Desde la Antigüedad, son conocidos los beneficios que la risa y el sentido del humor tienen para la pronta mejoría de las enfermedades, el aumento del potencial creativo y los desbloqueos emocionales que produce.

La sonrisa no solo cambia la expresión de la cara, sino que por el simple hecho de producirse, hace que el cerebro reciba una señal indicadora que pondrá en marcha mecanismos para que produzca endorfinas (hormonas que son segregadas por diferentes partes del organismo y que tienen una función de reducir el dolor físico y emocional y  de darnos una sensación de bienestar)

La sonrisa, se ha dicho que es la luz de nuestro corazón, la que genera actitudes positivas, la que abre muchas puertas y  nos facilita el camino para llegar a los demás. Incluso, reduce el enfado entre las personas, distiende las discusiones y reduce el efecto de algún error o equivocación que hayamos cometido.

La risa es una manifestación de alegría y bienestar, también hay quien dice que es una sonrisa de mayor intensidad.  

Es una de las conductas que nos diferencia del resto de los animales, de hecho suele ser uno de los rasgos que identifica a las personas con un alto nivel de inteligencia emocional.

La risa se encuentra en conexión directa con nuestra experiencia vital, así es como los niños y niñas desde su llegada al mundo se dedican a disfrutar de todo lo que les rodea sin preocuparse más allá de sus propias necesidades, están en conexión directa con su el presente “el aquí y el ahora”. Es por ello que son capaces de reír más de 300 veces al día.

A medida que nos vamos haciendo adultos, las normas, las creencias, las obligaciones y las preocupaciones, van haciendo de nosotros personas serias y maduras pero que dejan de reír, poniendo en su lugar una “cara de palo” que hace que perdamos la frescura y la espontaneidad y vivamos permanentemente presionados por todo y por nada.

Cuando estamos alegres, sonreímos y practicamos la vida con risas y una actitud positiva, nuestro mundo parece otro, somos mucho más tolerantes, cariñosos, amables y… el mundo nos devuelve lo mismo y al mismo tiempo los miedos y las preocupaciones se desvanecen.


Anuncios