En la residencia, como en todo organismo vivo, lo que no es desarrollo se convierte en deterioro. Un aspecto a incorporar en la dinámica del desarrollo cotidiano de la residencia como organización social es la animación sociocultural.
Se puede entender aquí el desarrollo de un programa de animación sociocultural como “ el proceso de un grupo que parte de una situación concreta y que va a generar convivencia y participación”.
Hablar de animación sociocultural es referirse a una metodología de trabajo y de intervención social con el objetivo de intervenir en las relaciones humanas, generando redes de relación, consolidando un tejido grupal de diálogo y potenciando la solidaridad y participación comunitaria.
La animación sociocultural en la residencia como un programa más de intervención psicosocial no tiene sentido si no forma parte de la cultura de la organización de la propia residencia como una entidad que busca y genera calidad de vida para las personas que allí viven.
¿El objetivo principal? que el ocio no sea una inactividad vacia, sino una fuente de satisfacción y un momento de realización de la personas
Anuncios