Aquí os dejo una serie de elementos que indican lo que no debe ser la animación sociocultural (Sánchez Sánchez – 1991, 29)

 

shield-98378_1280

 

No es una educación mecanicista y culturalista.

Referido a que el animador y animado tienen papeles definidos, donde el animador va Introduciendo y haciendo, y el animado es el recipiente.

No es popularización.

No se trata de popularizar los valores dominantes sin que la población pueda articular sus propios medios para generar expresiones propias de acción cultural.

No es entretenimiento.

Es decir, no es ocupar el tiempo por ocuparlo. Debe avanzar en la sensibilización, Participación y responsabilidad en la vida cotidiana.

No es la utilización de unas técnicas asépticas.

Las técnicas son todos instrumentos, por sí mismas no son válidas, si no están proyectadas a unas metas definidas.

No es solo acción generosa.

La sociedad exige la suma de recursos humanos, técnicos y económicos, no puede quedar sujeta a ilusiones y disponibilidades.

No es una suma de acciones inconexas, ni un calendario de actividades a programar.

No es una política institucional asfixiante.

No deben las instituciones públicas dificultar o evitar la iniciativa de las asociaciones culturales por exceso de asumir competencia o protagonismo.

No es una mercantilización.

No se pretende comerciar, ni obtener un fin lucrativo.

Anuncios