La persona dinamizadora de grupos, tiene que poseer una serie de atributos que le faciliten su labor y eficacia, como por ejemplo:


1. Tiene que poseer un estado de equilibrio y madurez psíquica, (si se está mal emocionalmente, va a ser muy difícil que pueda atender a las necesidades de los demás).

2. Tiene que tener confianza en las capacidades de los miembros del grupo, las expectativas son fundamentales para fomentar la confianza en cada uno de los miembros del grupo, si estas son positivas, normalmente transmite seguridad y las actividades del grupo suelen concluir de una forma adecuada.

3. Flexibilidad mental y emotiva, (el líder va a tratar con múltiples personas y con múltiples ideologías, por lo tanto, debe de ser empático y ser capaz de ponerse en el punto de vista de todas las personas del grupo. A veces se le exigirá por parte del grupo que tome “partido” en los posibles conflictos que surjan entre sus miembros).

4. Apertura, tolerancia y disponibilidad hacia los otros, (el animador tiene que ser accesible al grupo, tiene que ser una persona que está dispuesta a atender a las demandas de los demás y hacerles sentir que se sienten escuchados por una persona a la que ellos admiran y respetan por su labor en el grupo).
5. Competencia interpersonal que implica la capacidad de establecer relaciones funcionales con los otros, (tiene que practicar de forma habitual y natural múltiples habilidades sociales), para que una persona consiga sus objetivos y pueda coordinar un grupo debe poseer cierta capacidad de persuasión y de habilidad social para optimizar el resultado de las relaciones con los demás.
Anuncios