Todas las candidaturas españolas (el flamenco, los Castells, el canto de la Sibil.la, la dieta mediterránea y la cetrería)han conseguido ser incluidas en la Lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, en el transcurso de la Quinta reunión del Comité Intergubernamental de la UNESCO para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial, que se celebra en Nairobi, Kenya  hasta el 19 de noviembre.
Ya he visto algunas quejas por ahí, diciendo que ensalzamos lo que nos hace más “cañí”, como el flamenzo. Creo que las personas tienen deamasiada manía a empañar los buenos momentos. El flamenco es parte de la cultura española, y mira que a mí me toca de lejos, muy lejos. Pero estoy contento por estos reconocimientos, todo lo que se considere cultura, debe ser potenciado y reconocido, por lo que esta mención de la UNESCO nos hace seguir dándole visibilidad a nuestro patrimonio cultural… sumar y seguir, así debe ser.
Por otro lado, creía que conocía todas las presentadas, pero me he quedado en blanco leer el canto de la Sibil.la, nunca lo había escuchado. Por curiosidad, he investigado, y resulta que es:
El Cant de la Sibil•la se escenifica en todas las iglesias de Mallorca la noche del 24 de diciembre. Este canto se introdujo en toda Europa en la Edad Media y llegó a Mallorca con la conquista cristiana de 1229. Lo que da valor a esta tradición milenaria es la conservación de sus valores originales. Si bien la escenificación y la música han sufrido ligeras evoluciones a lo largo del tiempo, mantiene en su esencia sus características originales de la época medieval.
Otro hecho destacable es su arraigo entre la población, a pesar de las invasiones culturales y de tratarse de una isla que tiene un porcentaje de turismo muy alto.
Anuncios