Desígnanse con este término, los procesos o fenómenos que resulta del contacto directo y continuado, y de la interacción entre grupos de individuos de culturas diferentes, con cambios posteriores en un u otro grupo, o en ambos, a causa de la adopción y asimilación de elementos y características culturales ajenas.

La aculturación puede producir la pérdida, en mayor o menor medida, de determinados rasgos culturales (desculturación) o su transformación (transculturación). En el primer caso, el término hace referencia a la influencia de una cultura donante o activa, sobre otra receptora o pasiva. Utilizado con este alcance, el concepto de aculturación tiene un profundo contenido discriminatorio en el orden cultural. En el otro, se alude a la asimilación de rasgos culturales de una y otra cultura mediante la difusión y aceptación de algunos de esos rasgos.
Anuncios