Pocas cosas hay tan contagiosas como la risa. Este corto relata la historia de un curioso personaje que toma un tren lleno de gente gris en una gran ciudad y a su modo encuentra la manera de alegrar al resto de los pasajeros y pasajeras. 
El corto que os dejo a continuación, Merci! dirigido por Christine Rabette, nos muestra con un ejemplo muy simple como se transmite magnéticamente la vibración por simpatía o resonancia.
Se nos va acabando el año y estamos a punto de comenzar uno nuevo, así que nada mejor que ver este vídeo para ir cargando las pilas, reírse, despreocuparse y empezar el año un poquito más felices.
Anuncios