AnimaNómada, dícese del animador que para trabajar hace más kilómetros que el tren Gijón – Alicante… y/o trabajando de un lugar a otro. Osea un servidor. Pero a las 00:00 h me he quedado oficialmente de… ¡vacaciones! Y qué falta me hacen.

Como os conté en una entrada pasada, me había pasado un año viviendo (y 19 meses trabajando) en Llanes y este mayo se acababa el proyecto y tocaba volver a Gijón.

Lo que se me había quedado en el tintero, era que la tranquila mudanza y el tiempo de reajuste para ubicarme, comenzar la búsqueda de empleo, se quedó en pocos días, y desde ahí todo fue muy deprisa  o con sorpresas inesperadas como la muerte de mi coche… (pero eso es la vida, emoción y caos jajaja)

20170424_194549

Así que con la intención de cerrar la temporada estival y dejar un testimonio más de la vida laboral de un animador, os cuento como me han ido estos 3 meses:

 

Antes de finalizar por el oriente tuve una entrevista de trabajo para Emaús fundacion social, en la que resulté seleccionado para trabajar como mediador comunitario en un nuevo proyecto de intervención socioeducativa y familiar en una comunidad de viviendas públicas en Pola Siero.

 

Proyecto nuevo, entidad nueva, compañerxs nuevos… un reto que me ha encantado asumir. Ahora que ya vamos por la mitad del proyecto, toca descansar un poco y volver con ideas frescas.

No llevando ni tres días en el nuevo trabajo, me llamaron de Cruz Roja para cubrir una baja como técnico en un proyecto de envejecimiento activo. Al final además de la baja me alargaron un poco más el contrato para seguir haciendo actividades del departamento de salud, socorros y emergencias.

Ahora me toca coger las vacaciones generadas, pero a la vuelta se habrá terminado este trabajo.

 

Haber asumido estos dos empleos han hecho que tuviera uno de los veranos más intensos en el plano laboral, sobre todo en cuanto a horarios. Cuando no estaba en uno, estaba en el otro y vuelta a empezar… así hasta haberme hecho en estos 3 meses unos 6000 km de coche y una media de 10 horas diarias de trabajo (¿véis cómo necesitaba las vacaciones?) Aún así, estoy encantado de que me formar parte de esos proyectos.

Pero como os contaba al comienzo de la entrada, estoy de… ¡vacaciones! A descansar se ha dicho.

A la vuelta toca seguir trabajando como mediador, y seguro que enrolo en algún chollo más de AnimaNómada.

Salud ;O)

 

 

 

Anuncios