Siempre ando rebuscando información sobre dinámicas, para aprender algunas nuevas, coger ideas… Y últimamente me he encontrado con muchos artículos titulados mas o menos así: “Cómo superar una dinámica de grupo en un proceso de selección”. Y claro, me río (mucho)

Las dinámicas de grupo son utilizadas como pruebas en algunos procesos de selección*, poniendo a prueba la inteligencia emocional, habilidades sociales o capacidad de trabajo en equipo (entre otras) de los y las aspirantes. Esto no es una moda de ahora, se lleva haciendo tiempo.

* (Como ejemplo del uso de las dinámicas de grupo en la selección de personal os dejo una entrada que publiqué de la película “El método”)

Como os decía al comienzo, me río leyendo esos títulos. En la mayoría de las dinámicas, no importa el resultado, sino el proceso. La persona que guía la dinámica, observará como se va desarrollando, que hacen las personas que participan, por lo que NO EXISTE una manera o fórmula mágica para superar una dinámica.

dinamicasgrupoempleo

Lo esencial en este tipo de ejercicios es ser uno mismo. No intentes fingir tu personalidad, nunca sabes qué es lo que están buscando, es mejor mostrarnos tal y como somos. Enfrentarnos a una dinámica puede ayudarnos a identificar en qué debemos mejorar o trabajar, y reconocer también nuestros puntos fuertes.

Aunque superes la dinámica y consigas el empleo… ¿vas a fingir como eres todos los días? Sería agotador.

Aunque como he dicho, no se puede preparar una dinámica para ¿aprobarla? (no sé ni como definir, ya que, insisto, no hay una manera de superarlas) Si que os puedo decir…

Qué debemos tener en cuenta ante una dinámica

  • Leer atentamente las instrucciones y tomarnos tiempo para preparar los argumentos y determinar nuestros objetivos
  • Procurar quedarnos con los nombres de las otras personas (siempre es más agradable que el “eh tú”)
  • Aprovechar bien el tiempo. Si no sabemos el tiempo que llevamos podemos preguntar a la persona que desarrolle la dinámica.
  • Participa todo lo que podamos pero sin pasarnos y sin acaparar la conversación.
  • Cuidar nuestro lenguaje verbal y no verbal.
  • Transmitir aspectos positivos:
    • Iniciativa
    • Liderezago
    • Escucha activa
    • Interactuar con el resto de personas.
    • Empatía
    • Trabajo en equipo
  • Y evitar transmitir aspectos negativos:
    • No respetar los turnos de palabra.
    • No participar.
    • No escuchar ni tener en cuenta la opinión del resto.
    • Generar conflictos que no tengan que ver con el desarrollo de la dinámica.

 

Así que espero que cuando alguien busque por la red “como superar una dinámica” encuentre este artículo, se relaje, sea quien es, viva la dinámica y (si lo merece) obtenga el empleo.

Anuncios