Etimológicamente el término Animación procede de una doble raíz latina con trasfondo griego: ANIMA –vida, sentido, aliento-; ANIMUS –motivación, movimiento, dinamismo. Significa dar el aliento, dar la vida, actuar desde el entorno, poniendo en relación a las personas con el territorio.

La idea de cultura en la Animación Sociocultural, es el concepto fundamental en torno al que ha girado el discurso teórico de la ASC. A la cultura que se refiere, no es la cultura “vulgar” o común; no es la cultura escolar o general; ni tampoco se refiere a una cultura como erudición, referidos a la cantidad de conocimientos; o esa noción de cultura, más exquisita, elitista y elaborada; no es tampoco pues de la cultura “culta” o “académica” de la que se suele hablar.

La cultura en la animación sociocultural, parte del concepto que se maneja en la antropología cultural. El concepto de cultura comúnmente aceptado se formula en 1871, por el antropólogo británico Edward B. Tylor, que la define como “ aquel todo complejo que incluye conocimientos, creencias, arte, leyes, moral, costumbres y cualquier otra capacidad y hábitos adquiridos por el hombre en cuanto miembro de una sociedad”.

Esta idea de cultura, se refiere a todo aquellos –conocimientos, valores, tradiciones, costumbres, arte, leyes, moral, procedimientos y técnicas, normas etc.- que se transmite y adquiere a través del aprendizaje.

La Animación Sociocultural, utiliza la Cultura como una forma de aprendizaje social.

20140606_221058

Ahora veamos, las diferentes formas, en que podemos percibir la ASC:

La Animación Sociocultural como acción.

La Animación Sociocultural designaría y enmarcaría pues, la labor del agente social.

La Animación Sociocultural como actividad o práctica social.

Designaría lo que “promueve” el agente social; en cuanto a prácticas o actividades realizadas conjuntamente entre el emisor y los receptores de dichas prácticas sociales.

La Animación Sociocultural como un Método.

Una manera de hacer las cosas, la Metodología a utilizar. Sería el aspecto metódico de toda la intervención a realizar.

La Animación Sociocultural como proceso.

En la línea de la segunda acepción, destacando aquí la dimensión dinámica de la animación. No designaría en sí lo que hace el agente, ni unas actividades determinadas, sino una especie de sucesión evolutiva o progresiva de acontecimientos.

La Animación sociocultural como proyecto.

Las actuaciones de la animación y los animadores sobre un territorio deben estar sujetas a un proyecto previo, un guión coherente que ordene y dé sentido a la actuación.

La Animación sociocultural como función social.

Sería la Animación como tarea presente en toda la comunidad. Restando importancia a los agentes sociales, teniendo implícitamente responsabilidad y protagonismo a la propia comunidad.

La Animación sociocultural como Factor.

Se hace énfasis al carácter operativo de la animación; algo que genera,produce, da lugar, causa, motiva unos resultados o procesos.

Anuncios