La pornografía infantil en la Red es una lacra imparable que ensucia nuestras vidas cada día. La presión policial con macrorredadas no es suficiente para detener las malas prácticas de estos individuos –que actúan desde el anonimato que pueden brindar Internet y las redes sociales– golpeando las vidas de cientos de niños, incluso bebés, en busca de un deseo sexual depravado y enfermizo. Por eso entre todos los internautas debemos ponernos manos a la obra y volver a meter el máximo de ruido en el ciberespacio.

El objetivo de esta III Cibercampaña 2010 contra la Pornografía Infantil es que el próximo 20 de noviembre del 2010 –Día Universal del Niño– miles de internautas escribamos un texto con el título “Pornografía Infantil No”

En la página dónde he visto esta campaña, te sugieren que cueles en tu entrada, algunas palabras que los pederastas usan para encontrar pornografía infantil. Yo las pondré todas:

“angels”, “lolitas”, “boylover”, “preteens”, “girllover”, “childlover”, “pedoboy”, “boyboy”, “fetishboy” o “feet boy”.

A poco que sepas de inglés, en cuanto leas las palabras y las interpretes, genera una sensación de malestar, pensar que esas personas depravadas piensen así de los niños (ángel, amante chico, amante niño, chico fetiche, etc.)

En definitva… repugnante.

Anuncios