Último artículo del año. Toca hacer balance profesional de 2016.

A comienzos de  año escribía el siguiente artículo: Yo para reyes quiero… Estabilidad laboral”  Y aunque sea por un tiempo limitado, creo que la he conseguido, más adelante os cuento.

Como os relataba en esa entrada finalicé 2015 y arranque 2016, con dos trabajos estupendos:

Impartiendo un Certificado de Profesionalidad de Dirección y Coordinación de actividades de tiempo libre educativo infantil y juvenil para Dicampus Formación por las mañanas… 

…Y un par de tardes y sábados trabajaba para Cruz Roja Juventud en Llanes con un proyecto de Participación Juvenil.

 

Eran trabajos con fecha fin, pero de uno de ellos, Cruz Roja en Llanes, surgió la oportunidad de quedarme un año más, obviamente acepté. Esto conllevó una alegría enorme y esa “estabilidad laboral” (al menos de momento) que pedía a principios de año.

 

Así que desde mayo de este año ejerzo de técnico de voluntariado en la Asamblea Local de Cruz Roja Española en Llanes. Un concejo precioso del oriente asturiano en el que resido actualmente.

Pero ya sabéis que soy “culo inquieto” y me apasiona mi trabajo, por lo que he colaborado como de forma puntual en otros proyectos, que ahora os cuento:

 

También me ha quedado tiempo para colaboraciones de forma voluntaria:

 

Y por supuesto que le he dedicado tiempo para lo más importante: VIVIR (viajar, reír, cenar, ir al cine, leer, escuchar, conocer, ir de playas, hablar…), pero eso forma parte de mi vida personal, y esa, en profundidad, solo la comparto con un selecto grupo de personas ;O)

14199305_10210099300815653_6314110936343812543_n

 

 

Así que el resultado del balance profesional del año: Muy positivo. Vamos a por el próximo…

¡Feliz 2017!

Anuncios