Por motivos de trabajo, el pasado 24 de mayo, tuve que desplazarme en una viaje relámpago hasta Madrid.
Una vez terminadas las obligaciones de la jornada, y antes de regresar a Gijón (si, disfruté del palizón de hacer Asturias – Madrid ida y vuelta en el día) pude pasarme por Sol, y ver en directo como era la acampada que ha dado tanto que hablar. 
Solo puedo decir que me quedé sorprendido de lo bien organizado que está (asambleas, comisiones, turnos, puntos de información, limpieza) y de la cantidad de gente que debatía, proponía y escuchaba. Para mi es el mayor ejemplo de participación ciudadana que he visto nunca.
Aunque no comulgue con todas las consignas y pancartas que pude ver por allí (como ya dije en otra entrada, es un movimiento plural y diverso, no puede llover a gusto de todos) me alegra poder haber estado por allí, y poder haber sacado unas fotos que os dejo en la siguiente presentación.

Anuncios