Diciembre… El turrón ya seguro que se nos sale por las orejas, puede que ya hayamos escuchado villancicos de más y hasta que nos hayamos quejado de que luces de navidad más guapas, feas, iguales o caras nos han puesto en el barrio, y es que estamos en el último mes del año. Y nos toca conocer al 12º animador, al que le toca cerrar este 12 meses, 12 animador@s.

Os dije que cerraba esta iniciativa volviendo a la tierrina, a casa, y  nunca mejor dicho, porque a quien os traigo este mes, es mi hermano mayor (no el de la tele ¿eh?… de verdad, al menos hasta donde nos dijeron nuestros padres), el mediano de los 3 que somos. Ya os había hablado de él, y como desde mi perspectiva fue el “primer animador” que conocí, me parecía de recibo dejar que os contara su visión del tema. Podría decir muchas cosas buenas y alguna no tan buena (cosas de hermanos jajaja), pero me quedaré (además de con su mismo peinado) con comentaros que espero vivir y trabajar toda mi vida con la misma pasión y lealtad que él.

Os dejo con mi hermano…

Jose Ramón “Monchu” García González Díaz Azpicueta (Gijón)

Emprendedor social politizado, ideologizado y un poco friki al que le gusta el cine, el baloncesto, la literatura de antihéroes, la cerveza y la carne con ensalada… Todo ello con buena compañía para charlar o para estar.  ¡¡¡Ah, si!!! y soy más de Facebook, que de Twitter, 140 son pocos caracteres para mi 😉

14355184_10210934022931179_4561740960703196100_n

La gran pregunta ¿Qué es para ti la Animación Sociocultural?

Un medio para transformar la realidad y hacerlo de manera sostenible, es decir, perdurable. Eso se hace con la participación trascendente (la hay de otra forma si realmente es participación y no asistencia ???) de las personas que están en el entorno comunitario donde intervienes.

Y te dedicas a esto por qué…

Yo no soy un animador vocacional, soy un inconformista natural y aunque mis primeras acciones de transformación social se dieron a través de esta profesión, creo que el medio “Animación Sociocultural” es una herramienta metodológica de primer orden para poder llevar a cabo una trasformación social determinada de forma sostenible, como ya dije antes

En la actualidad, ¿trabajas en algo relacionado con la ASC?

Por supuesto, soy concejal del Ayuntamiento de Gijón por el Partido Socialista Obrero Español. La política institucional solo tiene sentido para mi, si se hace como expresión de lo comunitario y desde ese punto de vista, yo hago lo que siempre he hecho, trabajar mediante el dialogo y en ocasiones la confrontación con las personas para construir en común.

La mayor parte de mi tiempo lo consumo en conocer el día a día de las personas y entidades que trabajan en mis ámbitos de responsabilidad, para intentar tejer redes y encontrar sinergias que permitan avanzar a las personas y colectivos desde un punto de vista de sociedad civil organizada en convivencia colaborativa.

En definitiva intento en el conjunto de la sociedad de Gijón, como en se hace en las organizaciones más pequeñas, conjugar los intereses, necesidades y egoísmos de los individuos y colectivos para que sumen en el bien común.

La ASC como ámbito profesional, ¿qué opinión tienes sobre ello?

En este sentido, tengo que reconocer que hago diferencias entre quien se dedica al ocio que es parte del contenido profesional y quien hace ANIMACIÓN, ASÍ CON MAYÚSCULAS.

Para mi la ASC solo tiene sentido desde una visión política de la vida, que busca Ver, Juzgar y Actuar sobre la realidad y ahí el ocio y otras estrategias de la profesión, son medios para conseguir fines educativos o de transformación social, no un fin en si mismo. Yo respeto absolutamente todas las profesiones, pero para mí la ASC, trasciende lo que podría considerarse exclusivamente una profesión.

¿Qué mejorarías de la formación que recibimos los animadores y las animadoras?

Yo profundizaría mucho más en la importancia del análisis crítico de la realidad y en la necesidad de una revisión constante de lo que se hace. También acentuaría mucho más las visiones teóricas de la intervención comunitaria y relegaría lo que son herramientas, para esos fines al plano secundario que merecen.

Desde mi punto de vista si un o una animadora sociocultural, no es transformadora o transformador consciente, no es animación sociocultural lo que hace. Puede ser dinamización lo que hace,  puede incluso transformar con sus acciones, pero no es animación si no lo hace conscientemente.

La idea de estas entradas era visibilizar a otros animadores/as, algo que nos quieras contar…

Podría contaros batallitas del abuelo cebolleta, o unos chistes, pero ni soy muy gracioso, ni creo que la gran anécdota o la gran batalla se haya dado aun en mi vida, así que lo dejo para cuando se de… Y las batallitas vividas hasta ahora para los momentos de charla, con o sin cerveza.

¡¡¡¡ SALUD A TODAS Y TODOS !!!!

 

¡Gracias por participar! Te lof yu broder!

Y hasta aquí el 12 meses, 12 animador@s, la semana que viene os contaré que se me ha ocurrido hacer con todas estas entrevistas, para darles utilidad. Y a ver que se me ocurre para el 2017.

#12Meses12Animador@s

Anuncios