unos ingresos, lo que les priva de acudir regularmente a un centro de enseñanza.

Para cubrir los gastos de enseñanza se puede solicitar la concesión de una beca, de fondos públicos, estatales o locales, o de fondos privados y de ONG. La dificultad es conseguir información y luego cumplir los requisitos.

Dificultades: que la concesión de la beca vaya unida a la nota del expediente académico u otros documentos, los cuales no dispone. Que dependa de criterios de residencia que no satisface y que la cantidad económica sea insuficiente.

En cuanto a la convalidación de títulos y titulaciones de instituciones de enseñanza extranjeras, se encentran tres solicitudes: convalidación, no convalidación y convalidación condicionada a la superación de una prueba relativa a la materia a convalidar.

El MEC admite pruebas indiscretas de titulaciones si el refugiado no puede presentar sus documentos originales debido a su pasado de persecución.

LA EDUCACIÓN DE LOS ANFITRIONES ES NECESARIA

Al hablar de educación de inmigrantes y refugiados, así como minorías, se presta poca atención a la educación de los nacionales y de las mayorías que se acogen a aquellos. Se entiende que los primeros necesitan una formación que les haga más fácil su integración en la sociedad, mientras que los nacionales ya saben lo que necesitan saber sobre su propia sociedad.

Esa formación ha pecado de suprimir lo propio del inmigrante y potenciar lo exclusivo de la sociedad receptora, ya que se pensaba que la cultura inmigrante debía ser abandonada en favor de la dominante.

Los nacionales suelen ser los que precisan de una educación específica. Pues si se observa el patrón de incidentes se aprecia que los actos violentos y discriminatorios se producen por parte de los nacionales hacia los inmigrantes.

INTERESES COMPARTIDOS ENTRE ANFITRIONES Y ACOGIDOS

Es siempre superior el interés por aprender la otra cultura entre inmigrantes que entre nacionales. Bien es cierto que por supervivencia y por propio interés. En muchas ocasiones, lo que supone que procede de culturas “inferiores”, posee un nivel cultural y unos conocimientos superiores. No es raro que dominen dos o más lenguas, posean experiencia rica y diversa y un conocimiento amplio del mundo, algo que no está al alcance de muchos nacionales.

OBEJETIVO DE LA EDUCACIÓN SOBRE REFUGIADOS Y LIMITACIONES

La educación de los nacionales sobre cuestiones relativas a la inmigración, el asilo y en general el mundo exterior, está encaminada a la prevención de actitudes e incidentes racistas y xenófobos entre la población nacional, además de a enriquecer sus conocimientos y su formación humana genera. Muchos necesitan desprenderse de prejuicios culturales y sociales y cambiar su visión distorsionada sobre la realidad.

Debido en unos casos a la descentralización educativa, en otros a la consideración por parte de las autoridades educativas de que el problema no es incumbencia de sus centros escolares, esta enseñanza sobre los refugiados permanece como un asunto del que se ocupan solamente aquellas escuelas afectadas por el mismo.

EL PAPEL DE LAS ONGs Y GRUPOS LOCALES EN LA EDUCACIÓN SOBRE LOS REFUGIADOS

Algunas organizaciones no gubernamentales han publicado materiales didácticos para su difusión en centros de enseñanza primaria y secundaria y también materiales de sensibilización para la población general. Esta enseñanza cabe en el campo más amplio de educación para la paz, los derechos humanos, la democracia, tolerancia, cooperación entre pueblos, que se inserta dentro de asignaturas de ciencias sociales y humanas, aunque tiene cavidad en otros lugares del currículum.

Hay que mencionar además de las revistas, carteles, fotografías, etc, que se pueden encontrar en las ONGs las acciones organizadas por los propios estudiantes nacionales en apoyo a los refugiados: formación a sus compatriotas sobre los refugiados y el asilo y el apoyo directo a sus compañeros de clase y centro que son refugiados.

El anuncio clasificado

Os dejo esta dinámica para cuando se tiene un grupo con el cual ya se ha trabajado en un proceso de formación y se quiere conocer en detalle las habilidades propias de cada participante.

Esta información sirve para la organización de grupos durante el taller o en la delegación de trabajos sobre el tema.

 

anunciosclasificados

 

Objetivos:

  • Facilitar que el grupo se conozca.
  • Descubrir algunas habilidades particulares, además de los datos personales.

Tiempo:

  • 1 horas.

Materiales:

  • Papel de periódico y rotuladores

Desarrollo:

El ejercicio se parece a la elaboración de un anuncio clasificado en un periódico, donde se anuncian las habilidades de la persona para, por ejemplo, conseguir un empleo en el puesto deseado.

En nuestro anuncio la persona anunciará sus habilidades para participar en su barrio, entidad o grupo.

1. Se realiza una selección de las habilidades que se quieren dar a conocer, por ejemplo tiempo de residencia en el barrio, tiempode participar en los proyectos de la entidad, espacios en los que haya participado, relación que tiene con entidades y colectivos sociales, sus referencias, etc.

2. El grupo se organiza en parejas y a cada una se le entregan dos hojas de papel de periódico y rotuladores.

3. Las integrantes de las parejas se entrevistan mutuamente preguntando por datos personales y las habilidades del participante que se quieran resaltar.

4. Todos y todas escriben los datos de su compañero o compañera en una de las hojas de papel de periódico.

5. Cada pareja organiza la información y se prepara para presentarla ante el grupo.

6. Los/las integrantes de las parejas se presentan (el/la uno/una al otro/otra).

7. Se elaboran carteleras con esa información y se dejan en un lugar visible durante todo el taller.

 

Variantes:

  • En lugar de trabajar en pareja, cada uno elabora su propio anuncio y lo presenta.
  • También se puede incluir en la hoja de papel, la elaboración de un “retrato” del participante que se presenta.
  • Para la selección de habilidades se puede hacer a través de una lluvia de ideas.

 

Fuente: PARTICIPACIÓN Caja de herramientas de EAPN

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑