Buscar

El caso Pablo

"La gente de esas ciudades, están dormidos. Todo el día en el trabajo, en casa, sonámbulos. Nosotros les despertamos"

El cuento del Sultán

Hoy os traigo esta historia, de autoría anónima, tiene diferentes versiones en la red, incluso con nombres diferentes: unos los llaman “El sueño del Sultán” y otros “Los dientes del Sultán”. No obstante, aunque cambien algo, el trasfondo es el mismo.

Pero primero la historia…

 

El cuento del Sultán

sultan

El Sultán soñó que había perdido todos los dientes. Luego de despertar, mandó llamar a un sabio para que interpretase su sueño.

– ¡Qué desgracia, mi señor! Cada diente caído representa la pérdida de un pariente de Vuestra Majestad – dijo el sabio.

¡Qué insolencia! ¿Cómo te atreves a decirme semejante cosa? ¡Fuera de aquí! ¡Que le den cien latigazos! – gritó el Sultán enfurecido.

Más tarde ordenó que le trajesen a otro sabio y contó lo que había soñado. Éste, después de escuchar al Sultán con atención, dijo:

¡Excelso señor! Gran felicidad os ha sido reservada. El sueño significa que sobrevivirás a todos vuestros parientes.

Se iluminó el semblante del Sultán con una gran sonrisa y ordenó que le dieran cien monedas de oro.

Cuando salía del Palacio, uno de los cortesanos le dijo admirado:

¡No es posible! La interpretación que habéis hecho de los sueños es la misma que la del primer sabio. No entiendo por qué al primero le pagó con cien latigazos y a ti con cien monedas de oro.

El segundo sabio respondió:

– Amigo mío, todo depende de la forma en que digamos las cosas. Uno de los grandes desafíos de la humanidad es aprender a comunicarse. De la comunicación depende, muchas veces, la felicidad o la desgracia, la paz o la guerra. La verdad puede compararse con una piedra preciosa. Si la lanzamos contra el rostro de alguien puede herir, pero si la envolvemos en suave seda, acaricia y no lastima.

Este cuento nos habla de la importancia de tener una comunicación eficaz, cuestión que puede marcar incluso la diferencia a la hora de conseguir el mayor de los éxitos o el peor de los fracasos.

Un buen recurso para trabajar comunicación, habilidades sociales ;O)

Anuncios

Organizar una reunión

Una entrada, ágil y breve, como deben ser las buenas reuniones.

20170114_160838

Seguro que has estado en una reunión que se te ha hecho muy larga; más que un viaje de 1000 Km en un autobús,a 35 ºC, sin aire acondicionado….

Para que no vuelva a pasarte, os dejo 10 preguntas que debemos hacernos antes de organizar una reunión:

  1. ¿Qué pretendo con esta reunión?
  2. ¿Tengo objetivos concretos?
  3. ¿Cuáles van a ser sus resultados?
  4. ¿Qué personas son idóneas para participar en la reunión?
  5. ¿Qué documentos, información o tareas previas necesito para alcanzar los objetivos planteados?
  6. ¿Cuál es el Orden del Día?
  7. ¿Hay consenso para el mismo?
  8. ¿Hay marcada hora de inicio y de finalización?
  9. ¿Se ha convocado a todos con suficiente tiempo de antelación?
  10. ¿Pueden tener algún motivo razonable por el que no puedan asistir?

 

Hagamos las reuniones fáciles ;O)

 

Encuentro Interlanzaderas de Asturias

El pasado 24 de enero, acudí como invitado al Encuentro Interlanzaderas de Asturias.

 

IMG_20180124_210934

Ya os había contado qué son las Lanzaderas de Empleo, y que había colaborado con ellas en otras ocasiones contando mi experiencia profesional, hablando de mi marca personal o dando un breve taller de motivación o risoterapia.

Este evento organizado por las Lanzaderas asturianas (Avilés, Gijón, Langreo y Oviedo) reunió en el Centro de Las Palmeras a Marisa Díaz Álvarez, Responsable de Recursos Humanos en Grupo DCMariola Villarón, Responsable de Recursos Humanos de Grupo Daniel Alonso, y a un servidor.

Marisa y Mariola ofrecieron varios consejos a la hora de buscar empleo desde su experiencia como reclutadorasYo pude portar mi visión, motivación y buen rollo desde el punto de vista de alguien que ha buscado (y busca) empleo.

Como varias de las personas oyentes me hicieron saber que les gustó lo que les conté, bien al acabar el evento, o en días posteriores a través de las redes; he decidido plasmar en esta entrada las ideas que quise transmitirles. Fueron seis.

La primera idea…

aprovecharlaoportunidad

Les mostré mis 5 hojas de vida laboral, marcando en rojo los 8 contratos que tuve a lo largo de 2017 y remarcando en verde el único contrato de 365 días que he tenido.

Y es que yo si puedo y me compensa cojo los trabajos que me ofrecen. Sean de un día, 3 semanas o 2 meses. Nunca se sabe de donde puede salir una oportunidad laboral más amplia.

 

La segunda fue…

perspectiva

Todo depende de cómo lo mires, o de como lo enfoques (como en la foto)

Puede que algo que no le demos valor, para otras personas sea esencial. Hacer de las debilidades fortalezas. En mi caso, hay animadores y animadoras a patadas, en Asturias mínimo salen 20 personas tituladas al año. Yo busqué hacer lo que otras personas no hacían, trato de diferenciarme para poder aportar algo diferente.

 

En tercer lugar…

marcapersonal

Les hablé de mi marca personal.

Y no solo de la nariz roja, o de la genial imagen diseñada por La Lonja Estudio. Mi marca personal es más de lo que se ve en las redes. Es mi manera de trabajar, de tratar a las personas, cómo desarrollo el trabajo en los proyectos en los que participo. Mi forma de ser laboral y personalmente.

 

La cuarta…

hacercontacto

Quién sabe qué persona puede necesitar a alguien como tú. 

En mis redes sociales, como en mi vida, tengo contacto con personas de todo tipo, con diferentes quehaceres e intereses. Para mi en la variedad está el gusto, no solo podemos relacionarnos de forma endogámica, de ahí esta imagen de Ricardo Darín, en la que le citan un frase dicha por él que suscribo: “Escuchar solo a los que piensan como nosotros es como hacerse una paja”

 

La penúltima…

reciclarse

Aprender, cada dia a cada minuto.

Y no solo hacer cursos, que puede estar bien. Pero saber que se está moviendo en tu sector, que novedades hay, qué puede hacerte mejorar, qué te falta… Solo cuando conoces el tablero, puedes jugar.

 

Y para acabar…

actitud

Repitiendo foto, pero me valía perfectamente.

Está bien quejarse, yo lo hago, pero no todo el rato. Tampoco hay que ir de “happy flower” por la vida… Pero entre una persona totalmente derrotada y una que vaya hasta arriba de azúcar y unicornios, podemos movernos. Pensad simplemente a quien contrataríais primero. Además la actitud positiva, no es verlo todo estupendo, es tener fuerza para cambiarlo.

 

Y en general esto fue lo que les conté, y aquí se queda. Si te sirve para algo genial, y si no pero has llegado a leer hasta aquí, muchas gracias ;O)

 

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑