Un Animador/a Sociocultural, puede aplicar sus habilidades como profesional, usando innovadores métodos, como la dinámica de grupos y la educación en el tiempo libre, para desarrollar proyectos y actividades desde una perspectiva social.
Dentro de una empresa o entidad, las competencias del animador/a son en el desarrollo de las relaciones humanas y las competencias sociales de las personas (liderazgo, trabajo en equipo, habilidades de comunicación, resolución de conflictos, etc.), el diseño de proyectos de carácter social y actividades, además de poder actuar como formador en el ámbito de la educación no formal.
Como profesional, el animador o la animadora puede recavar experiencia en diversos campos, como la formación, la inclusión social, el desarrollo comunitario, el diseño y ejecución de talleres culturales y la dinamización de grupos.
En mi opinión, un animador o animadora, puede trabajar en todo aquello que se propongan, simplemente hay fijarse un objetivo, un deseo de transfomar algo, y ver que puedes aportar con todo el bagaje personal y profesional que tengas.
Anuncios