¿Con qué actitud vas por la vida?, esta dinámica que tiene un poco de fábula, puede que te de pistas.

Se llama Turistas, vigías o mariner@s.

turista-vigia-marinero

Objetivos

  • Identificar sus actitudes y motivaciones ante decisiones, responsabilidades, retos o tareas.
  • Analizar sus barreras internas y discursos defensivos.
  • Fomentar la proactividad como opción de mejora y satisfacción personal.

 

Materiales

  • 3 imágenes o iconos  que representen las 3 actitutudes (se describen más abajo, o pueden verse en la foto)
  • Post it
  • Bolígrafos

 

Desarrollo

Comenzamos con una lluvia de ideas en pequeños grupos con las decisiones y tareas que habitualmente tienen que hacer los participantes en la dinámica, en relación a su edad y actividad. Una decisión-tarea en cada tarjeta (o post it).

Conviene que haya al menos 10 tarjetas con decisiones-tareas distintas por cada grupo.

Quien facilita explica con breves ejemplos y símbolos las tres posiciones o actitudes que podemos tener ante cualquier reto o tarea:

  1. Turista: actitud cómoda, de no movernos ni cambiar, de no adentrarnos a explorar cosas nuevas. La representará con unas gafas fashion de turista.
  2. Vigía: actitud vigilante y observadora del que quiere hacer algo, pero no se acaba de decidir, le gustaría, pero no se atreve y lo deja para otro momento. La representará con un catalejo.
  3. Marinera: actitud valiente y aventurera, proactiva y propositiva, típica de la persona que desafía a su zona cómoda y que considera cualquier tarea o actividad como una oportunidad para aprender y poner a prueba sus talentos, para conocer más cosas. La representará un barco de papel.

Ahora que ya tienen el marco de referencia, podemos hacer 4 tipos de ejercicios:

a) Tres personas de cada grupo, o bien tres grupos, cada cual asume un rol actitud: turista, vigía marinero, y van comentando algunas de las tarjetas desde su actitud, es decir, cómo tomarían o considerarían esa decisión o tarea desde su postura.

b) Vamos colocando esas tarjetas en un continuo o línea que va desde un extremo turista hasta otro marinero, en función del mayor o menor grado de proactividad o actitud marinera que tenemos ante la misma.

c) Cada grupo ha de representar una situación cotidiana de ellos/as en la que se pongan de manifiesto los tres personajes / actitudes (turista, vigía, marinero). Por ejemplo: “la preparación de un examen” (el turista no estudia, el vigía lo deja todo para el último día, y el marinero se programa su hoja de ruta desde el primer día).

d) Que piensen en algunas tareas futuras que les cuesta más ser marineros/as y hagan un pequeño plan para desafiar a sus zonas cómodas o indecisiones.

Anuncios