JAVIER RAMOS – 27-04-2011

Alberto tiene 22 años y lleva algo más de tres meses en la calle. “Antes vivía con mi madre en Plaza de España, en un piso alquilado, pero cuando ella murió tuve que dejarlo”. Ahora pasa los días en la Gran Vía madrileña, entre la dureza de la acera y la sordidez del cajero en el que duerme. Este joven madrileño que estudió carpinteríaafirma no tener más familia que un hermano “que ha caído en la droga” y unos tíos que no quieren saber nada de él. Aprovecha las estaciones de Metro para cargar el móvil y así poder recibir las llamadas de su ex novia, quien de vez en cuando le proporciona ropa. “Pero no me puedo quedar en su casa, claro, tengo que estar en la calle, además sus padres no quieren que vaya allí”, admite.

Alberto es una de entre las 550 y 700 personas ‘sin hogar’ de Madrid, según las últimas estimaciones del Ayuntamiento y varias entidades sociales. Cuando se quedó sin el piso donde vívía, su primera opción fue buscar un albergue donde pasar las noches. “Fui a ‘La Cristalera’, en el Paseo del Rey. Tenía 40 plazas, así que tuve que hacer cola, entramos 40 y el resto se quedó fuera”, comenta este joven. “No había camas, dormí en un sillón muy incómodo y a las siete de la mañana tuve que salir de allí”.

En el albergue donde durmió Alberto no había plazas para todos. Hecho que coincide con la opinión de dos personas que mantienen un contacto estrecho con este colectivo y que contrasta con el parecer del alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, quien propuso la creación de una ley estatal que permita a los ayuntamientos retirar de las calles a los indigentes.

LISTAS DE ESPERA

El regidor afirmó que “todo aquel sin techo que duerme en la calle lo hace por voluntad, no por necesidad”. No es la opinión de Enrique Cuesta, coordinador del proyecto contra la exclusión de Acción en Red, quien lleva 14 años asistiendo de forma voluntaria a personas ‘sin hogar’. “No hay recursos para todos, Gallardón miente de forma consciente. Hay 1345 plazas y en los albergues hay listas de espera”. El Alcalde sostiene que Madrid cuenta con 1.800 plazas para este colectivo. La diferencia entre ambas cifras tiene su origen en la ‘Campaña del Frío’ que pone en marcha el Consistorio hasta el 31 de marzo. Aunque, según comenta Alberto, éste acudió al albergue de ‘La Cristalera’ en plena operación contra las bajas temperaturas, y aún así hubo gente que se quedó fuera.

Andrés Gabaldón es psicólogo y director técnico del albergue madrileño San Juan de Dios, quien abunda en la tesis de Enrique sobre la escasez de plazas, situación que se recrudece “una vez terminada la ‘Campaña del Frío”. Enrique, quien desarrolla su labor voluntaria los fines de semana con los ‘sin techo’ del centro de Madrid, habla de la forma de proceder del Ayuntamiento una vez que ha terminado esta operación que coincide con las bajas temperaturas. “Solo trasladan a la persona a un recurso si se trata de una ‘situación de emergencia’, por ejemplo si acaba de salir de hospital”. Según explica, si no se trata de casos de esta índole el solicitante tiene que “buscarse la vida”; además, este voluntario afirma que los indigentes trasladados a estos recursos ‘de emergencia’ están condenados a abandonarlos a los pocos días. A pesar de ello, Enrique reconoce que en los servicios del Ayuntamiento de atención a este colectivo hay “profesionales muy vocacionales” pero “con pocos medios”.

Alberto no quiere frecuentar más los albergues, a pesar de que fueron su primera opción cuando se quedó en la calle. “Un día, al salir de ‘La Cristalera’, cuando me había alejado un poco, un grupo de personas se me acercó, me pegó y me quitó una maleta con toda la ropa que tenía”, desarrolla preocupado. “Desde entonces prefiero dormir en un cajero a que me vuelvan a robar lo poco que tengo”. En esa maleta, Alberto tenía todas las pertenencias que pudo coger de su casa de alquiler cuando se vio obligado a abandonarla. Ahora cuenta con una mochila discretamente abultada, mientras va vestido con un raído pantalón de chándal y una camiseta. A pesar de estar en pleno mes de abril y lucir una tarde soleada, Alberto no deja de tiritar hasta que una señora se acerca a él y le regala un abrigo rojo que el madrileño se enfunda en un santiamén.

UN 50,8% HA SIDO VÍCTIMA DE ALGÚN DELITO

“Una de las ideas que se tienen de las personas ‘sin hogar’ es que son criminales, vagos y maleantes, cuando justamente es al contrario, son ellos los que son víctimas de delitos”, sostiene el director del albergue San Juan de Dios, que aloja entre sus muros a 140 hombres. Uno de los últimos estudios publicados sobre las personas ‘sin techo’ que viven la capital madrileña, realizado en abril de 2008 y coordinado por tres profesores universitarios, apunta que el 50,8 % de los indigentes ha sido víctima de algún tipo de delito. Este trabajo también pone de relieve la juventud de una buena parte de este colectivo. Un 20,7 % tenía menos de 31 años, y el 47% del total era de nacionalidad española; como Alberto.

La propuesta de Ruiz Gallardón llegó también a oídos de Alberto, quien invita al alcalde a que conozca “de verdad la realidad” y a quien le parece “una barbaridad” el deseo del regidor madrileño. Las polémicas declaraciones de Gallardón fueron realizadas en presencia del presidente de la Asociación de Comerciantes de la Gran Vía, Florencio Delgado, que calificó a los personas que duermen en la calle de “pedigüeños que campan a sus anchas”.

Sebastián Sánchez Lorente es abogado especializado en extranjería, asilo y refugio. Este letrado sostiene que “no se puede encerrar a nadie en contra de su voluntad”, pues supondría una “privación de su libertad”, además atentaría “contra la libertad ambulatoria”. Solo “la comisión de un delito o motivos psiquiátricos podrían contradecir esto”, prosigue. “Una cosa es pedir a 80 personas que están acampando en Plaza de España que se vayan por motivos de orden público, pero eso no se puede hacer ni con una persona ni mucho menos obligar a nadie a estar en un determinado lugar”. Contra la idea del alcalde de Madrid también alzó la voz el colectivo que agrupa a distintas organizaciones que trabajan con personas ‘sin hogar’ (FACIAM). Un comunicado de este ente recalca que las palabras del gobernante vinculan a los ‘sin techo’ con conceptos como”delincuencia y violencia”.

¿POR QUÉ SE TERMINA EN LA CALLE?

La familia y el trabajo fueron los principales factores que causaron que Alberto terminara en la calle. Ello encaja con la explicación que el psicólogo y director del Albergue San Juan de Dios ofrece en relación a este problema. “Pueden fallar aspectos personales, como por ejemplo que se tenga una enfermedad o una psicopatología, o que falle la red familiar; también pueden ser problemas estructurales como la falta de empleoy problemas de relación, como la ausencia de habilidades sociales”.

Según el estudio realizado en 2008 antes citado, el 22,6% afirmaba que el desempleo fue el principal agente que influyó en su situación, mientras que un 21,1% sostuvo que el gran escollo fueron los problemas familiares.

En este sentido, el 51,9% no tenía contacto con su familia o carecía de ella, aunque por otro lado, un 24,7% del total declaró que estaba casado o formaba parte de unapareja de hecho.

VOLUNTARIADO

A pesar de todo, salir de la calle es posible, tal y como espera Alberto, quien confía en“recibir una pensión, poder alquilar una habitación, asearme y salir a buscar trabajo”. Este es el objetivo de los colectivos y recursos que trabajan con las personas ‘sin hogar’. Enrique Cuesta, miembro de Acción en Red, explica que cada fin de semana miembros de esta organización salen a la calle “para hacer algo tan simple pero tan necesario como charlar con estas personas”, además de preguntarles si necesitan algo y proporcionárselo, informarles sobre recursos y trámites administrativos y darles alimento. Alberto muentra ufano la libreta que un grupo de voluntarios nocturnos le proporcionó, con información sobre albergues, comedores o distintos servicios como aseoría jurídica, mientras afirma convencido: “Esas personas son las que más me ayudan, me dan de comer, me hacen compañía y me informan de cosas útiles.”

Por su parte, el trabajo de Andrés Gabaldón consiste en proporcionar cobijjo y las herramientas necesarias a las personas que duermen en el Albergue San Juan de Dios para “encontrar una alternativa”. Según apunta, “puede ser un pequeño trabajo o una pensión con la que pagarse una habitación”, pero no niega que la situación de algunos de los hombres a los que asiste es difícil, ya que como resultado de vivir durante largo tiempo en la calle “pueden tener un gran deterorio psicosocial”.

En este centro también hay voluntarios que colaboran. “Vienen dos horas semanales y realizan labores de acogida, acompañamiento, les atienden con la cena, están en el ropero,” explica Ándres, quien también incide en la importancia de desarrollar talleres para la adquisición de habilidades sociales, autoestima o asertividad para lograr el progreso de estas personas..

SOLUCIONES

Tanto él como Enrique apuntan que se debe cambiar la manera de afrontar este problema. Por una lado, “ofreciendo más recursos y mejores”, sostiene Andrés, mientras que por otro, “es muy importante la prevención, evitar que se llegue a estar en la calle”, explica Enrique. “En otros países se está atento a si una familia encadena impagos, para que el estado pueda reestructurar su deuda, cualquier cosa menos que termine en calle”.

De igual manera, terminar en la calle era lo último que quería Alberto, pero no vio “otra salida” Confía en salir pronto, y, según comenta, está pendiente de una pensión para personas en su situación, “aunque tarda tres o cuatro meses en tramitarse”. En un momento dado, la señora que furtivamente se acercó a él y le brindó su chaqueta, le comenta: “Creo que han aumentado la edad para cobrar una pensión de orfandad hasta las 25 años, tienes que mirarlo”. A Alberto parecen iluminársele los ojos, quizá con la esperanza de que sus tres meses en calle se alejen cada vez más de convertirse en una estancia indefinida.

javier.ramos@elreferente.es

Este reportaje participa en los Premios de Periodismo Solidario de Canal Solidario, si quieres ayudar a que gane, pincha en este enlace y pulsa ‘me gusta’ o haz retweet en la página que se abre. 

Visto en: El Referente.
Anuncios