Buscar

El caso Pablo

"La gente de esas ciudades, están dormidos. Todo el día en el trabajo, en casa, sonámbulos. Nosotros les despertamos"

Etiqueta

Política

Por una ley de Educación Social

Consideraciones y participación en la solicitud de una Ley de regularización de la profesión de Educación Social

porunaleyr

Sobre el ejercicio del Derecho de Petición con relación a la la creación de una LEY DE REGULARIZACIÓN DE LA PROFESIÓN DE EDUCACIÓN SOCIAL el Consejo General de Colegios de Educadores Sociales (CGCEES) ha presentado una solicitud, el 27 de diciembre de 2016, ante el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y el Congreso de los Diputados, con las consideraciones y argumentos que a continuación se expone, e igualmente invita a educadores/as sociales, colegios profesionales de Educación Social, estudiantes de Educación Social, particulares e instituciones y entidades, a sumarse a esta solicitud, presentando igualmente solicitudes similares al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, en cualquier registro público, que podrás encontrar en cualquier Ministerio, Delegación del Gobierno, Diputación, Comunidad Autónoma, Consejo Insular, Comarcal, Ayuntamiento… (Oficinas de Atención Ciudadano, también llamados en algunos lugares) Incluso si estás en otro país en Embajadas o Consulados, como cuyos modelos adjuntamos. (Nota: Una persona puede llevar escritos de otras personas, siempre que estén autorizados para ello, es decir, acompañando un breve escrito de autorización y totocopia del DNI de las personas cuyas peticiones también entrega) También se puede presentar telemáticamente.

Noticia publicada sobre la presentación

Primeras palabras sobre la presentación

Documentos de participación (Documentos preparados para descarga y presentación) Te invitamos a participar (Los documentos son de libre acceso, no llevan clave para abrir o descargar. Si por alguna razón se lo pide el navegador de en “Cancelar” y de abrirá o descargará igualmente. Gracias) Tiempo, duración: Se agradecería se entregaran antes de fin de marzo 2017, como tiempo máximo, siendo deseable cuantos antes mejor.


CONSIDERACIONES

Primera.- JUSTIFICACIÓN DE LA NECESIDAD DE PROMULGACIÓN DE UNA LEY DE REGULARIZACIÓN DE LA PROFESIÓN DE EDUCACIÓN SOCIAL (L.R.P.E.S).

1.1.- La E.S. es imprescindible para abordar  determinadas necesidades sociales a las cuales da solución con actuaciones específicas.

La consciencia de responsabilidad pública frente a los problemas de convivencia, el surgimiento de nuevas modalidades de exclusión y marginación social y la necesidad de construir un mundo en el que compartir bienes de forma más equitativa son algunos de los factores que explican y justifican la eclosión y relevancia social que ha conseguido adquirir la E.S. en el Estado en las últimas décadas.

La E.S. posibilita la incorporación del sujeto de la educación a la diversidad de las redes sociales, entendida como el desarrollo de la sociabilidad y la circulación social, y la promoción cultural y social, entendida como apertura a nuevas posibilidades de la adquisición de bienes culturales, que amplíen las perspectivas educativas, laborales, de ocio y participación social.

En el Estado Social, Democrático y de Derecho la demanda y la oferta de tareas socioeducativas se ha multiplicado, se han ido abriendo nuevos espacios sociales para atender necesidades y demandas  educativas: el acceso a la vida social. En este sentido puede afirmarse que la educación ha dejado de ser patrimonio exclusivo de la escuela.

1.2.- La E.S como una prestación educativa, al servicio del cumplimiento de los valores fundamentales de un Estado de Derecho.

1. Igualdad de todos lo/as  ciudadanos/as.

2. Máximas cuotas de justicia social.

3. El pleno desarrollo de la consciencia democrática.

Por ello, se considera que la educación es un derecho de la ciudadanía porque así lo avalan los marcos jurídicos internacionales, nacionales y autonómicos.

1.3.- La E.S es una profesión de carácter pedagógico, generadora de contextos educativos y acciones mediadoras y formativas.

La E.S como profesión, consiste en el proceso de búsqueda y mejora de algunas ocupaciones (en un contexto geográfico determinado, bajo condicionantes sociales, culturales, políticos y económicos específicos) que se recorren para cualificarse cuantitativa y cualitativamente, dotándose de recursos que indicarían el grado de estabilización.

Estas serían:

1. La existencia de un cuerpo de conocimientos específico que proviene de la investigación científica y de la elaboración teórica en el ámbito que abrace cada profesión (en el caso de los/as educadores/as sociales la disciplina de Pedagogía Social).

2. La existencia de una comunidad que comparte una misma formación específica (la Diplomatura o Grado de E.S).

3. El desarrollo de unas funciones públicas y específicas con planteamientos comunes y técnicos de intervención profesional, con retribución económica reconocida por la tarea desarrollada y la asunción de un compromiso ético de la profesión hacia sus clientes o usuarios.

4. La existencia de una normativa interna para el grupo profesional que permite el autocontrol de sus miembros por parte del colectivo profesional (colegios profesionales).

1.4.- Las funciones de las/os profesionales de la E.S en la sociedad.

1. Analizar e investigar los contextos sociales y educativos para orientar las políticas en esta materia e implementar planes, programas y proyectos para atender las necesidades y aspiraciones educativas, formativas y culturales de las ciudadanas y los ciudadanos.

2. Contribuir al desarrollo de las capacidades de cada persona y a la puesta en valor social de sus aptitudes, conocimientos y experiencia en distintos contextos sociales.

3. Generar procesos de enseñanza-aprendizaje significativos para las personas, que posibiliten el desarrollo individual, familiar y/o colectivo a través de acompañamientos y orientación, mediando a nivel social, cultural y educativo.

4. Gestionar y dirigir equipamientos, programas, servicios educativos, sociales y culturales, con equipos interdisciplinares en organizaciones públicas o privadas que garanticen derechos humanos y subjetivos de la ciudadanía.

5. Potenciar la transmisión, el desarrollo y la promoción de la cultura.

1.5.- La E.S abarca amplios e importantes campos en nuestra sociedad.

Ámbitos de intervención de las Educadoras y los Educadores Sociales:

1. Las adicciones.

2. El desarrollo comunitario y la participación ciudadana.

3. La diversidad funcional.

4. La educación ambiental.

5. La educación para la convivencia.

6. Educación de personas adultas.

7. La educación y orientación familiar.

8. Prevención de la dependencia.

9. Igualdad de género y prevención de la violencia

10. Instituciones penitenciarias e inserción social.

11. Infancia y juventud.

12. Mediación.

13. Salud mental.

14. Tiempo libre, animación y gestión cultural.

Cabe destacar la presencia de la E.S en los servicios sociales municipales. Su incorporación a los equipos profesionales de servicios sociales de los ayuntamientos, como administración más cercana a la ciudadanía, ha sido progresiva a lo largo de los últimos 20 años, siendo en la actualidad un perfil habitual y fundamental.

Pero, sin duda, es en el campo de los centros de atención a menores, en el que se produce una mayor presencia de profesionales de la E.S, tanto en el ámbito de la reeducación, como en el de la reinserción y la protección.

1.6.- Falta de adecuación terminológica de la profesión de E.S.

La figura del Educador y la Educadora Social existe tanto en la empresa privada como en la Administración Pública, si bien, la falta de regularización de la profesión hace que no estén claros los límites y el alcance de la misma, produciéndose intrusismo profesional y desconocimiento a la hora de afrontar procesos públicos de selección de esta figura profesional así como de las funciones asignadas a la misma.

Por ello se hace necesario adecuar la denominación de Educador/Educadora Social a los cargos ocupados, con los requisitos necesarios para el acceso en función de la titulación y elaboración de planes de desarrollo de las acciones que se deben ejecutar.

Segundo.- MARCO NORMATIVO ACADÉMICO DE LA E.S.

El reconocimiento académico y formativo de la E.S. se articuló a partir de la aprobación en el año 1991 del Real Decreto 1420/1991, de fecha 30 de Agosto, el cual reguló el diseño curricular de las formaciones para la diplomatura universitaria de educación social, una titulación universitaria de primer ciclo creada por el influjo de la reforma universitaria de 1981. Según el Real Decreto 1420/1991, son directrices generales propias de los planes de estudio:

“Las enseñanzas conducentes a la obtención del título oficial de Diplomado en Educación Social deberán orientarse a la formación de un educador en los campos de: la educación no formal, la educación de adultos (incluidos los de la tercera edad), la inserción social de personas desadaptadas y minusválidos, así como en la acción socioeducativa (R.D. 1420/1991, BOE de 10 de octubre, preámbulo)”.

A partir de esa fecha, las distintas universidades han ido elaborando sus planes de estudio y la Diplomatura en Educación Social se convierte en Grado de Educación Social, impartiéndose en todas las comunidades autónomas.

Los/as profesionales de la educación social trabajan con el objetivo de ayudar en el proceso de socialización y desarrollo personal a los destinatarios de su intervención de la siguiente forma:

• Mejorar las competencias y aptitudes de los individuos a través de procesos de enseñanza-aprendizaje.

• Promocionar la autonomía e independencia de las personas,

• Prevenir y compensar dificultades de estructuración de la personalidad e inadaptaciones sociales.

• Favorecer la participación de los grupos e individuos.

• Contribuir a la creación y consolidación del tejido social y asociativo.

• Favorecer el desarrollo sociocultural, socio-laboral, institucional y comunitario.

• Desarrollar actividades con una finalidad educativa, cultural, lúdica.

• Potenciar la búsqueda de la información y comprensión en y del entorno social.

• Desarrollar el espíritu crítico y la capacidad de comprensión y análisis de la realidad sociopolítica.

• Propiciar cambios de valores, actitudes y comportamientos de las personas acompañando a los sujetos en su adaptación, así como en los entornos comunitarios  transformación social.

Las actividades para las que habilita esta formación son muy variadas: animación sociocultural, trabajo en la administración pública en áreas de juventud, cultura, educación y bienestar social, dirección de centros de menores, animación de actividades extraescolares, programas de prevención de la marginación, turismo juvenil, turismo social y cultural, programas de formación ocupacional, educación de adultos, etc. Ahora bien, sea cual fuere el enfoque desde el cual se contempla la «actividad del/la educador/a social», parece evidente que ésta viene determinada, principalmente, por el ámbito social de su trabajo y el carácter educativo de su intervención.

Con el REAL DECRETO 1393/2007, de 29 de octubre, por el que se establece la ordenación de las enseñanzas universitarias oficiales se elevan estos estudios al rango de Título de Grado en E.S.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

I.- Artículo 29 de la Constitución Española.

II.- Ley Orgánica 4/2001, de 12 de noviembre, Reguladora del Derecho de Petición.

III.- Legitimación activa, establece el artículo 29.1 de la Constitución Española que todos los españoles tendrán el derecho de petición individual y colectiva, por escrito, en la forma y con los efectos que determine la ley.

Por su parte el artículo 1 de la L.O. 4/2001 que la ostenta toda persona natural o jurídica, prescindiendo de su nacionalidad, puede ejercer el derecho de petición, individual o colectivamente, en los términos y con los efectos establecidos por la presente Ley y sin que de su ejercicio pueda derivarse perjuicio alguno para el peticionario.

IV.- Legitimación pasiva, señala el artículo 2 de la L.O. 4/2001 que el derecho de petición podrá ejercerse ante cualquier institución pública, administración, o autoridad, así como ante los órganos de dirección y administración de los organismos y entidades vinculados o dependientes de las Administraciones públicas, respecto de las materias de su competencia, cualquiera que sea el ámbito territorial o funcional de ésta.

V.- Objeto, según el artículo 3 de la citada L.O. 4/2001 las peticiones podrán versar sobre cualquier asunto o materia comprendidos en el ámbito de competencias del destinatario, con independencia de que afecten exclusivamente al peticionario o sean de interés colectivo o general.

Por todo lo expuesto, se SOLICITA,

Que se admita a trámite y se resuelva de forma favorable la petición de creación de una LEY DE REGULARIZACIÓN DE LA PROFESIÓN DE EDUCACIÓN SOCIAL.

SOLICITAMOS TU PARTICIPACIÓN

DESCARGA DE DOCUMENTOS DE PARTICIPACIÓN

Documentos si eres:

Colegiado.
Colegio Profesional.
Escudiante de Educación Social.
Particular. Persona interesada.
Institución. Entidad.

Descarga el documentos correspondiente, desde la dirección Web http://www.eduso.net/archivo/index.php?c=64/  preparado en Word, rellénalo y preséntalo en cualquier registro público.


ES TU DERECHO DE PARTICIPACIÓN.

PUEDES EJERCERLO

Seguiremos informando en este sección de noticias http://www.eduso.net/noticias/ y en las redes sociales del CGCEES en Facebook y Twitter #10añosdeCGCEES y #PorunaleydeEducaciónSocial

El Consejo General de Colegios de Educadoras y Educadores Sociales (CGCEES), junto a los Colegios Profesionales de cada Comunidad Autónoma, vienen impulsando una campaña informativa, animando a presentar solicitudes antes de fin de marzo de 2017.

Ya han presentado:

– Consejo General de Colegios de Educadoras y Educadores Sociales

– Colegio de Educadoras y Educadores Sociales de Galicia

– Colegio Profesional de Educadoras y Educadores Sociales de Madrid

– Colegio Profesional de Educadoras y Educadores Sociales de Extremadura

– Colegio Profesional de Educadoras y Educadores Sociales de Andalucía

– Colegio de Educadoras/es Sociales del País Vasco

– Colegio de Educadoras y Educadoes Sociales de Canarias

– Colegio Profesional de Educadores y Educadoras Sociales de Castilla y León

– Colegio Profesional de Educadoras y Educadores Sociales del Principado de Asturias

– Colegio de Educadoras y Educadores Sociales de las Islas Baleares

– Colegio de Educadoras y Educadores Sociales de Aragón

– Colegio Profesional de Educadores Sociales de la Región de Murcia

– Colegio Oficial de Educadoras y Educadores Sociales de Castilla – La Mancha

– Colegio Oficial de Educadoras y Educadores Sociales de Navarra

– Col·legi Oficial d’Educadores i Educadors Socials de la Comunitat Valenciana

– Col·legi d’Educadores i Educadors Socials de Catalunya

– Colagio Profesional de Educadoras y Educadores Sociales de Cantabría

 

 

#PORUNALEYDEEDUCACIÓNSOCIAL

Información de la campaña estatal

Borradores documentos solicitud

Fuente: www.eduso.net

Democratización Cultural vs Democracia Cultural

La semana pasada me fui a Londres, a caminar, comer, beber, leer, observar y vivir la ciudad, que por cierto, no conocía. Disfruto de toda la experiencia que supone viajar. Desde el atractivo turístico, hasta ver como son los supermercados y los barrios, cómo va la gente en el metro, cómo se vive, qué se hace, vamos conocer su cultura. Paseando por la ciudad de la niebla (que yo no he visto…) se me ocurrio hablar de este tema ;O)

La Animación Sociocultural, dentro de la educación no formal, promueve la democracia cultural y su objetivo es, no sólo estudiar o analizar la realidad social, sino transformarla desde dentro. Su idea es que la PERSONA, el GRUPO o la COMUNIDAD son proyectos culturales que se construyen desde dentro, ya que desde fuera solo pueden ser manipulados.

20170228_182716
Actividad de calle de Action on Hearing Loss (Londres 2017)

Frente a esa postura existe otra más habitual que es la  democratización cultural: la cultura de élite al alcance de todos mediante la difusión cultural, desde las instituciones culturales para que la gente la entienda y la pueda disfrutar. Se piensa que existirá el máximo desarrollo cultural siempre que el público pueda acceder libremente a la cultura de élite.

20170303_151820
Contemplando la Galería National (Londres, 2017)

Desde esta perspectiva, las personas, grupos o comunidades son meros espectadores y receptores de la cultura, sin ser parte; frente a la participación activa que se propone en la Democracia cultural

Para conocer un poco más sobre estos conceptos, os dejo un tabalar con las diferencias entre Democratización Cultural y Democracia Cultural

DEMOCRATIZACIÓN CUTURAL

DEMOCRACIA CULTURAL

Modelo de difusión y extensión cultural

Modelo de Animación Sociocultural

La cultura la entiende como un bien colectivo, que debe estar al alcance de la ciudadanía.

La cultura la entiende como una práctica social, construida en el diálogo y la convivencia social.

La iniciativa y creación de cultura es generada desde la oficialidad, no desde el pueblo.

Los ciudadanos participan en la creación y acción cultural, donde las Administraciones públicas comparten responsabilidades, fomentando el pluralismo y la interculturalidad.

Los ciudadanos tienen la condición de público-espectador, la cultura es interpretada como un bien de consumo, en un contexto de oferta y demanda.

Los ciudadanos tienen la condición de público-actor, donde se fomenta la participación, en un contexto de libertades y derechos civiles.

La participación en las dinámicas culturales es en función del origen social, recursos económicos, educación recibida, etc., sin preocuparse por la equidad.

Las dinámicas culturales se identifican con la vida cotidiana, por lo que procuran compatibilizar sus necesidades con criterios de igualdad y justicia.

 

La cultura no es atributo exclusivo de la burguesía. Los llamados “ignorantes” son hombres y mujeres cultos a los que se les ha negado el derecho de expresarse y por ello son sometidos a vivir en una “cultura del silencio”

Freire

Animando voy, animando vengo… vaya 2016

Último artículo del año. Toca hacer balance profesional de 2016.

A comienzos de  año escribía el siguiente artículo: Yo para reyes quiero… Estabilidad laboral”  Y aunque sea por un tiempo limitado, creo que la he conseguido, más adelante os cuento.

Como os relataba en esa entrada finalicé 2015 y arranque 2016, con dos trabajos estupendos:

Impartiendo un Certificado de Profesionalidad de Dirección y Coordinación de actividades de tiempo libre educativo infantil y juvenil para Dicampus Formación por las mañanas… 

…Y un par de tardes y sábados trabajaba para Cruz Roja Juventud en Llanes con un proyecto de Participación Juvenil.

 

Eran trabajos con fecha fin, pero de uno de ellos, Cruz Roja en Llanes, surgió la oportunidad de quedarme un año más, obviamente acepté. Esto conllevó una alegría enorme y esa “estabilidad laboral” (al menos de momento) que pedía a principios de año.

 

Así que desde mayo de este año ejerzo de técnico de voluntariado en la Asamblea Local de Cruz Roja Española en Llanes. Un concejo precioso del oriente asturiano en el que resido actualmente.

Pero ya sabéis que soy “culo inquieto” y me apasiona mi trabajo, por lo que he colaborado como de forma puntual en otros proyectos, que ahora os cuento:

 

También me ha quedado tiempo para colaboraciones de forma voluntaria:

 

Y por supuesto que le he dedicado tiempo para lo más importante: VIVIR (viajar, reír, cenar, ir al cine, leer, escuchar, conocer, ir de playas, hablar…), pero eso forma parte de mi vida personal, y esa, en profundidad, solo la comparto con un selecto grupo de personas ;O)

14199305_10210099300815653_6314110936343812543_n

 

 

Así que el resultado del balance profesional del año: Muy positivo. Vamos a por el próximo…

¡Feliz 2017!

Ocio del bueno (y con fundamento)

La navidad es inminente, aunque ya hace semanas que podemos comer turrón, y las ciudades estén decoradas con luces de colores.

Esta época del año, es una en las que podemos encontrar más trabajo como monitorxs, animadorxs, dinamizadorxs, etc. Debido a que infancia, adolescencia y parte de la juventud tendrán vacaciones escolares, esto deriva en que tendrán más Tiempo Libre y de ahí que se programen todo tipo de actividades y se contrate a ¿profesionales? para llevarlas a cabo (desde su diseño hasta su ejecución…)

Pongo en interrogantes la palabra ¿profesionales? (¡uy me se me ha vuelto a escapar…!) No para referirme a las personas como tal y si no a las actividades desarrolladas en si

Jugar al pañuelo, recortar hueveras para hacer carpetas, pintar canutillos de papel higiénico o hacer globoflexia, está bien si son herramientas para llegar a un fin y no el fin en si mismas. Si no hay detrás un proyecto educativo, que no una programación de actividades, eso es una prostitución del ocio.

Amén que entiendo a los y las profesionales que trabajan en estas actividades y saben que eso no debiera hacerse así, pero que tiene que comer, que yo puedo ser crítico pero también he trabajado en actividades de ocio, que realmente eran actividades de relleno sin un planteamiento educativo.

Para comprender el valor educativo del Ocio bueno (y con fundamento), y conocer las características de lo que debe ser; me he sacado los apuntes que tienen referencias de gente con más estudios y experiencia que yo.

Ocio

20161204_111302

Dumazedier, en 1971, daba la siguiente definición de ocio:

El ocio es un conjunto de ocupaciones a las que el individuo puede entregarse de manera completamente voluntaria tras haberse liberado de sus obligaciones profesionales, familiares y sociales, para descansar, para divertirse, para desarrollar su información o su formación desinteresada, o para participar voluntariamente en la vida social de su comunidad”.

El ocio va a estar caracterizado por diferentes notas (Cuenca Cabeza, 1995; Llull  Peñalba, 1999):

  • Disponibilidad de tiempo libre
  • Actitud personal
  • Conjunto de ocupaciones condensadas en las tres “d”: Descanso, Diversión y Desarrollo
  • Componente lúdico
  • Dimensión medioambiental, dentro del contexto territorial y ecológico
  • Desarrollo creativo, que posibilita la autoformación y el entrenamiento de destrezas y habilidades
  • Dimensión festiva o vivencia del ocio junto a la comunidad
  • Carácter solidario del ocio, que promueve la necesidad humana de abrirse, comunicarse y entregarse a los demás

Pero claro, dichas notas son las que se dan en los ocios activos, creativos, que exigen una implicación de la persona, una actitud particular; los ocios pasivos, consumistas… no van a cubrir alguna o ninguna de esas notas.

Así se puede establecer también una clasificación de niveles de aprovechamiento del ocio para la persona (López Andrada y otros, 1982):

nivelesocio

En la medida en que las actividades que se desarrollan vayan caracterizándose por ser más enriquecedoras para la persona se irá subiendo en ese esquema.

El descanso, calma, contemplación… (Que no tienen nada que ver con el ocio estéril de “pasar el rato”) marcará el punto medio de ese aprovechamiento.

Por encima tendremos ocios enriquecedores, y por debajo niveles inferiores del ocio que se pueden definir como ociosidad, caracterizados por la apatía, la inactividad, la frustración y el mero consumo de productos y servicios de ocio.

Ese mayor o menor aprovechamiento del ocio va a pasar por la actitud del individuo al enfrentarse a su tiempo libre. Según Trilla (1993) esta actitud se desarrolla en torno a tres ejes principales:

  • Autonomía: Libertad de elección (o su percepción, al menos) sobre lo que se va a hacer en el tiempo libre.
  • Autotelismo: La actividad de ocio tiene un fin en sí misma, y no busca obtener más que el simple deleite de realizarla.
  • Vivencia placentera: El ocio debe ser satisfactorio y gratificante.

En función de esos ejes, el mismo Trilla define el ocio como:

“una forma de utilizar el tiempo libre mediante una ocupación autotélica y autónomamente elegida y realizada, cuyo desarrollo resulta placentero al individuo”.

Esta concepción del ocio, sin embargo, no ha sido constante a lo largo de la historia (Llull Peñalba, 1999). Es más, podemos considerar que es uno de los avances de nuestra civilización, pues durante siglos el ocio estaba reservado a las élites (podéis leer lo que publiqué sobre análisis histórico del ocio y el TL). 

Han sido las conquistas obreras las que consigan continuas mejoras en el tiempo libre para la ciudadanía: menos horas de trabajo, aumento de salarios, vacaciones pagadas…

Pero hasta 1948, con la Declaración Universal de los Derechos Humanos no se consagra el derecho al tiempo libre y al ocio: “Toda persona tiene derecho al descanso, al disfrute del tiempo libre, a una limitación razonable de la duración del trabajo y a vacaciones periódicas pagadas (art. 24)”.

En nuestra sociedad actual, vamos a distinguir 3 concepciones del ocio (Cuenca Cabeza, 1998):

  • El ocio como autorrealización: Se entiende el ocio como un ejercicio de libertad y autodesarrollo personal y comunitario, un proceso dinámico de perfeccionamiento, de mejora, de adquisición de habilidades…
  • El ocio como derecho: Se entiende el ocio como un derecho inalienable, y que se explicita reconociendo el derecho de los ciudadanos a la cultura, al deporte, al turismo… Derecho que ni siquiera en nuestra sociedad es efectivo: véase por ejemplo las personas discapacitadas.
  • El ocio como calidad de vida: Se entiende el ocio como un requisito indispensable para garantizar la calidad de vida de las personas, que reporta indudables beneficios directos (satisfacción de la necesidad de ocio, prevención de enfermedades, mantenimiento de la forma física y mental…) e indirectos (corrige y equilibra otros desajustes y carencias personales y sociales).

Las tres son acertadas; es más, como realmente puede definirse el ocio y adquirir todo su sentido positivo y enriquecedor es teniendo en cuenta esas tres corrientes o concepciones.

Una perspectiva integradora del ocio lo podría entender del siguiente modo:

el ocio es un derecho que deben disfrutar todos los seres humanos, independientemente de su  raza, color, creencias o condición social, porque tiene indudables consecuencias sobre el ejercicio de la propia libertad y la capacidad de autorrealización de las personas, grupos y comunidades, siendo un elemento a la vez garante e indicador de la calidad de vida”.

Taller de Interculturalidad

¡Que cosas tiene tener “síndrome de Diógenes digital”! (término acuñado por mi para decir que no borro ningún archivo…)

Rebuscando en viejos USB, me he encontrado con la primera propuesta para un taller de formación que me encargaron redactar. Lo que veréis escrito a continuación data del año 2007 y lo preparé para una empresa de servicios que quería presentar a un cliente una propuesta de un taller de Interculturalidad.

Y yo que de aquella que tenía más cara y ganas que experiencia, les preparé lo siguiente (además de desarrollar todas las unidades didácticas, dinámicas, seleccionar material audiovisual…)

Cabe decir que nunca lo llegué a impartir, porque aunque a la empresa le encajó, al cliente no, así que está inmaculado este taller. Si alguien quiere que lo lleve a cabo para su entidad, ya sabéis, usad el formulario de contacto.

Taller de Interculturalidad

171805__149_a_7
Foto: Juan F. Morillo*

“La belleza del arco iris radica en sus distintos colores

 

Proverbio africano

PRESENTACIÓN

En la sociedad actual se nos muestra la coexistencia, que no convivencia, de distintas culturas, lenguas, costumbres, religiones… Haciendo evidente la necesidad no sólo de reconocer su diversidad y diferencia, sino de aprender a convivir juntos.

La Interculturalidad refleja esas diferencias dentro de una misma sociedad, defendiendo la diversidad, basándose en la Igualdad y el Derecho a la Diferencia.

En este curso se plantea la oportunidad de aprender de esa multiculturalidad y de crear una conciencia crítica, que favorezca el entendimiento entre las distintas culturas.

 

OBJETIVOS GENERALES

  • Introducir a los alumnos al concepto de Interculturalidad.
  • Dotar a los alumnos de conocimientos y herramientas para iniciarlos en la mediación intercultural.
  • Favorecer el conocimiento y la creación de una valoración positiva y crítica de las distintas culturas.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS

  • Conocer las ideas, actitudes y objetivos del Interculturalidad en el ámbito de la educación no formal.
  • Enseñar estrategias de intervención y de resolución de conflictos.
  • Concienciar sobre los prejuicios y tópicos para afrontar la diversidad cultural.

CONTENIDOS

  1. Mediación Intercultural: Orígenes, conceptos básicos e ideas.
  2. Migración.
  3. Racismo.
  4. Mujer: Intelectualidad desde la perspectiva de género.
  5. Derechos Humanos.
  6. El encuentro cultural.
  7. Estrategias de intervención.

METODOLOGÍA

La metodología a didáctica se planteará según las siguientes premisas:

Adaptabilidad: Debido a la diversidad de contextos de los que proceden los alumnos, se partirá de sus conocimientos previos, orientando las sesiones a la realidad del aula.

Integración: Favoreciendo la cohesión grupal, buscando el enriquecimiento personal a través del intercambio de experiencias.

Participación: Motivando las intervenciones en el aula, fomentando el debate y la intervenciones del grupo

TEMPORALIZACIÓN

El curso tiene una duración de 24 horas, distribuidas en 6 sesiones semanales de 4 horas cada una.

 

* Foto del Banco de imágenes y sonidos  sujeta a una licencia Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported (Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual)(CC BY-NC-SA 3.0) 

Modificación RD por el que se regulan las Escuelas de Animación y Educación en el Tiempo Libre Infantil y Juvenil (ASTURIAS)

Con fecha 1 de diciembre de 2016, se ha publicado en el BOPA el Decreto 71/2016, de 23 de noviembre, de primera modificación del Decreto 22/91, de 20 de febrero, por el que se regulan las Escuelas de Animación y Educación en el Tiempo Libre Infantil y Juvenil.

Aquí os dejo un resumen de los principales cambios. Si queréis leer el RD completo, pinchad aquí

etlasturias

Esta modificación, que entra en vigor al día siguiente de su publicación, tiene 4 aspectos importantes:

  • Los aspectos relacionados con la titulación del director/a de la escuela y del profesorado que imparta los diferentes cursos.

Los formadores y formadoras que impartan los cursos deben tener alguna de las siguientes titulaciones: el diploma de Director/a de actividades de tiempo libre, Técnico Superior en Animación Sociocultural o certificado de profesionalidad de Dirección y coordinación de actividades de tiempo libre educativo infantil y juvenil.

Quien dirija la escuela debe estar en posesión de titulación universitaria, además de formación específica relacionada con la educación en el tiempo libre infantil y juvenil (mismas titulaciones que las especificadas para el equipo de formadorxs)

  • Los criterios a adoptar para acreditar la experiencia o conocimientos suficientes en el ejercicio de la educación en el tiempo libre, en caso de acceso a los cursos de director/a de actividades de tiempo libre sin hallarse previamente en posesión del título de monitor/a.

Para optar a realizar el curso de Director/a,  las personas tener como mínimo 18 años y estar en posesión del Diploma de Monitor/a de Actividades de Tiempo Libre Infantil y Juvenil, o acreditar una experiencia o conocimientos suficientes en el ejercicio de la educación en el tiempo libre.

A estos efectos, únicamente serán tomadas en consideración las certificaciones emitidas por personas de acreditada formación y experiencia en la docencia o gestión de actividades de tiempo libre infantil y juvenil respecto a trabajos desarrollados a satisfacción por la persona interesada en campamentos, colonias, acampadas itinerantes o campos de trabajo. Los certificados habrán de acreditar como mínimo un total de trescientas horas en los tres últimos ejercicios.

  • La documentación que debe constar en el expediente de cada alumno/a, que podrá ser requerido por la Dirección General competente en materia de juventud, a efectos de realizar las comprobaciones oportunas.

A) Inscripción al curso.

B) Certificación negativa del Registro Central de delincuentes sexuales.

C) Diploma de Monitor/a, en el supuesto de acceso al diploma de Director/a, o documentación acreditativa de experiencia suficiente para realizar el curso y conformidad de la Dirección General competente en materia de juventud para iniciarlo.

D) Proyecto y memoria de la actividad desarrollada durante las prácticas.

E) Evaluaciones de cada etapa y final del curso, conservándose los ejercicios realizados durante dos años.

  • La documentación que ha de ser remitida con carácter previo al inicio de cada curso a la citada Dirección General, a efectos de garantizar el correcto desarrollo del mismo.

A) Relación del personal docente que vaya a impartir el curso.

B) Relación del alumnado participante.

C) Lugar donde vaya a impartirse el curso.

D) Cronograma de la fase teórico-práctica.

E) Certificación negativa o autorización para que la Dirección General competente en materia de juventud consulte el Registro Central de delincuentes sexuales en relación con el personal docente y alumnado del curso.

F) Acreditación de méritos sustitutivos en el supuesto de alumnado inscrito en cursos de Director/a sin poseer el título de Monitor/a.

Análisis histórico del Ocio y el Tiempo Libre

Cuando imparto sesiones de formación sobre ocio y tiempo libre, a la hora de contar un poco la evolución histórica del término, suele llamar la atención es que digo que tradicionalmente el ocio está destinado a la clase alta y no clase obrera. Cuando les argumento, ya se van dando cuenta, y cuando se leen el material más aún.

Me parece tan importante contemplar esa dimensión del ocio y el tiempo libre como un derecho reivindicado (y a mantener) sobre todo cuando lo tenemos que abordar desde el punto de vista educativo.

Así que he sacado “los apuntes” y os dejo un breve Análisis histórico del Ocio y el Tiempo Libre.

199015_jpg_1

Comencemos…

Según los diferentes momentos históricos han existido diferentes tipos de ocio, o mejor dicho diferentes concepciones de qué es “ocio” y “tiempo libre”. Cada cual con sus propias características según la sociedad, valores, actitudes y expectativas de la gente en ese momento de la historia, por lo que se puede decir que la definición de ocio y el tiempo libre depende de la relación con la época.

La skholé como ideal griego

Skholé significa parar o cesar, con el sentido originario de estar desocupado y por tanto, disponer de tiempo para uno mismo. (Esto coincide con el significado literal de la expresión “tiempo libre”. La Skholé no era un sinónimo de no hacer nada, sino la posibilidad de gozar de un estado de paz y contemplación creadora (dedicada a la theoria, saber máximo entre los griegos) en que se sumía el espíritu.

La disposición de este tiempo fue posible gracias a la estratificación social de los helenos. Solamente unos pocos podían gozar de este tiempo, gracias precisamente a la esclavitud. Esto tiene como consecuencia más inmediata que si según la teoría griega solo el hombre que posee ocio es libre, es posible porque solo el hombre libre puede poseer ocio.

El otium romano.

En Roma encontramos un nuevo concepto de ocio. El ocio consiste en no trabajar, en un tiempo libre de trabajo, que se da después del trabajo y para volver a éste. El ocio es tiempo de ociosidad, no de descanso y de recreo tanto como de meditación.

La novedad en la concepción romana del ocio, consiste en la introducción del ocio de masas. Con ocio para el gran público desocupación y de diversión que permitía un más fácil “control” de la gente. Actualmente es muy parecido, ya que hoy en día también se utiliza el tiempo libre para la evasión social o para trabajar mejor.

En Roma existe el famoso circo romano, y otros espectáculos que daban entretenimiento a los habitantes (Panem et circences)

La concepción de ocio en la Edad Media y el Renacimiento.

En la baja Edad Media y comienzos del Renacimiento encontramos otro sentido del ocio. El tipo de ocio que surge está inspirado en un espíritu lúdico clasista. Consiste en la abstención de trabajo y en la dedicación de actividades elegidas libremente tales como la guerra, la política, el deporte, la ciencia o la religión.

La vida ociosa es un indicador de una elevada posición social. Lo importante es que el empleo de un tiempo de ocio se va convirtiendo en un signo exterior de nobleza , contrapuesto al servil tiempo de trabajo, señal de sumisión, lo que va creando mayores diferencias entre las clases sociales, y se empieza a volver por consiguiente en una demanda cada vez más importante dentro del pueblo llano.

La concepción del ocio en la Edad Moderna.

Los postulados sobre el valor ético y religioso del trabajo defendido en Europa por la ética reformista del calvinismo y las rígidas doctrinas del puritanismo ingles, a partir del s.XVII, dan un nuevo sentido al ocio, La nueva concepción considera que el ocio es un vicio personal y social (con la Iglesia hemos topado).

El ocio pasa a ser entendido como lo contrapuesto al trabajo. El trabajo es productivo; el ocio es improductivo. El protestantismo suprimió el culto a los santos y con ello los días de fiesta dedicados a ellos, que pasaron de este modo a ser productivos. El movimiento puritano restringió los placeres y las distracciones, y miro mal la práctica de la educación física y los deportes.

El ocio y la revolución industrial. 

Con la llegada de la revolución industrial la jornada de trabajo en lugar de disminuir aumenta. El tiempo de trabajo diario aumenta para hombres, mujeres y niños. Todo ello implica que las masas trabajadoras tomen conciencia de esta situación e inicien un movimiento reivindicativo.

En esta época se da un fenómeno importante, como es el que se reconozca que existe tiempo libre, y que cada uno debe disfrutar de ese tiempo libre, así que en el año 1948, la Asamblea de las Naciones Unidas aprueba la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Esta declaración proclama en su artículo 24 “el derecho al disfrute del tiempo libre”.

Así que recordad que el ocio y el tiempo libre es un DERECHO, porque no os son de hecho ;O)

Condiciones que favorecen la Participación

¿Que condiciones deben darse para favorecer la Participación? Aquí os dejo algunas…

20161023_123650

  • Una cultura de Participación en el contexto (que haya asociaciones, colectivos, tradición de participar etc.)
  • Experiencias positivas de Participación en las que se ha conseguido lo que se pretendía gracias a la acción conjunta de personas o grupos.
  • Momento social favorable a la Participación: que no haya rechazo a la participación social sobre temas comunes.
  • Momento político favorable: que exista disposición política hacia el debate y el contraste para tomar decisiones sobre lo colectivo..
  • Voluntad política: Que se promueva que la sociedad participe de forma real.
  • Disposición individual y colectiva a organizarse ante una realidad concreta.
  • Percepción común sobre la necesidad de cambios en una realidad concreta.
  • Percepción de consenso sobre en qué sentido debe cambiar la realidad.

 

y tú ¿qué crees que favorece la Participación?

Libro: “Una vida truncada: historia de una familia que luchó por las libertades”

El próximo miércoles 26 de octubre a las 19:00 horas en el salón de actos  de la Casa de Cultura de Posada de Llanera, se presentará el libro “Una vida truncada: historia de una familia que luchó por las libertades” de Raquel de La Peña.

14705701_10210479058069347_8325773114991188019_n

Ahí se cuenta la historia (dura) de mi bisabuelo. Su tiempo fuera de España, la vuelta, el estar escondido del régimen porque si no se lo ventilaban (cosas que pasaban en este país y viene bien recordar)

Con ganas de ir, escuchar, aprender, recordar…

Blog de WordPress.com.

Subir ↑