El Taller Animación Sociocultural

¿Qué mejor momento para emprender una nueva aventura que el actual? Cambios, incertidumbre, necesidad de estar cerca (desde la seguridad, eso sí), oportunidades para transformar la realidad… ✊🏽🧢🔴

 

Eso pensamos mi hermano Monchu y yo, así que hemos recopilado nuestras experiencias previas, mezcladas con nuestra herencia industrial, acompañadas de nuestro saber hacer y unas enormes ganas de trabajar en lo que nos hace felices y… nos ha salido esto

‼️‼️ Bienvenidos y bienvenidas a vuestro Taller ‼️‼️

 

eltaller perfil facebook

 

Somos una empresa de Animación Sociocultural que ofrece servicios de Consultoría, Formación y Ocio y Tiempo Libre.

 

El Taller Animación Sociocultural inicia su andadura, y para que nos conozcáis rápido:

Nuestro Objetivo: Ofrecer servicios de Animación Sociocultural, dignificando el sector tanto en el empleo como en la acción ✊🏽

Nos definimos por la calidad del trabajo y de los y las profesionales, poniendo siempre a las personas en el centro de la acción 👌🏽

Nos guiamos por los principios de la ASC: la diversidad, la igualdad, el pensamiento crítico, la libertad, la promoción de los valores democráticos, las relaciones humanas, la autonomía personal, la democracia cultural, la participación y la comunicación 🙌🏽

 

Nuestra web www.eltallerasc.com está en construcción. De momento podéis seguirnos en las redes sociales: Facebook, Instagram, Twitter o LinkedIn.

O quizás quieras llamarnos al 672 701 519 o mandarnos un correo a hola@eltallerasc.com

 

Punto final y nueva aventura

Aquí estamos, con el barrio que nos vió nacer a la espalda, comenzando “el mes” y un nuevo ciclo. Desde hoy ni Monchu ni yo pertenecemos ya a Riquirraque – Emaús – y Emaús Asturias

 

116870608_10223128768584204_633711346532585255_n

 

Después de estos meses en el que nos llevamos mucho aprendizaje, toca decir adiós. Y por supuesto GRACIAS a nuestras, hasta ahora, socias, Iris y Soledad. Os deseamos que encontréis en adelante las mismas facilidades, que nosotros hemos encontrado en vosotras para llevar a cabo esta transición. También al resto de personal actual por haber compartido este tiempo (Javier, Thais, Gloria, Merce, Jesús, Conxy, Claudio, Carlos Enrique, Toni, Begoña, Miguel y Juanfer) y a toda persona que nos haya acompañado estos meses.

Hemos decidido embarcarnos en un proyecto centrado en nuestro bagaje y experiencias, vinculado a lo nuestro, la animación sociocultural. Dentro de poco tendréis más noticias

“Y no sé si nací para correr, pero quizás sí que nací para apostar” decía Bunbury en una canción, así que una vez ajustada la gorra y puesta la nariz roja… ¡Vamos a por ello! 

La Animación Sociocultural ante la cultura

Las circunstancias sociales que han hecho aparecer la ASC han sido precisamente circunstancias culturales:

  • la economía industrial (el capitalismo empobrece a muchos),
  • ciertos cambios culturales (ambiente demasiado materialista)
  • y una invasión de los media que provoca el silencio del hombre en la era justamente de la comunicación y de la informática.

 

En tal caso la ASC aparece en una encrucijada de caminos en que se encuentra la cultura actual. Ante una sociedad disgregada y vacilante, se siente la necesidad de una articulación más armoniosa, promoviendo una cultura creciente que establezca comunicación entre la creación cultural y el público.

 

books-1655783_1920
Imagen de Nino Carè en Pixabay

 

Esta interesante función la asume la ASC, que traduce las aspiraciones de la población a una mayor autonomía cultural de las personas y a una mayor igualdad cultural entre ellas, estableciendo un espacio cultural que las haga posibles. Quiere introducir una cultura viva, es decir -según indica de Castro (1987, p.21)- una cultura que sea abierta, comunitaria, arriesgada, desinteresada, comprometida, pluralista y promotora del llamado pensamiento divergente.

Tradicionalmente ha imperado la concepción bancaria de la educación, según la cual el educando era como una olla en la cual el educador va vertiendo sus depósitos; el educando es pasivo y se lo adapta a la sociedad existente. Es una concepción mecanicista de la educación en que el educando es manipulado en contra de sus intereses.

Esta educación bancaria deshumaniza a las personas, y por esto las mismas, al ser conscientes de este proceso, reaccionan y otorgan al sujeto un papel activo no sólo en la participación en la cultura, sino también en la creación de la misma, en el seno de la propia comunidad. El pueblo es visto como agente creador de su propia cultura y desarrollando sus propios valores. Para impulsar este proceso existe cabalmente la ASC.

 

FuenteProgramas de animación sociocultural. Sarrate Capdevila, María Luisa. UNED

Blog de WordPress.com.

Subir ↑