Otra vez esta aquí la mezcla de satisfacción, “pena” y curiosidad que asalta cada vez que se termina uno de los cursos largos que imparto….

Satisfacción: 3 meses de curro con un grupo genial que ha trabajado a tope (sesiones de juegos, proyectos, participativas al máximo y generadoras de muy buen rollo.

“Pena”: Somos animales de costumbres, y mañana a todo el grupo y a mi se nos hará raro no compartir otra mañana más. Pero no es nada que no se nos vaya a quitar en cuanto nos los nuevos “quehaceres”

Curiosidad: Cómo les irás en las prácticas, ¿les gustará?, cómo irá todo lo que tengo que hacer yo ahora…

Cada curso, cada grupo tiene algo especial. En este en concreto, han sido todo mujeres (grupos así ya había tenido), pero la mitad del grupo eran trabajadoras de la misma empresa en la que yo estoy, y ha sido un lujo poder conocerlas mejor durante estos meses, más allá de los momentos de trabajo; así como a la otra mitad del grupo que ni se conocía entre ellas, ni a mi obvio. El resultado ha sido muy grande.


¡¡¡Muchas gracias Azuba, Ali, Amaya, Yanela, Mónica, Paula, Moni, Bejo, Ana, Ara, Laura, Susi, Luisi, Flor y M.J.!!!

Y por supuesto gracias Cris, mi compañera de formación, por darle calidad al curso (y permitir que yo tuviera vacaciones jeje)

Os deseo que que sigáis tan “entreabiertas” y que celebréis haber terminado el curso con un “cachopo de mar” y un Gin Tonic (si no ha asistido al curso, no le busque el sentido)

Anuncios