Y ya está, se ha terminado. Después de 14 días intensos participando en el programa Clinic Joven Emprenda, toca asimilar todo lo aprendido, ordenar las ideas, descansar y seguir hacia delante.

No voy a hacer una gran entrada melancólica, ni tratar de relatar todo lo vivido (son 14 días que dan para un blog entero); pero si quiero dejar constancia de las personas con las que he compartido esta experiencia, cada uno/a de su padre y su madre, con proyectos algunos similares y otros totalmente diferentes, pero todos ellos, unos grandes, por echarle huevos u ovarios y decidir querer hacer “algo más”

Y para dejar esa constancia, vamos con una foto (¡Fotón!, que salimos muy guapos jeje).

Clinic 2013

Y si me tengo que quedar con algo (además de las personas, que siempre son lo que más importa) es con una frase que escuché el primer día: “Emprender no es un trabajo, es una actitud”

Anuncios